Revista Colibri | “Lo que estamos haciendo aquí es sobrevivir”
4801
post-template-default,single,single-post,postid-4801,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

“Lo que estamos haciendo aquí es sobrevivir”

Por Amára De La Serna

Desde hace muchos años hay una disputa por más de 300 hectáreas, entre el gobierno mexicano y las comunidades indígenas de Chenalo y Chalchihuitan (Chiapas, México). En la zona se encuentran grandes depósitos de Jade (roca ornamental), una de las razones por las cuales las autoridades llevan adelante el conflicto, encabezado por grupos paramilitares.

DSC_0015

Zona en conflicto

Hace meses se reanudó la problemática, entonces, los paramilitares empezaron a quemar casas y disparar durante la noche para sembrar el terror. Hace casi tres meses que las familias que viven en esa zona tuvieron que abandonar sus casas por el miedo que se había generado.

DSC_0030

El panorama de los campamentos es angustiante, las familias viven en pequeñas tiendas de acampar con escaso abrigo y dependen de las donaciones para comer. El Municipio dice que entrega 25 kilos de comida por semana a cada familia, pero eso no sucede y sólo reciben de las organizaciones y de la Parroquia. La situación medica también es decadente, los médicos mandados por el gobierno no están informados, y relatan que toda la información que tienen la vieron en la televisión. Además, sólo hablan castellano, y en los campamentos la mayoría habla tztozil (lengua originaria). La atención es muy problemática y de carácter asistencialista, sin brindar ningún tipo de contención psicológica ni emocional.

DSC_0048

El dos de enero, más de la mitad de les desplazades habían tomado la decisión de volver a sus casas para ver como seguía el conflicto. Otras tantas familias no pueden siquiera regresar porque les quemaron las casas o los esperan cerca, como relatan a Colibrí Revista: “El lunes regrese a las nueve de la mañana a mi casa y sólo cuando nos vieron llegar, nos dispararon y tuvimos que salir corriendo nuevamente”.

DSC_0034

Según el Presidente Enrique Peña Nieto ya no hay peligro y “está todo bien”, pero las condiciones y los relatos muestran todo lo contrario. Se deja claro que el regreso por necesidad a sus casas es con miedo y mucha inseguridad.

DSC_0021

Las comunidades repudian el abandono al que están sometidas y exigen la retirada, desarme y enjuiciamiento de los grupos paramilitares. Además, piden contención psicológica y llaman a los medios independientes y autogestivos a no hacer oídos sordos a su sufrimiento y persecución.

DSC_0012

Sin comentarios

Postear un comentario