Revista Colibri | Porno Criollo: portadores de lo prohibido
4615
post-template-default,single,single-post,postid-4615,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Porno Criollo: portadores de lo prohibido

En nuestra temática de DISIDENCIAS:

¿Por qué “disidencias”?

Entrevista a Ja Ant
Por Paula Colavitto y Alana Rodriguez

67

Javier Antrejo, mejor conocido como Ja- Ant, fotógrafo pionero y creador del “Porno criollo”.  Fotografo de  la praxis que eterniza en su lente lo prohbido.  Mezcla lo bizarro con lo sensual, lo cotidiano con lo sexy… un culo y un mate. Incomoda y calienta. Una risa  tímida y nerviosa para empezar, pelo largo y uñas pintadas de azul eléctrico. Ardía en nuestras manos un cuestionario prometedor…

-¿Cuándo empezaste a hacer fotos?

-Que yo me acuerde, desde muy chico siempre había fotos en mi casa, a los 12 años me compre una cámara analógica y más tarde le encontré una cámara réflex a mi viejo y empecé a sacar re-cebado. Y eso era como espasmódico, sacaba un par de años y dejaba. En el 2010, por un montón de cosas relacionadas a mi vida, empecé a tomar decisiones sobre lo que me gustaba ser y hacer, y me compré una cámara digital, la D90, desde ahí que saco sin parar.

-¿Cómo se dió el proceso como artista que te llevó a esta búsqueda particular de cuerpos desnudos?

Empecé hace 4 años, a fines del 2012. Siempre mire porno y mire fotos de ese estilo, como que lo tengo muy adentro. Desde chico ví porno en mi casa, muy retro, de mi viejo, y de ahí yo identifico la mayoría de las cosas que hago. De pibe viví mucha represión, crianza en movimiento católico por un lado y, por otro lado, las revistas porno y toda esa información escondida de mi viejo hizo que en un momento, a partir de la muerte de él y otras cosas, empiece a sacar cosas y saqué de todo, pensé: “Si no hago lo que quiero o lo que me gusta, estoy perdiendo el tiempo”.

-¿Qué es el “Porno criollo”? ¿Es un concepto que ya existe o es inventado por vos?

-“Porno criollo” fue  el nombre que coronó todo lo que venía haciendo este último tiempo. Salió de una foto que le hice a Natu, que estaba ella desnuda con unas facturas al lado, algo re cotidiano. Y a esa foto le puse “Porno criollo”. Más que las fotos, es compartir un momento con la otra persona que lo hace, que  seguro está pasando por un proceso interno re-zarpado, porque por algo decide hacer esas fotos. Es un acto liberador.

PORNOCRIOLLO COLIBRI.jpg

-¿Qué onda la primera sesión?

-La primera sesión la hice con una amiga fotógrafa que estábamos los dos en esa y fue muy bien,  pero cuando empecé a decir que quería hacer estas fotos, un amigo me dijo que “Che tengo una amiga que quiere hacer ese tipo de fotos” y fue un desastre. Porque primero estaba re-cagado y vinieron a mi casa. Querían hacer algo nada que ver con lo que estoy haciendo ahora, tipo book erótico y el amigo peinador y me manejaba la sesión, nada que ver, la pase muy mal pero fue la primera. Al tiempo, otra amiga se enteró que estaba haciendo fotos y ahí sí fue otra cosa, más como lo que hago ahora: juntarse, charlar, tomar un vino o un mate y ponernos a hacer fotos…

-¿Al principio comenzaste con mujeres físicamente dentro de los estereotipos y luego fuiste sumando cuerpos diversos?

– Sí, porque al principio las que prendían eran las que se sentían adentro del estereotipo de belleza. A medida que fui haciendo fotos me fui desprendiendo de hacerle fotos a modelos profesionales, porque la modelo tiene otra dinámica y a mí me gustaba más juntarme con alguien a charlar, y preguntarle  “¿por que querés hacer desnudos?”, contarles por qué hago yo, y entre los dos flashear algo.

51

 –¿Y hombres? ¿Cuándo se sumaron?

-A mí me costaba en un principio sacarle a hombres, pensaba que la belleza estaba en  el cuerpo de la mujer que era lo que me gustaba. Como que estamos muy seteados ¿viste? Y sacarme eso de la cabeza me costó al principio sacarle a hombres, no les veía nada bello. Estas fotos  me ayudaron muchísimo a empezar a deconstruirme como hombre, como macho, de una manera zarpada.

-Vimos que estás trabajando en una serie nueva dentro de “Porno criollo” que se llama “Amos de casa despatriarcados”.

-Sí, es una parodia a “Amas de casa desesperadas”. Este último tiempo me encontré sacándole a muchos varones y me cerró la idea esa. Ya no me está costando tanto y veo a los hombres de otra manera. Empecé a sacarle a todo el mundo, y así abrí el juego a todo tipo de cuerpos, que no sean todos iguales. Y con ese tìtulo ponerle humor, algo que me caracteriza, a lo erótico y al despatriarcarse.

32

-¿Cuál creés que es la barrera que pueden llegar a tener los varones para hacer este tipo de fotos?

-Estamos seteados por el machismo, directamente, lo que “está bien” o es “más común” es ver una mina en bolas, lo que todos consumimos, y a los hombres nos cuesta demostrar  que nos gusta pintarnos o salir en fotos. El machismo a los hombres nos condiciona un montón, estamos muy reprimidos en ciertas cosas.

-¿Qué es el cuerpo para vos?

-Un arma de expresión, que siempre se utilizó para decir un montón de cosas, con la ropa, con las prohibiciones… da mensajes. Somos portadores de algo que está prohibido,  entonces los desnudos tienen poder en el mensaje.  Siempre que te prohíben algo es porque atrás hay un re-negocio, aparte de la moral y la ética, que es control social -como el capitalismo-, si están prohibiendo el porno o mostrar una teta en público es por eso. Entonces, cuando lo haces libremente o un porno mas disidente, te lo re censuran. Hay un montón de cuentas de instagram re machistas de minitas o de chaboncitos y no pasa nada, está avalado, como Tinelli. En cambio, mostras algo disidente, fuera de lo común, más punk o anticapitalista y te lo censuran.

-Estando la mayoría de tu contenido en internet, ¿cómo lidias con la censura en las redes sociales?

-Lo más masivo que me sirvió siempre para difundir mi trabajo es Facebook e Instagram, y tienen las normas comunitarias más chotas del mundo.  En realidad,  uno entra en el juego de la redes capitalistas que tanto quiere combatir pensando que las está usando en contra de sus intereses, pero no, ya me cerraron una cuenta… (risas).

Cualquier foto que muestre el cuerpo desnudo está prohibida, entonces directamente la tenemos que censurar. Y eso me hizo jugar un poco con censuras humorísticas: pongo objetos, frases o triangulitos. Después las  subo al Tumbrl, que ahí no hay censura. Y también es ridiculísimo con las tetas por ejemplo, ¿por qué un hombre puede mostrarlas libremente y una mujer no? Lo estoy pensando mucho y es como re tonto, por eso, para mí, los hombres  tampoco deberían mostrar las tetas en ningún lado hasta que no se igualen los privilegios, y las censuro. Haciendo estas cosas podemos dar cuenta lo ridículo que son algunas normas.

-Elegimos entrevistarte dentro de la temática “Disidencias”. ¿Qué es la disidencia para vos? ¿Consideras que tu trabajo es disidente dentro del mundo de los fotografes?

Yo creo que es salirse de lo común, salir de lo estipulado. Buscar otras maneras de hacer estas fotos. Hacer cosas que quizás son desagradables, sé que a muchos mis fotos no les gustan, me dicen: “¿Por qué no borraste ese enchufe?”. Y bueno, para mí eso es lo disidente, lo que molesta. Y también, encontrarse con un montón de gente que tiene su lucha y hacerle fotos. Sobre todo en lo estético, si choca un poco, si hace ruido, a mi me satisface mas, me parece más interesante. A veces ni siquiera las fotos son porno, a veces hasta me dicen “Che, pero no es porno esto” y para mi sí, y es re-disidente decir “¡Sí, hago porno!”, y  si te genera algo, o una pregunta o incomoda un poco, mejor todavía.

69

-Hablemos de la revolución feminista, ¿cómo cala en vos?

-Y… muy hondo, está re influenciado mi trabajo con el feminismo. Estoy re interesado en poder mostrarlo en mis fotos. Como que me considero más documentalista; voy y hago la foto que me proponen, y si la chica o el chico son feministas las fotos saldrán con un mensaje más de ese estilo y tratamos de decir algo en las fotos. Me gusta que lo que hago también le guste a las mujeres, siempre mi duda fue si con lo que hago estoy colaborando a la causa machista o no, porque a veces una foto mía descontextualizada puede ser tomada como lo que yo tanto critico. Que una piba me diga que le gusta mi trabajo o que le calienta o que quiere hacer fotos conmigo, eso ya es un montón.

-¿Alguna chica a partir de tus fotos fue violentada o acosada?

-Muchas de mis fotos las usan y las suben a foros tipo Poringa, pero en realidad, como les digo a todas, tienen que estar seguras de lo que están haciendo y pensarlo antes de subir una foto a internet, porque una vez que la subís se vuelve del mundo y cada uno después hace lo que quiere. A mí no me tendría que molestar lo que cada uno hace con las fotos que hago, pero en realidad sí, es violento porque las pibas después ven eso, ven los comentarios, ven que hicieron algo por una causa y después se usa para algo nada que ver, es una violencia. Pero el mundo de internet es bastante incontrolable, yo estoy  regalando material y a mí me encanta hacer eso. Yo lo que hago no lo quiero cobrar, estas fotos de “Porno criollo” son anticapitalistas, y eso es luchar contra el mainstream.

-Hablemos un poco de los recientes casos de denuncias o escraches a colegas (si es que se los puede llamar asi) por, violencias, acoso o abuso sexual, tal es el caso de Max Chinasky (Burno Giacco) o Anatole, ¿cuál es tu posición al respecto?

-Conocí a muchos de esos fotógrafos y me parece perfecto que los denuncien. Por ejemplo, yo sacando fotos a algunas chicas, me comentaban  “La pase re-mal con este fotógrafo” y esos nombres que me decían se repetían muchas veces y era obvio que algún día iban a saltar y ¡por suerte! Me parece perfecto que no les dejen pasar una, porque hay un montón de chabones que se sienten con poder por estar sacando la foto.  El otro día me enteré que algunos usan la palabra intercambio, tipo “fotos por intercambio” y una chica me dijo que era por intercambio de sexo, tremendo. También hay flacos más disimulados que de pronto mientras hacen las fotos las tocan y se hacen los boludos, tiran la onda a ver qué pasa y cuando una los frena les dicen: “Me pareció que viniste acá, te sacaste la ropa y estaba todo bien…”.

-¿Cómo sustentas “Porno criollo”? ¿Cobrás?

-No, con “Porno criollo” no.  Un show, un recital, por ahí sí lo cobro, porque lo veo más como laburo. Pero en lo que estoy haciendo hoy me siento mucho más libre no cobrando y pudiendo hacer un poco más de lo que me gusta.

-¿Viajaste para hacer fotos con “Porno criollo”?

-Sí, y eso es re zarpado porque la gente que me contacta para hacer fotos es de todo el país y me dicen “Che me gustan tus fotos, me quiero hacer”, les digo que sí, y ahí me dicen “Pero soy de Córdoba o soy de Chaco”. Junte tanta gente en Córdoba, como 20 personas que querían hacerse fotos, que dije: “Bueno, me voy a Córdoba”.

45

-¿Hay alguna otra arista del arte a la que te dediques?

-Desde muy chico toco la batería, de hecho me considero más batero que fotógrafo. Toco hace 21 años y siempre tuve bandas, ahora tengo tres bandas: “Convidadores”, que vamos a tocar el 9 de diciembre en Vuela el Pez, después “Ñandú”, que estamos por sacar un disco y “Hada confite”. También me gusta mucho dibujar y hacer diseños.

-Y en relación a las obras de otres, ¿qué buscas en las fotografías?

-Buena pregunta… Más que nada por las fotos que hago me interesa lo disruptivo, lo anárquico, lo diferente. Me gusta ese tipo de fotografía y hay bastantes haciendo eso. Incluso estoy conociendo fotógrafos que están haciendo cosas más jugadas. Hace poco me invitó una chica a exponer en una expo de trabajo sexual, es una trabajadora sexual que se llama “Muluk fotografía” y está buenísimo porque es una movida más queer: trabajadoras sexuales, gordos… y me lleva a decir “Claro, lo que estoy haciendo yo no es nada controversial”, eso también está buenísimo.

ja ant

-¿Cómo ves al gobierno en relación con  la cultura y el arte ?

-El gobierno está haciendo cualquier cosa, como músico lo sé más que como fotógrafo. Están cerrando centros culturales a lo loco, el festival de folclore murió, el de tango murió, las orquestas murieron. Donde puedan hacer desaparecer algo, lo van a hacer desaparecer…

-¿Vos crees que tu fotografía es transformadora?

-Por lo menos para mi persona sí, lo es.

-¿Cómo hace une para tener sus fotos con Ja-Ant?

-Me tienen que escribir directamente. Me es casi imposible sacarle a todos los que me piden porque me llegan pedidos todos los días, pero en algún momento se hacen… le saco a todos los que puedo.

Sin comentarios

Postear un comentario