Revista Colibri | “Manifiesto de un mundo dormido” – Vuelos de emergencia
5531
post-template-default,single,single-post,postid-5531,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

“Manifiesto de un mundo dormido” – Vuelos de emergencia

Por Luca Iriberri

El obrero que no se rebele
seguirá siéndole servil al sistema.
El estudiante que no cuestione el enunciado ni a su maestro
vivirá su vida repitiendo frases hechas.
Aquel que escriba poesía pasatista
es tan solo un poeta que no vale la pena.
El peón soñó con ser alfil, el alfil con ser torre y la torre con ser reina.
¿Quién soñará ser uno mismo y no dejarse llevar por la marea?
¿Quién encontrará en camino propio sus frutos
sin robar la cosecha del otro?
Aquel policía que gatille será para siempre un traidor a su clase.
El que crea que las palabras expresan y abarcan todo,
está preso del lenguaje.
Aquel que no haga política permite que la hagan por él.
El obrero que no se rebele
seguirá siéndole servil al sistema.
El estudiante que no cuestione el enunciado ni a su maestro
vivirá su vida repitiendo frases hechas.
Aquel que escriba poesía pasatista
es tan solo un poeta que no vale la pena.
El peón soñó con ser alfil, el alfil con ser torre y la torre con ser reina.
¿Quién soñará ser uno mismo y no dejarse llevar por la marea?
¿Quién encontrará en camino propio sus frutos
sin robar la cosecha del otro?
Aquel policía que gatille será para siempre un traidor a su clase.
El que crea que las palabras expresan y abarcan todo,
está preso del lenguaje.
Aquel que no haga política permite que la hagan por él.
El será tan solo un votante.
Quién no cuestione la existencia,
asimismo sus defectos y excelencias
se dejará manipular por las parefernalias de la iglesia.
Quién cree en ese Dios no cree en sí mismo.
Quién no crea en sí mismo está perdido.
El agua cada vez más contaminada
ya no lava nuestras pieles que envejecen sin caricias.
la fe no mueve montañas pero sí lo hacen las placas tectónicas.
Quién no piensa acata y obedece todo lo que le impongan.
Un mundo de espectadores y no de creadores
es mediocre y tiene vida corta.
El obrero que no se rebele
seguirá siéndole servil al sistema.
El estudiante que no cuestione el enunciado ni a su maestro
vivirá su vida repitiendo frases hechas.
Aquel que escriba poesía pasatista
es tan solo un poeta que no vale la pena.
El peón soñó con ser alfil, el alfil con ser torre y la torre con ser reina.
¿Quién soñará ser uno mismo y no dejarse llevar por la marea?
¿Quién encontrará en camino propio sus frutos
sin robar la cosecha del otro?
Aquel policía que gatille será para siempre un traidor a su clase.
El que crea que las palabras expresan y abarcan todo,
está preso del lenguaje.
Aquel que no haga política permite que la hagan por él.
El será tan solo un votante.
Quién no cuestione la existencia,
asimismo sus defectos y excelencias
se dejará manipular por las parefernalias de la iglesia.
Quién cree en ese Dios no cree en sí mismo.
Quién no crea en sí mismo está perdido.
El agua cada vez más contaminada
ya no lava nuestras pieles que envejecen sin caricias.
la fe no mueve montañas pero sí lo hacen las placas tectónicas.
Quién no piensa acata y obedece todo lo que le impongan.
Un mundo de espectadores y no de creadores
es mediocre y tiene vida corta.
Él será tan solo un votante.
Quién no cuestione la existencia,
asimismo sus defectos y excelencias
se dejará manipular por las parefernalias de la iglesia.
Quien cree en ese Dios no cree en sí mismo.
Quien no crea en sí mismo está perdido.
El agua cada vez más contaminada
ya no lava nuestras pieles que envejecen sin caricias.
la fe no mueve montañas pero sí lo hacen las placas tectónicas.
Quién no piensa acata y obedece todo lo que le impongan.
Un mundo de espectadores y no de creadores
es mediocre y tiene vida corta.

BIO: Poeta para morir y renacer.

Imagen: Carta de la rueda de la fortura, Mazo de tarot Sforza

Sin comentarios

Postear un comentario