Loader
Desarbolan la Ciudad
7350
post-template-default,single,single-post,postid-7350,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Desarbolan la Ciudad

El cuidado por el medio ambiente y el hábitat ha cobrado una enorme relevancia en los últimos 20 años, y contando más. En la Ciudad de Buenos Aires se da el caso contrario: poco y nada se suele hacer para preservar la limpieza de las calle y para prevenir el tapado de las rejillas que filtran el agua de la lluvia, sumado a que las inundaciones son moneda corriente hace añares.

No sería la primera vez, entonces, que algo catastrófico – o semi- suceda; y en esta oportunidad lo que acontece lo padecen muchos vecinos de los barrios de Villa General Mitre, La Paternal, y cercanías: hartazgo y hastío con respecto a los manejos que se vienen dando en cuanto al arbolado urbano de la zona. Poca importancia al verde, en extremo y ascenso.

Podas mal hechas, retiro de ejemplares en buen estado, y mutilaciones de ejemplares son algunas de las bestialidades que se comenten contra los árboles, que son tratados como una mercancía más y no como seres vivientes. Resulta irónico siendo que, lisa y llanamente, es gracias a ellos y demás vegetación que nosotros, los seres humanos -que se supone que tenemos el don de manejar la razón- podamos respirar y en conclusión, vivir.

En La Paternal se encuentra en funcionamiento un grupo denominado “Basta de Mutilar nuestros árboles” y una de sus fundadores es María Di Giacomo, que integra este grupo que aman a los árboles y que ya no soportan ver su mutilación en las calles y plazas y acusan al gobierno porteño de estar destruyendo el patrimonio arbóreo por mutilación, tala y mochado, y remarcan que la poda provoca enfermedades y muerte a los árboles.

Las razones no sólo tienen que ver con el amor a los árboles, sino en el reconocimiento de sus funciones para la vida:

“Necesitamos el follaje porque es el único modo de combatir el calentamiento global, los árboles absorben CO2 y producen O2, evitan la contaminación atmosférica, visual y sonora, absorben agua de lluvia, disminuyen la temperatura de las calles en los tórridos veranos que vivimos y producen sosiego espiritual además de ser un atractivo turístico.” supieron afirmar.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Desde hace rato que existe esta práctica nefasta del gobierno y las empresas amigas contratadas que no tienen ningún control de lo que hacen. Desde el Ombu centenario de la plaza Roque Sáenz Peña destruido hace unos años hasta la reciente poda brutal que sufrió el histórico gomero que se encuentra ubicado sobre la Avenida Warnes frente a las vías del Ferrocarril San Martín en el marco de las obras que lleva adelante la empresa AUSA para la construcción del nuevo viaducto, es una práctica nefasta que no para.

Basta de Mutilar convocará para el día de mañana, lunes 11 de junio a las 17 horas, a una marcha y manifestación frente a la Legislatura Porteña, desde la intersección de Diagonal Norte y Florida para expresarse en contra del nuevo Código de Planeamiento y Edificación que impulsa el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y para denunciar estas prácticas nefastas contra el arbolado y la naturaleza.

No Comments

Post A Comment