Loader
Mirá cómo nos ponemos
8323
post-template-default,single,single-post,postid-8323,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Mirá cómo nos ponemos

Por Luz Rodríguez

Veni a escuchar a Actrices Argentinas al panel de feminismo en el arte, en Borges 1975, el 14/12 a las 20 HS

 

“La colectiva Actrices Argentinas convoca a esta conferencia de prensa para acompañar la denuncia penal, radicada en Nicaragua en la Unidad Especializada de Delitos Contra la Violencia de Género del Ministerio Público, realizada por nuestra compañera Thelma Fardín contra Juan Darthés. Venimos trabajando, teniendo regularmente asambleas en las que reflexionamos sobre temas relacionados con nuestro oficio. Estas asambleas han dado marco de contención para que podamos hablar y decir lo que nos pasa. Por eso estamos hoy acá”, dijo Griselda Siciliani desde Actrices Argentinas el lunes 11 de diciembre de 2018.

Las Actrices Argentinas convocaron a una masiva denuncia. Denuncia que, desde el llano, más que en lo judicial y mediático, recorre lo social y político. Un suceso más teñido de violencia machista que tiene lugar en la sociedad, en este caso el mundo del espectáculo. Emme Vázquez, acrtiz, militante de Actrices.Argentinas, diseñadora de su propia marca y docente de comunicación de la UBA, dijo a Revista Colibrí:

“No se trata de un hecho aislado, ni de un escrache a una persona o una situación personal. Es una denuncia penal de acoso sexual a una menor, que marca el comienzo de un empoderamiento material y concreto. Estamos consiguiendo derechos y vamos a seguir por ellos”.

 

El “Yo también” tuvo lugar en el Multiteatro de la calle Corrientes, donde las mareas verdes de pañuelos atados a las muñecas iban y venían al compás de los micrófonos, siendo Laura Azcurra, a lo largo de los casi 60 minutos que duró la conferencia en la sala principal, la portavoz de los agradecimientos en nombre de toda la colectiva. “Entendemos el poder de nuestras voces y en ese sentido comprendimos que estando organizadas y juntas nos multiplicamos. Es un orgullo participar de este colectivo”, expresó desde la colectiva al principio del evento.

El abusador, Juan Darthés

Fue en contexto de una gira internacional, del año 2009, que Patito Feo recorrió Latinoamérica y, en su paso, desembarcó en Nicaragua. En una noche, dentro del hotel en el que se alojaba el elenco, Thelma Fardín de 16 años se vio acorralada entre cuatro paredes bajo la figura de Darthés, que en ese momento tenía 45. Tratos sexuales a la fuerza con penetración incluida fue de lo que se tiñó esa habitación en el momento del hecho. Al tiempo del ataque, la única salida con la que Thelma pudo contar fue un tock tock a la puerta de la habitación: una persona perteneciente al personal del hotel fue la que sirvió de puntapié para que Thelma pudiera librarse de la opresión del momento y, tras abrirse la puerta, salir corriendo. Lo que pasó en esa habitación quedó bajo llave durante nueve años y sólo a conciencia de la víctima y las dos compañeras con las que compartió su vivencia.

El ente SAGAI, ONG reconocida a nivel nacional para gestionar los derechos de difusión de las interpretaciones de actores y bailarines, sacó en su última encuesta un dato que hace ruido: el 66 por ciento de las encuestadas afirmó haber sido víctima de un abuso y/o acoso sexual dentro de la profesión. “Se parece más a una norma que a una excepción, ¿no? Porque, ¿a quién vamos a denunciar? ¿Al jefe de casting? ¿Al dueño de la productora? ¿Al director de la obra o película? ¿Al maestro de teatro?”, esbozó Anabel Cherubito a raíz de este relevamiento de datos. Erotización con sobreexposición y cosificación de los cuerpos de niñes y adolescentes, falta de tutelaje en las giras para los elencos compuestos por menores y una precariedad laboral que asusta. El mensaje es claro: prudencia y presencia de la toma de recaudos pertinentes en la justicia, un aparato más ágil y con tiempos que contemplen a los procesos complejos de los que se envuelve a este tipo de denuncias y a las circunstancias de las que nace. La responsabilidad en el tratamiento mediático y escuchar las voces de las que desde el campo actoral vivieron violencias, como mínimo. La organización de las actrices está presente y va por todo.

“Este es un mensaje para la sociedad toda. No nos callamos más”, Laura Azcurra.

El Caso Darthés es el ejemplificador clave de todas las miserias vividas, en el ambiente del teatro, la televisión, cine, y el espectáculo, por miles de compañeras actrices e intérpretes. Las relaciones de poder enmarcadas en la denigración de la figura femenina, tanto desde los tratos personales como en la configuración de los roles en los personajes abordados para los diversos relatos que se cuentan en películas, series, obras teatrales, y demás espectáculos, tendrán que desaparecer. El replanteo de la estructura es total.

Frente a la complicidad machista, respuesta feminista y organizada. Ya no más silencio. Mirá cómo nos ponemos.

 

No Comments

Post A Comment