Loader
La toma de Almagro. Teatro y arte callejero
7750
post-template-default,single,single-post,postid-7750,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

La toma de Almagro. Teatro y arte callejero

Por Carla Perevelli y Daniela Garrido

El sábado 29 de septiembre el barrio de Almagro va a ser tomado por los vecines y  espacios culturales, a partir de una propuesta impulsada por la Red cultural del propio barrio, compuesta por varios grupos autogestivos.

La iniciativa propone la caravana desde La casona de humahuaca (Sanchez de bustamante), pasando  por El Archibrazo (Mario Bravo) y finalizando en Casa Teresa (Francisco Acuña de Figueroa), con bandas en vivo, teatro comunitario, juegos y artistes callejeres. En la segunda parada de la Caravana de “La toma de almagro” se va a poder disfrutar de las actividades teatrales propuestas por la 6ta edición del FETI Festival Efímero de Teatro Independiente, el cual está fuertemente vinculado a todo el trabajo que propone la Red cultural de Almagro.

En tiempos de carencia, falta de respuestas; atar lazos, forjar vínculos, crear y resistir desde lo colectivo, es un acto político, que se potencia cada vez más.

Desde un terreno lúdico, artístico, comunicacional y autogestivo, varios espacios del barrio de Almagro, buscan desde la fuerza colectiva transmitir una postura, una alternativa a la represión, a la clausura, al discurso “legítimo” que se intenta implantar desde un gobierno que quiere tapar muchas bocas, con lo que ellas tienen para decir y gritar.

Desde hace dos años, espacios culturales como La Casona de Humahuaca, Casa Teresa, El Archibrazo, y Radio La Victoriosa, entre otros espacios, se dieron cuenta que más allá de sus individualidades, había muchas cosas que los unía, una de ellas, el hecho de compartir un espacio físico, pertenecer al mismo barrio. Este puntapié geográfico, sumado a la afinidad ideológica hizo que esta Red se arme, se desarme, se sostenga, proponga, interactúe y trabaje en conjunto.

 

Revista colibrí conversó con Guillermo Castañeda referente de la Casona de Humahuaca, Guido Roncaglia de Casa Teresa, Nahuel Iriondo y Agustín Clusuellas, ambos participantes del FETI y El Archibrazo, y nos contaron sobre las iniciativas de la Red, la propuesta de la Toma de Almagro y la tradición del FETI.

 

Casa teresa hace dos festivales al año. Elegimos esta fecha, hablando con la Red de cultura para poder motorizarla, buscando espacios para que se sumen a la Red, proyecten y se ayuden.  Siempre en los primeros encuentros viene mucha gente, pero esta vez dijimos: Hagamos algo más grande para que en vez de que vayamos nosotres, vengan. Los espacios que estamos acá somos re afines, compartimos los mismes valores y dijimos: Hagamos algo juntes, nos cuenta Guido.

 

Fue lindo encontrarse en un proyecto los tres y ayudarnos mutuamente, veíamos algo utópico en un principio pero después fuimos bajando y enlazando los proyectos. Venimos todes trabajando hace un montón, agrega Agustín.

 

Lo interesante es que la Red no se plantea como un espacio cerrado, sólo como un lugar para debatir, intercambiar opiniones, socializar entre ellos, sino que todo eso, lo llevan a la práctica, a la acción. Sacar a la calle todas esas propuestas, compartiendo con la gente del barrio, hace que se desnaturalice la idea de “cada uno en su casa”, emerge así un espacio conjunto, compartido, de vínculos, además de resistencia y de expresión. Que el vecine de Almagro se pueda apropiar de su espacio en compañía de otres y encontrarse ya es un acto transformador.

 

¿Qué fue lo que los impulsó armar la Red, movilizarse en conjunto y también coronarlo con esta Toma de Almagro?

 

Lo  hacemos con un sentido social. por ejemplo los chicos de Casa Teresa hacen “Capacitarse para la transformación social”. Los de la Casona de humahuaca hacen “Aula vereda” y también impulsamos el teatro comunitario, comenta Nahuel.

Pensamos a los cortes callejeros, las actividades lúdicas que se van realizando, al arte, como formas o excusas de encuentro con el barrio. Que el barrio mismo se encuentre, empecemos a reflexionar y generar, por medio del arte, espacios de transformación.  En ese sentido, unificar los tres cortes es un hecho simbólico, y ponerle Toma de almagro es empoderar.

 

En palabras de Guido, cada espacio empieza a no pensarse en sí mismo, no funcionar solos, sino que las actividades son en función de un otre.

Al tener tantas actividades afines pensamos dejar pegados por las calles del barrio, días antes del festival , frases, y pensamos: Seguramente si los tres espacios se juntan por separado, las frases serían las mismas.  Eso quiere decir  que estamos pensando lo mismo, a pesar de tener los tres espacios su propia dinámica.

 

No sólo tenemos ideología en común, sino el cómo llevar a la práctica esa ideología.

 

¿Cómo ven en relación a la coyuntura actual, por un lado a sus espacios y por otro el accionar de la gente?

 

La coyuntura política y económica, para los espacios no es buena, en cuanto al aumento de las tarifas y la baja del consumo. En nuestros espacios, la cantidad de gente que viene habitualmente bajó  un montón. En cuanto a las cuestiones callejeras y de actividad popular, me parece que el arte siempre en estos momentos se potencia mucho más. Los momentos de mayor crisis y de represión ,también dieron, por parte de la gente,  respuestas muchísimo mayores, cuenta Nahuel

 

Como referente de La Casona de humahuaca, Guillermo cuenta: trabajando en la calle nosotres aprendemos. Hace un tiempo se acercó gente de psicología de la UBA a compartir el concepto de Salud comunitaria.

Desde muchos lugares, desde los juegos, integraciones de las diferentes identidades de las personas, les van dando a la población salud comunitaria.

Sería un poco hacerse cargo de conocernos y estar al tanto de las problemáticas populares.  Las persona que vive enfrente, deja de ser un total desconocide para pasar a ser la persona que estuvo en el festival. Por eso tenemos la idea de que el arte callejero no es delito, por el contrario, es salud comunitaria, un poco esa va  ser la bandera del evento.

La segunda parada de la caravana va a ser en las puertas de El Archibrazo, aprovechando el encuentro como cierre del FETI, el cual se viene realizando, de manera autogestiva hace seis años y este año se extiende desde el 22 de septiembre hasta el 29, con 12 obras teatrales y talleres. Se presentan a la convocatoria cada vez más obras, de todo el país y de países vecinos. Nahuel nos cuenta que la selección no es una tarea fácil pero principalmente se busca que las obras contengan Crítica social y un colectivo que las impulse, que tenga algo para contar. Nos interesa no sólo el producto, sino que durante el festival se genere un encuentro en el que pueda haber un intercambio.

 

 

¿Cómo hacen, con el crecimiento que van teniendo, para organizarse?

Nosotres somos un colectivo horizontal. Todo tiene que ver más con el deseo. Tenemos el área que se encarga  de la selección de las obras, otro que se encarga de la comunicación, otro de la técnica. Así nos vamos dividiendo según lo que sentimos  que tiene más potencialidad y deseo.

Como propuesta colectiva y sobre todo autogestiva, el FETI no sólo abre espacios para presentar las obras, y diferentes talleres, sino que se encargan de la comida de les participantes y del alojamiento. El lema que circula hace seis años es La gorra, lo popular, lo callejero y lo colectivo.

A lo que le damos más prioridad del festival es al encuentro de las obras, el vínculo que se va generando entre ellas y lo que más nos importa es que la obra pueda llegar al vecine, cuenta Agustín.

 

Este festival se gestó en El Archibrazo, lugar en donde se siguen presentando las obras, pero también se proponen otros espacios amigues, como el Centro cultural El Mandril, el cual, bajo la misma lógica e impronta brinda talleres y actividades a la gorra, y el centro cultural Matienzo.

Si bien este año se busca priorizar que el FETI tenga una identidad en el barrio, hace varios años vienen presentando obras en la villa 21-24, en el espacio Luciano Arruga, y el año pasado en Piedra Buena. Es importante, nos cuentan, seguir participando en esos espacios, pero más allá de los días que dura oficialmente el FETI, extenderlo durante todo el año.

 

Hasta este sábado se puede seguir disfrutando Del Festival Efímero de Teatro Independiente.

 

 

 

1 Comment
  • MaiiKisz
    Posted at 20:19h, 25 septiembre Responder

    “El arte callejero es salud comunitaria”, hermoso concepto.

Post A Comment