Loader
Romper la pared con una nariz de payaso
163
post-template-default,single,single-post,postid-163,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Romper la pared con una nariz de payaso

por Santiago Carrillo

Ezequiel García Faura es actor de clown y también enseña en el centro cultural Espacio Tutuca

El clown es un género teatral moderno y unipersonal, que tiene como característica principal la interpretación de un payaso que utiliza la máscara más pequeña, la de la nariz. Además, rompe con la denominada “cuarta pared”, que es la del público: se trabaja constantemente en la interacción con los espectadores mediante improvisaciones de todo tipo.

Ezequiel García Faura, profesor de clown en el centro cultural “Espacio Tutuca”, en la localidad bonaerense de Don Torcuato, explicó que la técnica principal parte de la idea de “recuperar el niño interior de cada uno”.

“La dinámica del clown sería el juego”, dijo Faura en relación a que el actor va chocando con la realidad sin prejuicio por lo que realiza, y dejándose llevar por el impulso donde lo hace partícipe al público, “que es quien delinea la obra”. Por este motivo el profesor también consideró que este género teatral es “súper liberador”.

Por otro lado, Faura afirmó que el clown “es universal” ya que es disfrutado por todas las edades: “El adulto se va a quedar con lo que ve y transmite el payaso, a partir de sus experiencias de vida”, dijo Faura, “mientras que el niño ríe por el enclave cómico”.

Igualmente, Faura fue fehaciente en decir que el clown no solo trabaja con el humor: “el intérprete todo el tiempo quiere ser un héroe y nunca lo consigue. Eso hace que la gente lo ame”, remató. En este sentido, el actor juega con sus miedos y vulnerabilidades, sin dejar que lo afecte y viviéndolo como un juego.

Faura, afirmó que el clown creció “enormemente” en los últimos cinco años y que “está muy de moda”. Habiendo diversos festivales en el país, precisamente Buenos Aires funciona como epicentro tanto a nivel de espectáculo como formativo para extranjeros. Uno de los sitios que Faura recomendó para vivir el clown es el teatro alternativo “No Avestruz”, en el barrio de Palermo sobre la calle Humboldt 1857, donde hay obras todos los domingos a las 21.

No Comments

Post A Comment