Loader
Protestas en el microcentro porteño por despidos
6857
post-template-default,single,single-post,postid-6857,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Protestas en el microcentro porteño por despidos

En el local de Av. Corrientes y 25 de Mayo, en pleno microcentro porteño, hubieron protestas contra la empresa Winery por más de cien despidos. Los dueños de dicho negocio se justificaron con complicaciones financieras y ofrecieron pagar los sueldos en tres cuotas, pero con los más de cien despedidos y falta de pago de salarios, el termómetro de sus empleados subió de temperatura al punto de protestar en el local.

La principal cadena de vinerías del país sigue sumando problemas. A la profunda crisis financiera que atraviesa y que la llevó a acumular una millonaria deuda con bancos y bodegas, ahora le suma el despido de más de 100 trabajadores, entre eventuales y estables.

En el local ubicado en la esquina de la Avenida Corrientes y la calle 25 de Mayo, en pleno centro porteño, fue protagonista de una ruidosa protesta que llevaron a cabo otro grupo de despedidos. De hecho, la propia empresa admitió los despidos.

En la misiva, el abogado ofrece una negociación para llegar a un acuerdo en el pago de los salarios atrasados en varias cuotas. “La empresa se encuentra en una situación económica y financiera complicada, lo que le hace imposible cancelar los salarios del mes de diciembre de 2017 en un solo pago” declaro a los medios.

La empresa fue creada a comienzos de la década del 2000 por una parte de la familia Chmea, los mismos que fundaron Chemea, la cadena de venta de camisas baratas importadas de China. Y los despidos que se están dando a conocer ahora se suman a la millonaria deuda que la compañía busca renegociar con sus acreedores. En el mercado se asegura que el pasivo acumulado llega a los $650 millones y que las razones de semejante descalabro financiero se debe al mal manejo de las cuentas y de la operación que habrían hecho sus dueños.

En menor medida, también se vincula con los cambios de hábito de los consumidores, más proclives a las compras online y a las diferencias de precios que existen por una misma marca de vino entre los hipermercados, los súper chinos y los locales de Winery. La situación derivó en un cambio de manos en la principal marca de vinotecas de Buenos Aires, que fue desarrollada por tres de los hermanos Chmea pero que ahora tiene a dos de ellos afuera de la compañía y al otro como nuevo CEO y responsable de negociar ante los acreedores el abultado pasivo.

Más sobre la zona del conflicto

El microcentro porteño es la zona de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires caracterizada por la variedad de edificios de comercio, administrativos y oficinas, junto a las instituciones históricas de la ciudad y del país. El centro histórico no es considerado un barrio propiamente dicho, por lo tanto no tiene límites oficiales, pero su ubicación se interpone entre los barrios de Monserrat y San Nicolás.

Posee un gran volumen de empresas de servicios y bancos, donde también se encuentra la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y edificios de gobierno. Es una zona de gran tránsito, donde hay protestas constantemente y cientos de miles de personas van y vienen. Por ese motivo, en los últimos años el Gobierno de la Ciudad ensanchó algunas veredas para que los peatones puedan circular mejor.

No Comments

Post A Comment