Loader
La terminal de omnibus Dellepiane en Retiro continúa sin uso
6818
post-template-default,single,single-post,postid-6818,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

La terminal de omnibus Dellepiane en Retiro continúa sin uso

La terminal de ómnibus está construida hace un año con el objetivo de descomprimir el tráfico en Retiro, pero desde que está terminada, aún no ha recibido micros y no hay información sobre su próximo funcionamiento. US$ 30 millones de dólares le costó al Gobierno la megaobra y la inauguración contó con la presencia de las más altas autoridades.

Los empresarios del sector justificaron que la distancia y otros problemas operativos dificultan el funcionamiento de la terminal: “No llegan el tren ni el subte, no hay demanda, no hay pasajeros, es difícil de acceder y además nos costaría mucho dinero, por el pago de los peajes de la Autopistas 25 de Mayo.También se duplicarían los costos por alquiler de boleterías y el uso de las dársenas porque ya estamos en Retiro”.

La terminal tiene 4,4 hectáreas entre Dellepiane, Perito Moreno, la autopista Cámpora y Mariano Acosta. El predio fue cedido por la Legislatura a la empresa Terminales Terrestres Argentinas (TTA) por 18 años con el objetivo de sumarle desarrollo al sector y absorber hasta un 35% del flujo de Retiro, sobretodo en temporada alta donde Retiro se maneja con 2400 micros diarios.

Mediante un decreto de junio de 2016, el Gobierno había dispuesto que Dellepiane absorbería hasta el 35% del total de servicios que llegaban o partían de Retiro, techo que en ocasiones excepcionales de demanda podría trepar al 50%. El mismo decreto delegó en la CNRT la obligación de asignar en cada caso el porcentaje exacto de operación, algo que venía demorado hasta el mes pasado, cuando el organismo dependiente del Ministerio de Transporte emitió una disposición que determinó una cifra insólita: dispuso que a Dellepiane vaya por ahora solamente el 1% del total de movimiento de micros de larga distancia que pasan por la Ciudad. Si se tiene en cuenta que en temporada baja sólo por Retiro pasan aproximadamente 1.000 micros por jornada, a Dellepiane irían 10 micros por día.

El fin era descomprimir la estación de Retiro, y fue desarrollada en sintonía con el transporte público con un diseño que contrasta con la típica cuadrícula alargada. A la manera de una estación aeroportuaria, la terminal de dos niveles se caracteriza por la fuerte presencia de vidrio, iluminación natural y múltiples vistas.

Dos calles internas sobre el frente del edificio funcionan como espacio de estacionamiento para taxis y remises, sirviendo a su vez como ingresos al estacionamiento para automóviles particulares, sobre el lado Este de la terminal. Una playa exclusiva destinada a combis y minibuses se ubica sobre el lateral Oeste.

Se ingresa a la terminal a través de un hall de grandes dimensiones y muy luminoso, desde el que se organiza la recepción y la distribución del flujo de usuarios, con áreas especialmente destinadas al la instalación de stands para actividades comerciales. Por ejemplo, allí se ubica un área gastronómica, directamente vinculada con el espacio circular, donde aguarda el pasajero previo a la partida.

La megaobra ofrece muchísimas ventajas, como su diseño, su función dentro del conjunto de terminales de micro del país, sumado al hecho de una gran cubierta circular que hace la diferencia en cuanto al grueso de las demás terminales. Está materializada con una cúpula vidriada de grandes dimensiones, convierte a este espacio estratégico en un ámbito con luz cenital natural. Pero la nueva terminal no funciona por un tema económico y no se sabe que pasará con esta megaobra en el futuro.

No Comments

Post A Comment