Loader
Lxs PIBXS – Foto de la semana
8800
post-template-default,single,single-post,postid-8800,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Lxs PIBXS – Foto de la semana

Por Alana Rodriguez

#Hoy en la #fotodelasemana:
“Lxs pibxs” es un fotoreportaje realizado por la fotógrafa argentina Laura Dalto sobre los Centros de Atención Transitoria (CAT), hogar de niñes y adolescentes a los que se les han vulnerado sus derechos. Laura recorrió con su cámara los pasillos y espacios del centro, descubriendo distintas historias e involucrándose con ellas con cariño y responsabilidad. Con una sensibilidad que la comprometió a visibilizar la problemática de las personas mas vulneradas de la sociedad. Teniendo que afrontar el desafío de entrar en un dispositivo del estado y proteger la identidad de les menores, Laura logró construir confianza con elles y con las personas que trabajan en el establecimiento:

“Elegí trabajar con lxs pibxs porque encarnan el futuro de una sociedad, mirarlos a ellxs es comprender cómo estamos como sociedad y qué hacemos como adultos para vivir en un lugar más justo y equitativo. Sus historias individuales son la representación de otras miles acalladas, trabajar con ellxs creo que es darles voz. “


“El trabajo con ellxs fue muy hermoso y muy fuerte, uno no solo se encuentra con la problemática de cada unx lxs pibxs y problemas mucho más comunes de lo que pensaba, sino también con las miserias que tenemos como sociedad. También te podés encontrar con barreras y límites emocionales propios, porque el/la fotógrafx generalmente está en un lugar de poder, y hay que saber comprender cuando sacar la foto o bajar la cámara. En mi caso particular me pregunté si no bajaba demasiadas veces la cámara, pero creo que un fotografx no puede aportar a la vulnerabilidad de alguien por una foto.”


“En mi relación con ellxs me encontré con sus enojos, sus abrazos eternos, con llamados de atención, con que te esperen y también con esperarlos yo a ellos. Llegué a esperar más de una hora que vengan al taller, si les decía que me iba de repente aparecían todos, te preguntaban cuando volvías, ellxs pasan mucho tiempo ahí, con emociones que muchas veces lxs desbordan. Hubo veces que el clima en el hogar no estaba para trabajar, también hay que entenderlo, ese día o no se trabaja o se hace desde la necesidad que tienen ellxs, que puede no tener ver con lo planificado.
Es super variable el estado de animo, elles no están ahí porque quieren; están por que la pasan peor en sus casas, porque muchas familias se desentienden o se enojan con ellos por haber denunciado un abuso, o no tienen la herramientas materiales. Lo que es peor: hay muchos pibxs más que ni llegan a denunciar o que simplemente no se los toma porque no hay cupo en los hogares.”


“Esto no se puede ver solo como un ‘problema social’, sin comprender la responsabilidad del Estado donde los hogares son el parche a otras falencias o malas políticas. Por ejemplo uno pensaría que todxs los pibxs que están ahí son de clase baja o pobres y la realidad es que no, que muchos son de clase media porque las violencias excede a la clase social; la diferencia es que las clases altas tienen otras herramientas para mantener ocultas esas vulneraciones y que todo ‘quede en casa’. Una problemática común que ví en lxs pibxs adolescentes, más allá del motivo del ingreso, es el desorden alimenticio y la percepción que tienen de su figura”.

“Si tengo que pensar una solución, es cambiar todo de raíz porque la realidad es que cuando ves las políticas que se implementan y los manejos comprendés que no hay una verdadera intención de cambiar las cosas o de aportar a la sociedad, la mayoría de los dispositivos del Estado dependen más de la buena predisposición de lxs trabajadorxs que de herramientas reales. Mientras tanto se puede no ser indiferentes, repensarnos todo el tiempo si no estamos naturalizando maltratato, cómo se llega a que tengamos tantos pibxs y generaciones vulneradas, y si estamos siendo indiferentes cuando podemos hacer algo.”

“A nivel individual el camino es solidarizarse con quien puede ser víctima, abrir espacios de diálogo y escucha, comprender la naturaleza de los mismos. No creerse ajeno, ahora como cada año electoral sacan la propuesta de la baja de punibilidad, queriendo desviar el verdadero problema y señalando a quienes como sociedad deberíamos brindarles una infancia digna y protegida, comprender que el problema no son lxs pibxs, sino los adultos y sobre todo el gobierno de turno y sus políticas que criminalizan constantemente la pobreza y las infancias. El Estado muchas veces vulnera más de lo que ayuda”

1 Comment
  • Juan carlos sabchez
    Posted at 12:30h, 20 marzo Responder

    Hermosa nota que golpea con la realidad y te empuja a no cerrar los ojos

Post A Comment