Revista Colibri | Tango sin fronteras
5827
post-template-default,single,single-post,postid-5827,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Tango sin fronteras

Quinteto Negro La Boca presenta Cruces Urbanos. Una reinterpretación musical a ritmo de tango que intenta abrir puertas o derribarlas.

Por Diego Gutiérrez Pavón

“Carlos se dejó crecer el bigote y tiene una 9 para él…” cantan a modo de coro al unísono las voces del público, y rematan con fervor antipolicial: “Ya no sos igual, ya no sos igual, sos un vigilante de la federal”. La escena podría ser de algún recital de los años 90 cuando la banda punk 2 minutos venía a gritar “Sos buchón” con bronca callejera, pero la canción hoy convertida en himno antirrepresivo es parte del repertorio de una orquesta de tango. Lejos de una mixtura forzada, el Quinteto Negro La Boca (QNLB) retoma como propias obras de diferentes estilos para llevarlos al formato tango. Logra así reunir en Cruces Urbanos, su cuarto disco, una resignificación de los límites del género.

“Este es un disco desde lo experimental, desde lo confrontativo. Del tango hacia otros géneros. Donde la afrenta está ahí. Poner al tango en otros lugares”, dice Pablo Bernaba, director y primer bandoneón del quinteto. El QNLB reinterpreta variados géneros musicales. Del punk bonaerense al reggae de Nonpalidece, de los aires litoraleños del Chango Spasiuk a la chacarera combativa de Duende Garnica,  del blues argentino de La Mississippi a Las Pastillas del Abuelo, de la cumbia pegadiza de Antonio Ríos a la musicalización de Los Nadies de Eduardo Galeano. “Lo veníamos haciendo tímidamente en estos últimos años. Empezamos con el rap, con géneros con afinidad a la música negra.  El nombre del grupo nace en homenaje a la música negra. La idea es ir a los géneros que no veníamos trabajando”, resume el bandoneonista sobre la idea de esta fusión.   

La orquesta da un paso hacia adelante en su visión del tango con mirada actual. Ya lo venía haciendo con su postura política en sus obras anteriores. Su tercer disco  fue Tangos Libertarios. Todo un trabajo dedicado a la historia del anarquismo en el cual fue clave el rol de Osvaldo Bayer como letrista y como intérprete en los shows en vivo.  La alianza libertaria con el escritor continúa al día de hoy, ya que participa de su último videoclip Ruido. En ese disco se pueden encontrar canciones dedicadas a Severino Di Giovanni, otra que rememora a las Putas de San Julián, otra que celebra el asesinato de Ramón Falcón y recuerda a Simón Radowitzky. Un paseo por algunos puntos claves de la idea libertaria.

La combinación política musical de la orquesta los ha llevado a recorrer escenarios por fuera de la escena tanguera. Han participado de festivales en apoyo a luchas obreras, encuentros contra la represión policial y otros donde se necesitaba la presencia de artistas con compromiso. “Nosotros tenemos un público que no es del tango, que va más por lo estético político. Por la cuestión de los mensajes que tiramos”, explica Bernaba.

Además de Bernaba, el QNLB está formado por Damián Pais en segundo bandoneón, Sebastián Colavecchia en guitarra, Oscar Pittana en contrabajo y Guillermo Borghi en piano.

El abanico de canciones llevadas a territorio tanguero cuenta con la participación  en la grabación de sus autores originales, lo que deja en claro el entusiasmo compartido con el QNLB. “Trabajamos con diferentes artistas que son los principales. Nadie puede negar que el Chango Spasiuk es el principal exponente del chamamé, La Mississippi del blues, 2 minutos del punk,  Nonpalidece del reggae y así. Cada uno en su género son los principales representantes.  Eso fue un desafío y estamos muy agradecidos con quienes se sumaron a este proyecto. Su participación ya le da jerarquía al disco”, cuenta Bernaba. Uno de los participantes del disco es Ricardo Tapia de La Mississipi, quien considera esta obra como un aporte para acercar público de otros géneros al  tango. “El cruce este es algo muy interesante. Lo libertario de este disco está en permitirnos jugar con la música en todos los grupos. La clave oculta del disco es lo libertario de lo musical”, dice para confirmar su compromiso artístico con el QNLB.

La innovación del QNLB tiene varios caminos adelante. Entre presentaciones del disco, cruzar un festival de tango punk o motorizar el festival de tango independiente. Un recorrido que camina en búsqueda constante. “Buscamos aportar algo nuevo. Nuestro granito de arena en la maquina tanguera, como diría Pugliese”, afirma Bernaba.

El QNLB presenta Cruces Urbanos el 11 de mayo en la Trastienda.

1Comentario

Postear un comentario