Loader
Insurgente
5098
post-template-default,single,single-post,postid-5098,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Por Micaela Petrarca

Siento ásperas tus manos
y veo toda tu energía transformada en rabia,
una rabia infinita que me corta la respiración.
Me regalas una mirada inmersa en odio.
Todavía no quiero responderme por qué,
todavía no sé para qué.
Mi cuerpo se volvió ambiguo de tu desgarrado desprecio,
te irritó mi obediencia y mi desesperación
y me desnudaste frente a la humillación.
Pero en tu miedo violento resurgí inmensa,
porque pude deteriorar mi alma
regalarte mi postración
y dejarme caer al abismo.
Pude intentar competir contra tu furia
y escupir el mismo veneno.
Pude dejar crecer un tumor recio y pujante
que arraigo hasta desvanecerme la psiquis.
Pero no puedo abandonarme y someterme a tu cobardía,

Porque no quiero cederte la conquista de mi existencia.

Artista anónimo

 

No Comments

Post A Comment