Loader
Baila la Chola, militar a través del arte
8930
post-template-default,single,single-post,postid-8930,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Baila la Chola, militar a través del arte

Por Daniela Garrido

Amor, compromiso, organización, manija, sororidad, activismo, cooperación: esas fueron varias de las palabras que salieron de la boca de tres integrantes de la murga Baila la Chola: Antonnella Perri, Cou Infante y Ana Laura Pereira al preguntarles con qué conceptos identifican a este colectivo. Es una banda de murga estilo uruguayo que surgió cerca del 2012 de aproximadamente veinte compañeras que se organizan siempre de manera colectiva y horizontal al momento de tomar decisiones y seguir creciendo dentro de la música.

El nombre surgió cuando en sus inicios, se pusieron a jugar con una cholita en forma  de muñeca. Nos cuenta Ana: “Pensándolo, la chola es una mujer mestiza, con mezcla de orígenes y tradiciones, y creíamos que todas teníamos ese origen mestizo. Y el Baila es por el tema del movimiento, de la mujer en movimiento”. En conversación con Revista Colibrí, nos cuentan cómo surge la murga y qué significa ser una de las pocas bandas de estilo uruguayo compuesta y sostenida por mujeres, qué camino recorren junto al feminismo, y también su experiencia en el Encuentro Internacional de Murgas de Mujeres y Mujeres Murguistas, EMM y MM.

El estilo uruguayo les  permite jugar y transitar diferentes expresiones artísticas como el canto, la puesta en escena, percusión, escritura creativa, el humor y la crítica. “Usamos al humor como herramienta”, asiente Ana. En relación a qué dice Baila la Chola y qué no, Antonnella nos cuenta que su organización, si bien es compleja y horizontal, permite plantearse qué quieren decir, y a quién decírselo: “Desde el comienzo fue un desafió entender desde dónde cantábamos y obviamente hay algo que nos excede, cantamos desde nosotras como mujeres. Al escribir cosas nuevas nos dábamos cuenta que estábamos atravesadas por temáticas que nos pasan como mujeres, que no era necesario aclarar quienes éramos”.

¿Cómo es el proceso creativo?

-Cou:  El proceso creativo es colectivo y cooperativo. Nos organizamos en comisiones y asambleas pautadas donde compartimos avances y conflictos. Construimos la idea entre todas y las comisiones avanzan en esa línea, escribiendo, arreglando, pensando la puesta o encarando los trajes.

Antonnella agrega  que el proceso tiene varias etapas: “comienza con una comisión de letras, cuando se elige un tema. Hay una jornada de integración donde todas nos juntamos el domingo y salen las consignas, objetivos del nuevo espectáculo. Y la temática que tenemos ganas de empezar a investigar. También estamos abiertas a nuevas maneras de crear. Sobre la marcha vamos viendo qué necesitamos.” Si bien hay una más general, las cholas se organizan en varias comisiones creativas y resolutivas: letras, puesta en escena, de maquillaje, vestuario, prensa, producción, finanzas y audiovisual. Esto rompe con un estereotipo fuerte, en el cual la mujer dentro de la murga uruguaya, sólo sirve  para los arreglos vocales más agudos o la parte de vestuario y maquillaje.

En representación de un colectivo más grande, las tres concluyen que la posición de las mujeres en la música, e incluso en la murga estilo uruguaya, siempre fue opacado e incluso tradicionalmente mal visto en cuanto a conformar sus propios colectivos musicales. Ana nos cuenta cómo cuesta que las mujeres puedan ingresar en el concurso oficial del Carnaval de murgas en Uruguay

¿Cuál creen que era anteriormente la posición de las mujeres en la música y en particular en la murga estilo uruguayo? ¿Ahora cambio?

-Anto: Creo que las mujeres en las música y en otras artes nos sentíamos con menos confianza, o por lo menos me pasaba a mí. Un poco presionada bajo la mirada de otras personas. Creo que el rol como artistas mujeres se está expandiendo y se visibilizan otras maneras de hacer arte.  Artistas que antes estaban invisibilizadas o bajo la mirada de un ejemplo de varón. Cou nos cuenta cómo la murga uruguaya en su país sufre desde el origen el peso del machismo y de la competencia: “Hoy las mujeres están despertando y haciendo revolución. Nosotras pudimos elegir, aunque sorteamos a diario cuestiones machistas y tratamos de sostener porque sabemos que podemos cubrir todos los roles y lo haremos maravillosamente a nuestra forma”

Pero no todo queda en el escenario: como artistas autogestivas visibilizan historias individuales y colectivas bajo el nombre de Mujeres artistas, como así también en su blog donde escriben y publican notas sobre temáticas que las/nos atraviesan como feminismo, lucha colectiva e historia.


¿Cómo fue la experiencia en el EMMyMM? ¿Qué particularidad sintieron en relación a un encuentro que las pone a ellas como protagonistas?

-Ana: La experiencia fue espectacular, un honor participar. El año pasado sólo se hizo a nivel nacional en Uruguay y este año fue internacional. Participamos murgas de Argentina y Chile. Se quedaron con las ganas algunas mujeres de Colombia también. Es un avance muy importante en base a lo que ocurre, que las mujeres estamos ocupado los lugares que queremos ocupar. Eso tiene una resistencia

Hacen hincapié en la idea de comunidad dentro del encuentro, de abrazo feminista y murguero, del ida y vuelta y el aprendizaje que se generó compartiendo entre todas las compañeras.

-Cou: La fuerza que se sintió en el encuentro es algo difícil de explicar. Estamos viviendo una revolución que nuestras hijas nos van a agradecer. Pudimos abrazarnos, contenernos, darnos fuerzas, consejos, debatimos posturas, construimos algo que solo es un punto de partida.

 ¿Creen que la lucha feminista que se está gestando con más fuerza en los últimos tiempos, tiene influencia en Baila la Chola? ¿De qué manera?

-Ana: Tiene mucho que ver. Cuando nosotras nos gestamos como murga queríamos armar una murga de mujeres porque creíamos que podíamos ocupar todos los roles. Pero en ese momento, 2012, no nos llamábamos feministas. Si bien algunas lo éramos, teníamos esa militancia previa. No nos denominábamos así porque había todo un prejuicio en relación al termino. Por suerte fue cambiando y entendiendo a nivel social qué significa la igualdad. Mas allá, también participamos de muchas movidas feministas, apoyamos, tratamos de estar cuando nos invitan.

Nuestro arte  esta travesado por el feminismo, y él es fundamental para nosotras como artistas desde el lugar que estamos paradas.

En relación a su ultimo espectáculo Se Picó, Cou nos cuenta  que “resume la búsqueda de una colmena de abejas que van en búsqueda del progreso, pasando por los estereotipos femeninos, las relaciones de poder, la iglesia y las formas políticas de evolución. Es una metáfora con postura política”

Según palabras de Ana, “El show nació con la idea de llevar a fondo la pregunta: ¿Qué es progresar? ¿En sentido económico? ¿Tener mas acceso a los bienes materiales, o está en lo espiritual? Quisimos ir un poco hacia la cuestión eclesial. Lo que ocurrió con el papa, cuestionarnos si la iglesia había progresado o no, creemos que no, que sigue apoyando ideales conservadores. Todo en clave de humor. En el tercer couple, reflexionamos los modos en los que se progresa en esta sociedad. Modos que nosotras ponemos en cuestión como la meritocracia o aristocracia por ejemplo, los que nacieron  progresados, ahí es donde hablamos de la desigualdad”

Para ver próximamente a Baila la Chola:

 El 13/4 en el festival El Minguero, San Juan y Maza.

 25/4 festival de Mujeres artistas, Centro Cultural Recoleta

No Comments

Post A Comment