Loader
Los trabajadores de Pepsico realizan una movilización al Ministerio de Trabajo
2725
post-template-default,single,single-post,postid-2725,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Los trabajadores de Pepsico realizan una movilización al Ministerio de Trabajo

Por Colibrí Revista

Los despedidos de PepsiCo son cerca de 600. Se enteraron el 20 de junio del «cese de operaciones» que los «libraba de brindar servicio» por un cartel pegado en la puerta de la fábrica en Vicente López. La planta, que producía papas fritas, Doritos, Cheetos y maníes entre otros snacks, cerró en el medio de una crisis industrial inminente, fomentada por la apertura de la importación. A partir de ese momento, los trabajadores tomaron el lugar que había sido su fuente de trabajo hasta el pasado jueves 13 de julio, cuando fueron desalojados brutalmente. Dos horas después, la Cámara de Trabajo ordenó a la empresa reincorporar a los trabajadores.

Camilo Mones, delegado sindical de PepsiCo, convocó a través de un video con sus hijas a la movilización: «Contra los despidos, contra la represión, por los puestos de las trabajadoras y trabajadores de Pepsico. Por nuestras familias, seguimos en lucha». La medida se decidió en plenario sindical en el Hotel Bauen, donde estuvieron presentes dirigentes de Ctera y CTA, ATE, Foetra, Metrodelegados, Judiciales, Sutna, AGD, Ademys, Suteba y comisiones internas de Kraft Victoria, Unilever, Línea 60, Felfort y del parque industrial de Zárate, además de referentes políticos del Frente de Izquierda y de Unidad Ciudadana.

Apoyados por otros sindicatos y partidos políticos, los trabajadores despedidos por la multinacional PepsiCo, habían tomado la planta a fines de junio y fueron desalojados por la Gendarmería y la Policía bonaerense. El operativo conjunto fue defendido por el Presidente, Mauricio Macri, y los ministerios de Seguridad Nacional y Provincial. Pero dos horas después del desalojo, la Cámara del Trabajo ordenó a la empresa a reincorporar a los trabajadores, siendo que no había cumplido con el procedimiento legal correspondiente.

La sala sexta del tribunal concedió una medida cautelar con el argumento de que la empresa no había cumplido con el llamado «procedimiento preventivo de crisis», por lo que no estaba habilitado a despedir a nadie. Dicho trámite se realiza a través del Ministerio de Trabajo, donde se debe demostrar que se sufre una crisis económica y ofrecer una propuesta a los trabajadores. PepsiCo no avanzó en ese proceso, y los trabajadores despedidos señalan que, dada la decisión judicial, está demostrado que el brutal operativo de desalojo se podría haber evitado.

Aunque la medida cautelar refiere a los despedidos que iniciaron acciones penales, Edgardo Moyano, abogado representante de la Comisión Interna de las trabajadoras y los trabajadores de PepsiCo, aclaró a La Izquierda Diario que el reclamo es que la empresa reabra sus puertas para el conjunto de los trabajadores afectados por los despidos.

FotoGalerìa Colectiva: Los puños en alto, las manos entrelazadas, los compañerxs viejxs que acompañan la lucha, la mirada clavada en el horizonte, los pies que marchan y marchan, marcha, marcha marcha!! Compartimos algunas imágenes capturadas desde los ojos de Romina Morua Luciano Dico y Nadia Avedissian, de la masiva movilización del dìa de ayer encabezada por los trabajadores y las trabajadoras de Pepsico en repudio al ajuste, los despidos y la represión.

 

 

Sobre el conflicto

Según la empresa, la planta ubicada en la localidad de Florida en el partido bonaerense de Vicente López era «inviable» por cuestiones logísticas y operacionales.

pepsico_cartel.jpg_327247453

Anuncio de cierre de planta, colocado en la entrada de la empresa el 20/06/17

Sin embargo, es claro el hecho de que PepsiCo Argentina no está quebrada. Facturó en 2016 $ 4.800 millones, un 26% más que en 2015. Sí es clara la iniciativa de aminorar costas y acrecentar ganancias. La filial Vicente López y la sucursal Mar del Plata compartían una conformación estructural idéntica, formada por alrededor de 600 trabajadores. De los trabajadores de Florida, ya conocemos su destino. De los de «la feliz», sabemos que doscientos están tercializados.

El cierre se da en el contexto de una Argentina donde el desempleo subió al 9,2% -según el INDEC- en el primer trimestre de 2017. Esto representa a 1,15 millones de argentino/as afectados, es decir, 212 mil desocupados más que en el relevamiento previo del último trimestre de 2016.

PepsiCo Argentina cuenta con dos líneas de producción: PepsiCo Bebidas, fundada en 1959, y PepsiCo Alimentos, que ingresó al país durante el gobierno de Menem, en 1993.  La empresa comercializa Lay’s, Twistos, Quaker, Doritos, Toddy, Pop Korn, Pehuamar, Cheetos, Pep y 3D. Y en cuanto a su línea de bebidas, produce gaseosas, aguas saborizadas, jugos, isotónicos y energizantes como Pepsi, 7Up, Gatorade, Paso de los Toros, Mirinda, H2Oh!, Propel, Tropicana, Sobe Rush, Twister y Green.

No Comments

Post A Comment