Loader
¡Aparición ya! #SantiagoMaldonado
3141
post-template-default,single,single-post,postid-3141,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

¡Aparición ya! #SantiagoMaldonado

Nota : Irina Pilosoph Postan                                                                                                               Producción Fotográfica y texto: Paula Colavitto                                                                                                 

La figura del desaparecido se presenta en la fotografía, como un 4to tiempo donde el pasado y el presente se combinan. El espectro remite a una muerte que no se termina de concretar, a una vida puesta en suspenso. Es una ausencia latente, constante, como lo es la fotografía. En el tiempo del desaparecido los cuerpos se vuelven esencia, flujos de vida y lucha. No vamos a dejarlo desaparecer, traemos el espectro de Santiago Maldonado, intentamos darle forma, sabemos que está vivo. No vamos a dejarlo en el olvido, somos las voces que lo ayudan a seguir gritando. A él, a Luciano, a Lopez, a Nadia y a todas las pibas victimas de trata.. a los 30,000.

Ayer por la tarde, en una Plaza de Mayo desbordada, miles de personas exigieron la aparición con vida de Santiago Maldonado y reclamaron al Presidente Mauricio Macri y a la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que asuman su responsabilidad y cumplan con las indicaciones del Comité contra la desaparición forzada de la ONU. La fotografía de Santiago era la bandera. La consigna: el pedido de aparición con vida y el castigo a los culpables. Una vez más.

Como puede ser que estemos hablando otra vez de desaparecidos por parte del Estado, cómo puede ser que con todo lo que lucharon nuestros hijos y nuestros nietos tengamos que estar pidiendo por la aparición con vida de una persona ¿Qué carajo vota esta gente?”, se lamentó una señora mientras los ojos se le humedecían de angustia y de bronca. Otra mujer, en un pequeño gesto de solidaridad característico de las marchas, le alcanzó un pañuelo.

Desde el escenario Esteban Maldonado, hermano de Santiago, agradecía una y otra vez el acompañamiento de los organismos de derechos humanos en la búsqueda y el apoyo de quienes están en la plaza. “No sabía cómo agradecerles, hasta que encontré uno de los escritos de mi hermano que voy a leerles”, expresó Esteban, antes de compartir un ensayo. En el borrador, Santiago denunciaba las relaciones de explotación y dominación propias de la sociedad capitalista el control social ejercido por el Estado “Gran Hermano, Dios que todo lo ve y todo lo sabe”para mantener y reproducir esa opresión.

Hola querida población. Somos el gobierno. Somos tu gobierno. Somos los que sabemos de tu vida a cada segundo. Cada minuto. Cada hora. Cada día. Cada instante que pasa por tu reloj y tu cabeza. Te decimos cómo tenes que vivir. Somos los que premiamos a los represores y a los torturadores y castigamos a los que no son como queremos que sean”, había escrito el joven. También denunciaba que nos hablan de la inseguridadNos dicen que los delincuentes son la causa de todos nuestros males pero nadie se cuestiona el origen de los problemas”.

Esteban terminó de leer el documento. Y ante una plaza cada vez más colmada condensó la emoción colectiva cuando exclamó: “Santiago te quiero ver. Estoy orgulloso de vos. La voy a pelear hasta el final, me importa un carajo lo que me pase. Quiero a Santiago con vida”.

Ahora, ahora, resulta indispensable                               Aparición con vida y castigo a los culpables

1 Comment

Post A Comment