Loader
Mariana Bianchini y un musical freak
8125
post-template-default,single,single-post,postid-8125,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Mariana Bianchini y un musical freak

Por Mai Kisz

 

Si te aburriste de estar sentadx en una butaca o expectante de un show predecible que se sucederá sobre un escenario, ir a ver Crema Rusa puede que sea un buen plan anti-domingo. La cantante Mariana Bianchini preparó una performance que inicia cuando ingresás al lugar y tenés que anunciar tu llegada ante una enfermera. Después,  te dan una pastilla y no queda más que esperar que abra el consultorio de la Doctora Ketamina. Música, expresión corporal, y mucha energía, todos los domingos de noviembre a las 20:00 horas en Espacio 37 (El Salvador 4607)  

 

¿Cómo surge la propuesta de Crema Rusa?

Este espectáculo aparece a partir de la presentación de Matrioska, mi disco solista. Yo venía trabajando con la coreógrafa Romina Laino por una necesidad personal de tener mayor control de la catarsis que me pasa cuando toco en vivo porque a veces terminaba arriba de los pedales del guitarrista o lastimándome las rodillas por algún movimiento. Había una creencia de tener que ser más rockera que los rockeros por ser mujer y eso me llevó a un lugar de mucho descontrol. Me divertí durante años, hasta que entendí que me estaba sintiendo presa de ese rol y que en realidad yo no era así. Podía poner un poco más de creatividad y tratar de experimentar otras cosas dentro del rock. Trabajando esto empecé a experimentar con algunos objetos como las alas para superchica. Lo del cuerpo de baile, que en Crema Rusa aparece lookeado como enfermeras, fue idea de Romina. Son cuatro mujeres que ayudan en el armado y desarmado de la escenografía, pero que también la completan. Entonces el show es como un videoclip tras otro.

 

¿Por qué elegiste un lugar como Espacio 37?

No es fácil tocar seguido en Capital. Lo que sucede es que hacés una fecha, la promocionás mucho, tocás, viene gente y está todo bien. Pero un ciclo, que implica continuidad de público, es más difícil. Por eso busqué un espacio lindo y más pequeño para hacer los cuatro shows.

 

La escenografía resulta muy versátil y se amolda a cada una de las cosas que hacen. ¿Cómo la armaron?

Está pensada para que sea móvil y dinámica. Cada tema tiene una puesta diferente que se construye en el momento, entonces la idea es que sea algo liviano, fácil de mover y transportar. Son caños de PVC que se desarman y se encastran formando una estructura, telas livianas y un carrito de supermercado que es lo que más pesa. Habíamos intentado con un carrito chico pero era más inestable, así que tenemos uno grande y si nos vamos de gira con este espectáculo vamos a tener que salir a conseguir uno en la ciudad en la que estemos. La idea empezó como un carrito de helado, pero fue mutando hasta ahora que es uno de supermercado que sirve para contener cosas y como “Matrioska Móvil”.

 

Para que haya una continuidad en la escenografía tiene que haber una continuidad en la lógica de las canciones…

Yo tengo una lista estimativa que se relaciona mucho con el disco, pero Romina fue la que terminó de darle sentido. El espectáculo empieza y termina con las sombras, porque juega con esta idea de la muñeca que se construye y cuando se apaga la luz vuelve a su cajita. Entonces, en función de lo activo y lo que se necesita para cada tema se fue armando el orden. Aunque en el medio hay algunos acústicos para descansar la vista y el oído, si no es como una trompada de situaciones que uno ve todo el tiempo. Pero se va generando un clima y ya con el anteúltimo tema, que es en el que jugamos con la crema, es como el éxtasis del espectáculo hasta llegar a que ella se vuelva a la cajita. Asique el orden está armado por la directora para que funcione como un espectáculo.

 

Si tuvieras que definir Crema Rusa: ¿Qué palabras usarías?

Un musical freak. Pasan cosas de aquelarre a veces. Se pone intenso con estas mujeres y la música medio Björkeana. Es una puesta en escena con una trama que se desarrolla a través de las canciones, así como también un inicio y un final.

No Comments

Post A Comment