Loader
Comenzó el juicio por el doble femicidio de Abril y Romi
4675
post-template-default,single,single-post,postid-4675,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Comenzó el juicio por el doble femicidio de Abril y Romi

Por Colibri Revista

Ayer, alrededor de las nueve horas, se realizó la primera audiencia del juicio por el doble femicidio de Abril y Romina, ante el Tribunal Oral en lo criminal 7, en el Palacio de Tribunales.  Las próximas serán el 13 y el 20 de diciembre. A casi tres años, sus amigas y familiares siguen exigiendo justicia y reclaman perpetua para el femicida Juan José Campos.

Esta instancia fue posible gracias a la lucha que levantaron y encaran con firmeza las amigas de Abril. Desde que ocurrieron los crímenes -madrugada del 20 de febrero de 2015- hasta entonces, el Estado se mantuvo ausente y la justicia trabó el derecho de defender a las víctimas.

WhatsApp Image 2017-12-11 at 6.33.29 PM

Los hechos ocurrieron en un departamento ubicando en Constitución y Solís, dónde convivían. Juan José Campos estuvo prófugo más de un año y fue encontrado en la provincia de Santa Fe, luego de que las amigas de Abril realizaran una marcha al cumplirse un año del doble femicidio, exigiendo justicia.  La medida implicó tal visibilización que una señora se comunicó con ellas para alertar de que su vecino era muy parecido. Campos tenía una nueva vida, otro nombre y estaba conviviendo con otra mujer y su hija.  “Desde que se contactó, hicimos la denuncia desde ambas provincias y gracias a eso lo pudieron detener”, relata Mercedes Villareal, amiga de Abril, en diálogo con Colibrí y agrega, “es muy concreta nuestra participación en la causa y nuestro interés para que se haga justicia”.

Después de la detención, las amigas comenzaron una lucha judicial para poder ser parte querellante de la causa. “Sabíamos que era una lucha difícil porque la ley sólo contempla madre, padre y/o cónyuge, pero nosotras creemos que en caso de doble femicidio cuando se destruye la familia, no hay gente que pueda defenderlas y en estos casos, es necesario tener una mirada atenta a la actualidad que sufren las mujeres. Es importante que se puedan entender a las amigas como una familia ampliada y que podamos ser parte de la querella”, dice Mercedes. A pesar de la traba de la justicia, se embarcaron en dicha lucha y aunque no lograron que las acepten, si alcanzaron, de manera extraordinaria y marcando un precedente, que se reconociera a Marta Haydée Visco, tía de Romina y tía abuela de Abril, como querellante ante la ausencia de familiares directos. “A partir de eso nos sentimos aliviadas de alguna manera porque nuestra voz iba a estar puesta en el juicio”.

Lamentablemente un mes antes de que comience el juicio, Marta de 74 años fallece, y sin figura legal, las amigas de Abril dependen exclusivamente del veredicto que den el fiscal y los jueces ya que, al no ser querella, no pueden ser parte activa, están imposibilitadas a apelar en caso de que la resolución no sea la que corresponde, “tampoco vamos a poder alegar en el juicio, tenemos un rol totalmente pasivo. Creemos que es muy grave porque sabemos que muchas veces los jueces son muy patriarcales”, dice Mercedes.

A pesar del temor de depender del veredicto, la audiencia de ayer dio más claridad a la causa,  “lo que sucedió fue muy importante para nosotras porque, a través de los testigos, se pudo corroborar que Campos estuvo ese mismo día en el palier del edificio después de escucharse los gritos y también los días contiguos”, relata Mercedes y declara: “sumado a que estuvo un año prófugo no deja mucho lugar a dudas de su autoridad del crimen”.

El imputado se negó a declarar, permaneció en una sala contigua y escuchó el juicio por audio. “Fue muy fuerte para todas nosotras verle la cara pero la realidad es que estamos muy fortalecidas, a pesar del miedo, fue él quien no lo aguanto y se tuvo que ir, nosotras estuvimos ahí, más firmes que nunca”.

Mañana es la siguiente audiencia, diez personas más estarán dando testigo y se espera que el próximo miércoles 20 sean los alegatos finales.

2 Comments

Post A Comment