Loader
El riesgo de una sociedad sin libros
1985
post-template-default,single,single-post,postid-1985,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

El riesgo de una sociedad sin libros

Por Santiago Carrillo

Así como la tostada de las mañanas no cae siempre del lado de la mermelada, también puede suceder que un funcionario del macrismo no reniegue de la pesada herencia y agrade de las continuidades. Se trata de Leandro de Sagastizábal, Presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), organismo dependiente del Ministerio de Cultura, que el próximo 5 de mayo otorgará 25 millones de pesos a 1026 bibliotecas, en el marco de la Feria del Libro para la compra de ejemplares y cubrir todos los gastos para las que viajan desde el interior. “Gran parte del trabajo de los últimos meses ha consistido en profundizar las cosas que se hicieron bien”, dijo en relación a su predecesora Ángela Signes. De Sagastizábal fue Gerente Editorial de Eudeba y director de la carrera de Edición de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA: un hombre que entiende al libro como principal constructor de la sociedad y que teme por la crisis que atraviesa a la producción editorial.

leandro de sagastizabal1

Leandro de Sagastizábal, Presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP)

En la actualidad, la Argentina produce 55 mil libros menos por día con respecto al año pasado: una caída total del 25 por ciento en la industria. La estadística de Martín Gremmelspacher, presidente de la Fundación del Libro, que citó el pasado jueves en la apertura de la 43 Edición de la Feria Internacional del Libro, es uno de los reflejos más inquietantes de la crisis económica nacional por el riesgo de una sociedad sin libros.

Los mayores afectados son las editoriales más pequeñas que manejan costos proporcionales mucho más altos que los grandes sellos. Pero paradójicamente, son los que sostienen la circulación literaria: el 90 por ciento de las publicaciones son conformadas por las editoriales independientes, según el último informe realizado por la Cámara Argentina de Publicaciones. Su desafío más grande es seguir existiendo porque imprimir libros es cada vez más difícil, afirmó Josefina Bianchi de la Editorial Bajo La Luna, que constituye junto a otras 14 firmas el stand Todo Libro es Político y que fueron ganadores del mejor stand colaborativo 2015 de la Feria del Libro. “Si los precios aumentan cada vez más y la gente no puede comprar libros, las editoriales se funden y los puentes de la cultura se autodinamitan. Sin libro no hay un futuro posible”, dijo.

Marcos Almada y Lorena Iglesias del stand La Coop, formado por 15 editoriales, dijeron que los sellos independientes no solo editan libros, sino que también “ponen en juego a un montón de autores nuevos”. “Los publicamos porque nos interesa su mensaje, aunque venda mucho menos”, aseveraron y contaron que los propios escritores también son gestores porque trabajan en conjunto para la circulación de los libros.

1

Foto: Santiago Carrillo

Almada dijo que las editoriales independientes atraviesan un momento histórico y que su fuerza se la deben a la unión. Este año junto a la editorial Godot conformaron el Frente Editorial Latinoamericano para tener un stand en conjunto y difundir a autores de la región. Por su parte, Bianchi se animó a confesar que poseen la más grande variedad de publicaciones con la temática de género.

Pero por otro lado, en los sectores más marginales del país hay un Estado que promueve la lectura: Conabip invertirá alrededor de 25 millones de pesos en el marco de la Feria del libro. Por segundo año consecutivo asistirán bibliotecas –en su mayoría asentadas en territorios vulnerables como villas de emergencia- de todo el país que conformaran un total de 1026, el próximo 5 de mayo. Todas tendrán 13 mil pesos para la compra de ejemplares –con un 50 por ciento de descuento en muchas editoriales- y las del interior obtendrán un subsidio para cubrir la totalidad de gastos en pasajes, alojamiento y alimentos.

2

Foto: Santiago Carrillo

Leandro De Sagastizábal, Presidente de Conabip, dijo en diálogo con Colibrí Revista que “la lectura es la única vía posible para tener una vida agradable, con crecimiento e inserción laboral”. Sin un Estado presente, sería “posible y deseable la cultura”, dijo De Sagastizábal porque explicó que las bibliotecas populares son generadas y sostenidas por las propias comunidades, desde hace más de cien años. “Pero con la presencia de un Estado que las fortalezca será mucho mejor”, confirmó.

Sagastizábal no se considera un marcador de cambio y admite que es partidario de las continuidades. Aunque ha hecho sus incorporaciones, además de extender el subsidio para las bibliotecas del interior, como el programa Socios de la Lectura que consiste en la recuperación del valor patrimonial de la biblioteca popular. “Queremos vitalizarlas en comunicación y vínculos con las comunidades para visibilizarlas aún más”, detalló.

No Comments

Post A Comment