Loader
Rapsodia menstrual, o un organismo en esplendor
7891
post-template-default,single,single-post,postid-7891,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Rapsodia menstrual, o un organismo en esplendor

Por Carla Peverelli

 

En esta oportunidad, desde Revista Colibrí se realizó la cobertura de la obra teatral Rapsodia menstrual, que se presenta en el Espacio cultural Silencio de Negras.  La propuesta teatral abarca desde inicio a fin la temática vinculada a la menstruación, pero abordada de una manera particular.  Una chica un poco obsesiva intenta encontrar la manera de dejar de menstruar para poder seguir con su vida cotidiana de estudio, convivencia con su pareja y compañera de casa.  Transcurre en base a la frustración y cambios de humor de la protagonista al no poder lograr su objetivo de dejar de menstruar. La acompaña una puesta en escena con mucho color, desde los vestuarios, y con los demás personajes que suman a la estética y contenido de la obra.

Conversamos con dos de sus actores: Camilo Balestra y Regina Rífenlos, también dramaturga de la obra.

 

¿Cómo surgió abordar la temática de la menstruación?

 “Surgió de un taller de dramaturgia que realicé en el año 2015 de una manera muy accidentada. Llegué el primer día sin saber que en realidad era una tutoría y la idea era llevar algo escrito para que lo puedan leer. Mi tarea fue hacer dos columnas de palabras y crear conceptos a partir de eso, y así surgió lo de rapsodia menstrual.

Después empecé a escribir también sobre la convivencia, que era un tema que en ese momento me llamaba la atención, y así se fue ligando todo. Justo estaba estudiando Bodas de sangre también, por eso en la obra también hay diálogos de ella”, cuenta Regina

 

¿Es la primera vez que presentan la obra?

 

“Hicimos un pre estreno, un Work in progress el año pasado, con sólo dos funciones. Pero fue muy diferente a lo que es la obra ahora, ya que no abarcamos el tema estético, ni del vestuario, nos mandamos a presentarla solamente”, agrega Camilo.

“El año pasado no nos presentamos en este Espacio cultura, sino que estuvimos en El desguace. Estuvo muy bueno, al ser sólo dos funciones, y sin todo el armado estético, fue algo muy diferente la verdad.”

 

En relación a la propuesta estética, colorida, encarnada desde los personajes, Camilo nos cuenta que  la directora encaró la obra desde el primer momento como una puesta no convencional en ese sentido. Se partió desde ese lugar y se fue evolucionando con la personalidad de cada personaje. Cada personaje tiene su caracterización desde un objeto y a partir de ahí se aplican los colores y la estética.

 

 

¿Cómo manejan los ensayos  y los tiempos del proceso de la obra hasta presentarla?

 

“Siempre fue un grupo muy predispuesto en ese sentido, nos juntamos a ensayar una vez por semana, siempre siendo metódicos, fue un proceso muy largo con muchas vueltas e investigación. Desde que surgió la idea hasta llevarla a cabo pasaron tres años aproximadamente así que fue un proceso largo”, explica Regina.

 

En cuanto a la dirección, Regina tomó la decisión de abrir esa tarea a Micaela Cortina, quien se sumó al proyecto con ideas muy interesantes que antes no se habían llevado a cabo en los ensayos.

 

¿Cómo trabajan la idea de Rapsodia, de manejar muchos conceptos que llevan a una idea?

Según Camilo, “La obra es muy poética, entonces la gente se va con distintas sensaciones. Si bien hay un concepto fijo que se puede ver, el público en general suele irse con diferentes puntos de vistas, el intercambio con el espectador es en general ese”

 

Rapsodia menstrual, se presenta todos los domingos de octubre en el teatro Silencio de Negras a las 19 horas. Un plan muy antidomingo

No Comments

Post A Comment