Revista Colibri | Reseña a Girl: “No vuelvas a usar nunca más ese nombre”
9274
post-template-default,single,single-post,postid-9274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Reseña a Girl: “No vuelvas a usar nunca más ese nombre”

Por Rocio Lema

Título original: Girl

Año: 2018

Duración: 100 minutos

País: Bélgica

Dirección: Lukas Dhont

Reparto: Victor Polster, Arieh Worthalter, Valentijn Dhaenens, Oliver Bodart, Tijmen Govaerts

Género: Drama | Transexualidad / transgénero.

 

 

En Argentina, el 9 de mayo de 2012 se sancionó la Ley 26-743 de Identidad de Género y fue la primera del mundo que no patologiza la condición trans. Permite que las personas transexuales y transgéneros sean inscriptas en sus documentos personales con el nombre y el género de elección. Además, ordena que todos los tratamientos médicos de adecuación a la expresión de género sean incluidos en el Programa Médico Obligatorio, lo que garantiza una cobertura de las prácticas en todo el sistema de salud, tanto público como privado.

***

Existe un mito fundado que sostiene que la palabra “adolescencia” proviene del verbo “adolecer”: es decir, sufrir o carecer de algo. Si bien es un sentido común adquirido (porque el origen de la palabra es otro) la mayoría de la gente acuerda en que esta etapa duele y esta película encarna eso: el sufrimiento adolescente, exacerbado por ser trans. Protagonizada por Victor Polster, Girl es una película que relata la historia de una adolescente trans y está inspirada en una historia real.

Lara está por cumplir 16 años y sueña con ser bailarina de danza clásica: es delgada, esbelta, tiene el cabello largo y rubio, hace poco que se perforó las orejas. Lleva adelante un tratamiento para conseguir el cambio de sexo. Quiere sentirse y ser mujer. A la vista de todes lo es. El conflicto y las inseguridades son internas. Se siente presionada por sus compañeras del colegio de ballet, por el chico que le gusta. Sus genitales no coinciden con su expresión de género y sufre descarnadamente por ello.

Gabriela Mansilla, mamá de Luana (la primera niña trans argentina en tener DNI) en una entrevista para Agencia Presentes dijo: la batalla de les niñes trans no termina con el documento y Girl visibiliza esta situación: la protagonista se hace llamar Lara y luce cómo una chica, pero constantemente se siente puesta a prueba. El binarismo hombre/mujer la atormenta. Además de querer pertenecer al grupo del colegio, la exigencia aumenta por querer ser bailarina. La hormonización y el proceso de cambio de género no son del todo compatibles con su anhelo.

La película invita a reflexionar, hace foco principalmente en la importancia del acompañamiento familiar en el proceso de transición, en la aceptación, pero sobre todo en el dolor de no “ser”. Pone en disputa los estereotipos de género.

¿Qué significa ser mujer? ¿somos genitalidad? ¿somos apariencia?

El relato es crudo e incluso demasiado explícito, pero necesario. Dulce y violento. Girl explicita los vaivenes de una transición, los altibajos y los miedos. Las exigencias de la sociedad, aún en una un poco mas “avanzada” y “tolerante” que la nuestra.

La Ley nos sirve para ir a exigir el trato y el respeto para nuestres niñes, pero la ley no modificó a la sociedad” remarcó la mamá de Luana en la misma entrevista.

Sin comentarios

Postear un comentario