Loader
Villa Crespo: la Ciudad está de fiesta
7334
post-template-default,single,single-post,postid-7334,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Villa Crespo: la Ciudad está de fiesta

Villa Crespo es un barrio de mezclas; el resultado de parte de la historia de la Ciudad en la que convergen distintas experiencias culturales y sociales. Está en el límite (o mejor dicho, rodeado) de Chacarita, Palermo, Almagro, Caballito (con el que comparte calles) y Paternal.

Tiene la particularidad de juntar varias zonas: algunos lo ven como el límite con Palermo, otros lo ven asemejado a Almagro, otros lo ven más como el barrio del Parque Centenario -de ahí quizá su confusión con el barrio del Abasto.

Su tradición de barrio de clase obrera y comercial y su  inmigración proveniente de Europa y Asia hacen de este barrio un lugar de características propias.

Y sus 130 años de existencia lo celebraron a full el sábado  5 y 6 de junio en la plaza Gral. Benito Nazar (Olaya y Apolinario Figueroa)  donde organizaciones sociales, culturales y políticas de la zona celebraron el aniversario con feria del productor al consumidor, comidas y bebidas típicas de países, espectáculos y paneles de debate durante toda la jornada.

Este barrio surge junto al Arroyo Maldonado, sus aguas fueron vistas como un posible drenaje de fluidos industriales, lo que provocó el asentamiento de varios establecimientos fabriles. El establecimiento de la Fábrica Nacional de Calzado el 3 de junio de 1888 impulsó a la industria marroquinera. Sus obreros mayoritariamente italianos, que tenían como patrono a San Crispín, bregaron para que la nueva villa fuera denominada en su honor. Luego de un gran debate se prefirió que el Santo Patrono fuera San Bernardo en honor al padre del Gerente General de la fábrica, Don Salvador Benedit.

El nombre del barrio proviene del apellido del intendente Dr. Antonio F. Crespo. Los rematadores de esos terrenos comenzaron a denominar el lugar como la Villa de Crespo, porque la subasta tenía demarcada la ubicación de la futura plaza, la estación, la seccional policial, la escuela y demás edificios que componen una villa o pueblo en formación.

Este facilitó materiales para la construcción de las primeras viviendas para los obreros de la fábrica. Dichas viviendas tomaron el nombre de conventillos, en las cuales convivían numerosos inmigrantes de diversos orígenes.

Los 130 años significan mucho para Villa Crespo y la ciudad, por lo que la jornada de festejos tuvo una amplia participación con la feria de emprendedores, artesanos y cooperativas a realizarse todos los días y aptos para toda la familia:
*Patio de comidas de colectividades;
*Juegos infantiles;
*Charlas;
*Espectáculos musicales;
*Espectáculos teatrales;

Entre las personalidades notables que lo habitaron, se ven:
El dramaturgo Leopoldo Marechal, el pianista de tango Osvaldo Pugliese, el escritor Juan Gelman, y el poeta y letrista de tangos Alberto Vaccarezza, la cantante de tango Mariel Martínez, el cantante Celedonio Flores, el pintor Antonio Alice, el letrista tanguero Carlos Levin, entre otros.

Fuente original de la foto:
https://buenosairesconnect.com/villa-crespo-el-barrio-de-los-mil-sabores/

No Comments

Post A Comment