Loader
Cierre de hospitales en la ciudad
7332
post-template-default,single,single-post,postid-7332,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Cierre de hospitales en la ciudad

El ajuste y achicamiento del Estado también compromete a la salud. Y como en el resto de las aristas que ajusta el gobierno de la Ciudad, también se mantiene en este ámbito el privilegio de los grandes y de los empresarios en retroceso constante de la salud pública y la gratuidad del acceso a los servicios.

El gobierno de la CABA, fiel con sus inclinaciones neoliberales, se propone (inconsultamente) cerrar los hospitales IREP, un Instituto especializado en rehabilitación psicofísica, el Curie, el único hospital de la ciudad dedicado, en su totalidad, a pacientes con patologías oncológicas, el Ferrer, especializado en Rehabilitación Respiratoria que cuenta con la mayor capacidad técnica del país para atender la patología torácica, tanto clínica como quirúrgica; además, brinda asistencia de alta calidad en muchas patologías de las llamadas huérfanas.

Otro de los hospitales a cerrar es el Udaondo que cuenta con un amplia experiencia de 80 años en el área gastroenterológica y en la investigación científica de esa especialidad y también el Muñiz, un hospital monovalente especializado en enfermedades infecciosas.

Larreta los quiere cerrar con el pretexto de unificarlos en una sola unidad, sin contemplar características terapéuticas, accesibilidad, pérdidas de fuentes de trabajo altamente capacitadas, pérdida de inversiones realizadas, reducción en la capacidad hospitalaria, entre otras graves consecuencias, como la pérdida del control de las infecciones intrahospitalarias.

Tenemos un trabajo arduo y complejo: el de desnaturalizar que está bien tener que pagar por la salud cuando su acceso es un derecho que debe GARANTIZAR el estado y está literalmente contemplado en nuestra Constitución Nacional en los artículos: 14 bis, 33, 41, 42 y 75 inc. 18/19 y por adhesión a los tratados internacionales, como: Convención Americana sobre Derechos Humanos /Pacto de San José de Costa Rica; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Declaración Universal de Derechos Humanos , en el artículo 25, párrafo 1º.

También figura este derecho inalienable en la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial , en su artículo 5º, apartado e), inciso IV), en la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, en su artículo 1º-; en la Convención sobre la Eliminación de toda Forma de Discriminación contra la Mujer, promulgada por la República Argentina en 1980, artículo 11, párrafo 1º, apartado f); en la Convención de los Derechos del Niño , en su artículo 24 y por último en el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que contiene las previsiones más completas y de mayor alcance sobre el derecho a la salud dentro del sistema internacional de los derechos humanos, entendiendo por salud la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS):  “el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad”.

Siempre decimos, y nos respaldan los hechos, las políticas neoliberales son inhumanas y  buscan mercantilizar todo, despojando al estado de sus obligaciones para con el pueblo y en el caso de la salud pública está ejemplificado con los hechos.  Por un lado el gobierno de Cambiemos, sólo en el último año, ha otorgado a las empresas de medicina prepaga un 38.5% de aumento y al mismo tiempo se toman medidas para bajar impuestos en las tarifas de los servicios, que no tienen otro resultado que desfinanciar al estado en la ciudad por un total 1500 millones de pesos, porque la medida no influye en el abusivo aumento en las tarifas que sufren los vecinos y comercios.

Profundizando el achicamiento del estado, la política de Horacio Rodríguez Larreta, en el plano de la salud, plantea cerrar hospitales en vez de abrir nuevos. Y tal como en la propuesta del cierre de los 29 profesorados, el objetivo viene a ser liberar espacios en zonas muy cotizadas y generar desarrollos inmobilizarios que ceden tierras públicas y otorgan oportunidades para los privados, amigos del gobierno y su negociado. Una familia tipo paga entre $8000 y $15000 en medicina prepaga y aporta al monopolio de la riqueza de unos pocos, en pago del empobrecimiento de otros.

No Comments

Post A Comment