Revista Colibri | Feminismo al poder
8343
post-template-default,single,single-post,postid-8343,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Feminismo al poder

Por Nicole Martin

El viernes 14 de diciembre, la Revista Colibrí organizó un panel en Borges 1975, ubicado en Plaza Serrano, para debatir sobre el rol del feminismo en el arte y en los medios de comunicación. Además, se realizó una fotogalería femininja y una intervención artística en los baños del espacio. La jornada finalizó con un recital de Miau Trío.

 

Foto: Camila Bianchi – ig:@rudah.visual

El primer panel fue el de Mujeres y disidencias en espacios artísticos, moderado por la fotógrafa y coordinadora de fotografía en la cooperativa, Alana Rodríguez. Asistieron Sol Bonelli, dramaturga, guionista y productora, Sisa Soldati, de la Agrupación Mujeres Muralistas Argentinas (AMMurA), Melisa Vázquez, actriz, dueña de la marca Emme Vázquez y militante de Actrices.Argentinas y la actriz, comunicadora y locutora nacional, parte de la Cooperativa de Arte Trans, Nicole Nina Loyola.

De izquierda a derecha: Nicole Nina Loyola, Melisa Vazquez, Sisa Soldati, Sol Bonelli y Alana Rodriguez. Foto: Camila Bianchi – ig:@rudah.visual

Sol Bonelli, que trabaja con perspectiva de género en el ámbito teatral y es coordinadora teatral en el Espacio Cultural “El Sábato” de Económicas de UBA, destacó los pasos que está dando el feminismo en la sociedad y se refirió al trabajo enorme que continúa en la lucha: “Si tenemos a una actriz, rodeada de otras actrices conocidas, denunciando una violación, y aún así la cuestionan, imaginemos lo que sucede en otros ámbitos”. La militante contra la trata de personas ganó una Mención “Santa Clara de Asís” (2017) por el unitario “Se trata de Nosotros” y el premio Ficciones Federales del INCAA (2012). En teatro, escribió y dirigió: “Flores de Tajy”, que aborda la trata, conjugando con leyendas guaraníes y “Mamífera”. “El feminismo nos permite tejer redes que son las que nos sostienen cuando el mundo se cae en la crisis económica y social”, afirmó.

Sol Bonelli. Foto: Camila Bianchi @rudah.visual

Sisa Soldati, representó a la Agrupación Mujeres Muralistas Argentinas, de casi 300 mujeres en todo el país, que realizó una pintada federal esta semana en exigencia de convocatorias transparentes y un cupo femenino del 50% en las licitaciones públicas para realizar murales. Además, desde su primer vídeo contra el festival COLOR BA, denuncian la política de la gentrificación y la inequidad de género en los murales y medianeras de Buenos Aires, donde el 100% de las paredes están firmadas por hombres. “Se toman barrios marginales y, a través del arte, se sube el precio de las propiedades, se desplaza a la gente y se lo convierte en un barrio de élite”, explicó Soldati.

Izquierda, Emme Vazquez, Actrices.Argentinas. Derecha, Sisa Soldati, AMMurA. Foto: Camila Bianchi – ig: @rudah.visual

“En el arte se invisibiliza el rol de la mujer y el ámbito es sumamente machista”, denunció Emme Vázquez, quien hizo declaraciones a la Revista en otra nota sobre la denuncia contra Juan Darthes, y se refirió al momento como un hito histórico donde se está repensando el lugar de la mujer, en el cotidiano y el trabajo, por fuera de la lógica de opresión patriarcal. “La organización es el camino, y lo que presenta Actrices.Argentinas es la posibilidad de una mayor visibilización”, dijo.

Su colega, la actriz Nicole Nina Loyola, fue socia fundadora de la Cooperativa de Arte Trans en 2010, junto a Emma Serna y Daniela Ruiz. El trabajo de la organización se basa en proteger a sus miembros de la violencia y la prostitución como única salida laboral. “Lo importante es ponerse en el lugar de la otra persona, es lo humano, y sin eso, no sirve ninguna educación ni legislación”, opinó la locutora nacional y quien está cursando su último año de la licenciatura en Enseñanzas de las Artes Audiovisuales en la ENERC. Además, subrayó que los medios deben tener un discurso que no reproduzca las violencias del patriarcado.

Nicole Nina Loyola, Cooperativa de Arte Trans. Foto: Camila Bianchi -ig: @rudah.visual

En el segundo conversatorio, sobre feminismo en medios de comunicación, la periodista Nicole Martin moderó el panel donde estuvieron presentes: Agustina Anitsuga y Lorena Bermejo, comunicadoras de Revista PEUTEA, Gia Castello, de Chicas Poderosas y Chicas Programando, y su compañera Belén Arce Terceros, de Chicas Poderosas; Maria Paz Tibiletti, periodista de LATFEMCandelaria Botto, economista parte de Economía Femini(s)ta, Malena Sánchez, actriz militante de Actrices. Argentinas y la Titular Diseño y Estudios de Género de FADU, Griselda Flesler.

Candelaria Botto, economista entrevistada por la Revista, coincidió con la idea planteada en el panel anterior, sobre que el feminismo marcó un punto del que ya no hay vuelta atrás. “Son momentos de quiebre que nos hacen pensar no sólo en nuestras acciones futuras, sino las previas, y en ese sentido celebro que se convierta en moda, para sumar a más compañeras”, dijo la compañera de Economía Femini(s)ta y reinvindicó los trece años de trabajo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y los treinta y tres años del Encuentro Nacional de Mujeres. Economía Femini(s)ta surgió en 2015 para disputar espacios sobre economía, un área muy masculinizada, e intenta generar datos, estadísticas y herramientas de participación feminista, desde la construcción colectiva.

De izquierda a derecha, Griselda Flesler, Agustina Anitsuga, Lorena Bermejo y Candelaria Botto. Foto: Camila Bianchi – ig: @rudah.visual

Uno de los ejes propuestos por la Revista Colibrí fue la comunicación no sexista y el lenguaje inclusivo. “La comunicación con un lenguaje no sexista en LATFEM fue consensuado desde el primer momento porque no lo podemos concebir de otro modo y responde al debate que se da entre las activistas en las organizaciones”, dijo Maria Paz Tibiletti. “Somos un medio de comunicación pero también somos activistas”, mencionó, y se refirió al Encuentro Nacional de Mujeres y a las transformaciones dentro del movimiento, como que haya pasado a ser no únicamente de mujeres, sino también “lesbianas, trans, travestis y disidencias” y que esté convirtiéndose en un encuentro “plurinacional”.

De izquierda a derecha: María Paz Tibiletti, Griselda Flesler, Agustina Anitsuga. Foto: Camila Bianchi – ig: @rudah.visual

Sobre el lenguaje inclusivo, la diseñadora gráfica y titular Diseño y Estudios de Género FADU, Griselda Flesler, declaró: “El lenguaje inclusivo es poner en acciones el pensamiento crítico. Es una acción política.  Y ahí terminan las discusiones de la RAE, porque es una propuesta que pasa por otro lado. Son interesantes las discusiones que se generan y la perspectiva del lenguaje como algo transformador, en construcción de una realidad”. La docente e investigadora compartió la experiencia de los baños inclusivos en FADU, que generó mucho interés por parte de la prensa y, a la vez, un espacio de cuestionamiento, donde se analizó el lugar de las preguntas que proponían los medios, y quienes respondían.

Agustina Anitsuga, Revista PEUTEA. Foto: Camila Bianchi -ig: @rudah.visual

“Tenemos posibilidades que nunca antes soñamos, las redes nos permiten comunicar de manera gratuita”, dijo Agustina Anitsuga de Revista PEUTEA, quien conectó la herramienta de las redes con la organización. La Revista PEUTEA nació en 2017 como un proyecto de una comunicación no sexista, en crítica a los medios y trabajando temáticas por fuera de la agenda masiva o tradicional. Lorena Bermejo, compañera del medio, vinculó el feminismo con los medios y la autogestión: “Parte de la autogestión se puede sostener si trabajamos en red, necesitamos trabajar con otras compañeras para poder mantenernos”.  Maria Paz Tibiletti, de LATFEM, coincidió en este punto y agregó que esta lógica es característica de la militancia feminista. A su vez, destacó el arduo trabajo de las compañeras de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito quienes posibilitaron la cobertura de la votación en Senadores de la Ley IVE, cuando el Congreso no lo había acreditado. “Esas redes que se tejen desde el feminismo son las que nos permiten hacer periodismo desde esta perspectiva”, sumó.

De izquierda a derecha: Agustina Anitsuga, Lorena Bermejo, Candelaria Botto, Nicole Martin y Malena Sánchez. Foto: Camila Bianchi – ig: @rudah.visual

Todas las participantes, de ambos paneles, reconocieron el avance del feminismo en todos los rubros, y también destacaron el trabajo que queda por hacer. Belén Arce Terceros, de Chicas Poderosas, dijo al respecto: “Cuando hice mi primer curso de periodismo con perspectiva de género, recién se estaba tratando el no uso del crimen pasional y la significación del feminicidio. Hace diez años las agencias te mandaban cables con esos términos, que eran normales y no se cuestionaban”. María Paz Tibiletti agregó que igualmente “hay que estar muy atentas”, porque aunque se nombra como femicidio, muchas veces los medios siguen tratando el tema con la lógica del crimen pasional.

Izquierda, Belén Arce Terceros. Derecha, Gia Castello. Foto: Camila Bianchi – ig:@rudah.visual

El 70% de los cargos jerárquicos en los medios son ocupados por hombres y, sin embargo, las mujeres somos las principales graduadas de las carreras de periodismo y comunicación. Así lo estudió la Asociación Civil “Comunicar por la igualdad” y la periodista de LATFEM la citó para después afirmar:”Las periodistas feministas no estamos en los medios masivos y si estamos, es en un lugar muy menor”. Gia Castello, de Chicas Poderosas, una comunidad de mujeres en medios de 17 países latinoamericanos, mencionó un estudio relacionado, realizado por SembraMedia, que descubrió que el 40%  de los medios digitales independientes de Latinoamerica fueron fundados por mujeres, y el 70% tienen lideres mujeres. Entonces, opinó: “En estos medios, las mujeres están haciendo la revolución desde abajo y bajo la autogestión. Hay un despertar, si no lo podemos trabajar en el lugar donde estamos, vamos a organizarnos y crear otro espacio”.

Malena Sánchez, Actrices.Argentinas. Foto: Camila Bianchi – ig:@rudah.visual

También estuvo presente Malena Sánchez, de Actrices.Argentinas, quien habló sobre las redes dentro del feminismo y dijo que “nosotras empezamos a leer y a deconstruirnos con mucha humildad porque nos dimos cuenta de la responsabilidad que es tener una voz tan escuchada”. Cuestionó la masividad que tienen las actrices y figuras mediáticas, y acentuó la necesidad de formar a esas personas para utilizar la televisión a favor del feminismo. Y se preguntó: “¿Cuántas Thelma Fardín hay? Pero claro, lo dice una chica blanca, utilizando las palabras violación, penetración y menor de edad, y entonces todos escuchamos. Perfecto, seamos inteligentes y utilicemos esa masividad”.

De izquierda a derecha: Maria Paz Tibiletti, Griselda Flesler, Agustina Anitsuga, Lorena Bermejo, Candelaria Botto, Malena Sánchez, Nicole Martin, Belén Arce Terceros y Gia Castello. Foto: Camila Bianchi – ig:@rudah.visual

Candelaria Botto también se refirió al cuestionamiento de los privilegios: “Nos hacemos cargo de que somos blancas y profesionales. Venimos de cuatro Ni Una Menos y entendemos que la cara del feminismo en Argentina es ésta y que no representa a la totalidad del colectivo. Nos tenemos que hacer cargo de abrir estos espacios para tender redes hacia los reclamos de los pueblos originarios y de otros colectivos”. Y cuando se preguntó por la comunicación, agregó: “Es importante no querer hablar por las disidencias, sino darles la palabra”. Lorena Bermejo, de Revista PEUTEA, coincidió en estos puntos y sumó la propuesta de escuchar y “replicar los medios de comunicación donde sí participan otras disidencias e identidades de género”. Agregando que “si luchamos por una igualdad, no es necesaria la aclaración de la identidad de género y sexualidad en nuestras firmas, porque lo que -también- vale es la perspectiva que tomamos”.

Agradecemos de corazón a Borges 1975 y la participación de todes les que
hicieron posible este evento, para cerrar el año de Revista Colibrí

Intervención en el baño. Foto: Camila Bianchi – ig:@rudah.visual

Sin comentarios

Postear un comentario