Loader
La Policía de la Ciudad tendrá un nuevo sistema de comisarías
7288
post-template-default,single,single-post,postid-7288,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

La Policía de la Ciudad tendrá un nuevo sistema de comisarías

La policía de la Ciudad tendrá su propio sistema de comisarías dejando atrás el esquema de 54 seccionales que heredó de la Federal. El objetivo es redistribuir las delegaciones adecuándose a la actual división política de la Capital, en 15 comunas. Cada sede recibirá el apoyo de entre dos y cinco comisarías vecinales. En total serán 43 seccionales.

Habrá 15 comisarías comunales y 28 vecinales. La ubicación de cada una fue determinada a partir del análisis del “mapa del delito”. Para este nuevo proyecto se refaccionarán todos los edificios a nuevo y, transitoriamente, la cantidad de sedes. La ubicación irá variando.

Históricamente, la Ciudad tuvo un esquema policial de ocho circunscripciones dividido en 54 comisarías que usaba la Policía Federal hasta el 2 de enero de 2017, cuando se creó la nueva policía de la ciudad. Y el cambio se debe, según señaló la Policía porteña, a que el anterior esquema tenía una connotación administrativa, mientras que el nuevo “es operativo”.

Si bien cuando el plan diseñado termine de concretarse -de aquí a cinco años- habrá 11 comisarías menos de las que actualmente hay, el Gobierno porteño promete una “mayor cercanía con el vecino”. Asegura que cada una contará con áreas de Investigaciones, Policía Científica, Violencia de Género, Seguridad y Prevención y Planificación de Servicios. Dichas divisiones hoy tienen un mando centralizado, y de esta manera, dicen, se podrán abordar mejor los problemas de cada barrio.

Según el mapa de delito diseñado por los funcionarios que trabajan en el proyecto, las zonas que necesitan más presencia policial son al oeste y al sur de la ciudad. La mayor concentración de comisarias están en la comuna 1 y cerca del Río de la Plata.

Todas las seccionales tendrán otro nombre y algunas subirán de jerarquía. Otras dejarán de funcionar en sus actuales edificios, como la 14° y la 28° de Barracas; la 23° y la 25°de Palermo; y la 32° de Parque Patricios.

La Ciudad comenzará a construir los nuevos edificios este año. Se sabe que las primeras en tener sus nuevas sedes policiales serán la Comuna 7 (Flores y Parque Chacabuco), la 8 (Villa Lugano), la 9 (Parque Avellaneda, Liniers y Mataderos) y la 10 (Floresta, Monte Castro, Vélez Sársfield, Versalles, Villa Luro y Villa Real).

El presupuesto para estas primeras cuatro seccionales ronda los $ 500 millones. El proyecto consta de construir edificios más grandes que los actuales, instalar sistemas de información y videovigilancia. Se harán accesos separados para que les vecines y les detenides no tengan que cruzarse como ocurre actualmente en algunas comisarías.

“El principal propósito de la nueva organización es lograr mayor transparencia y proximidad con los vecinos. Esta nueva distribución permitirá mayor presencia de policías en las calles y un 20% más de cercanía entre el vecino y la comisaría”, dijo el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo.

Según los oficiales, se estima que el promedio actual de presos en la Ciudad de Buenos Aires es de entre 80 y 90 por día. El nuevo modelo de remodelación de comisarías está diseñado para albergar 300 internos.

No Comments

Post A Comment