Loader
Mujeres que viajan por el mundo
9488
post-template-default,single,single-post,postid-9488,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Mujeres que viajan por el mundo

Por Diego Pacheco

Ellas se convierten en trotamundos apoyándose en las apps y en las redes sociales. Intentan demostrar que viajar solas es posible si se mantienen acompañadas.

Ningún hombre dice que tiene miedo de viajar solo. Quizá busque compañía, pero no precisamente por miedo. En cambio es más común que las mujeres sientan temor sólo con la idea de planear un viaje en solitario. “Me moví como mochilera durante seis meses sola por Perú y Ecuador. Son dos países muy machistas, aún así, nunca me sentí en peligro. Todos mis prejuicios se esfumaron”, declara la estudiante argentina de ciencias económicas, Betina Iribarren, y agrega: “De a poco las mujeres nos vamos empoderando”.

Betina Iribarren

En la red social Facebook existe un grupo de apoyo llamadoClub de mujeres que viajan solas por el mundo’ con más de 52 mil miembros femeninos y al que se suman alrededor de 500 nuevas viajeras por semana. Su creadora, Lizeth Pana Van Grieken, es una colombiana que tomó la decisión de fundar este espacio luego de haber realizado un primer viaje internacional en solitario a Ecuador. En el mensaje de bienvenida de esta comunidad aclara que no se trata de un espacio para la lucha de igualdad de género, sino de un grupo de apoyo entre mujeres para ayudarlas a realizar sus sueños viajeros.

“Los grupos para viajeras en Facebook me son de mucha ayuda, pero también creo en la necesidad de hacer reuniones presenciales en donde podamos conocernos mejor”, expresa la auxiliar contable mexicana Giselle Luna Arroyo. Ella acentúa la importancia de generar comunidades, porque “a las mujeres el mundo aún las ve frágiles y débiles”. También reconoce que el acceso a Internet es una gran herramienta que le permite ubicarse con mapas y conocer los recorridos y horarios de los transportes públicos de cada país, además de mantenerla en permanente contacto con su familia.

Giselle Luna Arroyo

A principios de 2018 se lanzó una aplicación para celular llamada Trip Woman, donde todas las registradas cuentan con un botón de emergencia al cual pueden acudir en caso de necesitar ayuda o ante una situación de estrés. Este sistema envía la ubicación de la mujer en peligro a otras usuarias que se encuentren en la zona y que hablen su mismo idioma.

“Esta aplicación ayuda a quebrar las barreras de la violencia, la inseguridad y la opresión. Me la descargué apenas me enteré de ella”, celebra la empleada administrativa argentina Alejandra Marini que lleva recorridos más de quince países dentro de América, Europa y Asia.

Alejandra Marini

Algunas desafían aún más sus capacidades de supervivencia y atraviesan fronteras a un estilo completamente mochilero, trabajando para subsistir en los lugares que visitan. Betina Iribarren recorrió durante medio año Perú y Ecuador, trabajando en ambos países. “Hice voluntariados en hostales y dependiendo del lugar lo hacía durante cuatro a cinco horas por día. Limpiaba habitaciones y ayudaba en la cocina. La paga variaba, pero generalmente solían remunerarme con hospedaje y desayuno. En ocasiones vendí sándwiches a los turistas para generarme ingresos”, cuenta.

El cubano Lázaro Quezada alquila habitaciones de su vivienda en la ciudad de Trinidad, a 300 kilómetros de La Habana. A su hogar llegan mujeres de diversos países a las que siempre ve “confiadas” moviéndose por la ciudad e incluso dice que “regresan a casa pasada la medianoche”. En plan de economizar y a modo de intercambio cultural ellas se están haciendo muy frecuentes en hostales y en casas de familia. “Le aconsejo salir siempre con una copia de su pasaporte y le hago un pequeño mapa de la zona, dibujado, con los lugares tranquilos que puede visitar. Igualmente las veo bastante seguras e informadas”, reconoce Karla Chávez Casanova, dueña del Hostal ‘Suspiros del Inka’ en Lima, Perú.

Cuando la aventura llama, las que se animan a documentar sus experiencias alrededor del mundo empiezan a convertirse en una influencia para las demás. La profesora de inglés chilena Camila Fulle, fundó un canal de YouTube llamado ‘Chilena por el mundo’ con el que ya recolecta más 20 mil suscriptores. Desde este espacio ella comparte el día a día de sus viajes para brindar seguridad y referencias a sus seguidoras. “Siempre que algún desconocido te pregunte en dónde te estás hospedando respóndele que te encuentras visitando a familiares o amigos en esa ciudad, así pretendes hacerles creer a los otros que si desapareces alguien notará tu ausencia ese mismo día”, aconseja.

Teniendo en cuenta lo anterior, los proveedores de turismo están pensando más en cómo presentar sus ofertas y empezaron a moldear sus productos y servicios con el fin de lograr mayor empatía con el público femenino.  La empresa norteamericana de reservas online TrekkSoft, que funciona en más de 130 países, revela en su último informe anual de tendencia turística 2018 que las damas reservan mayor cantidad de tours y actividades dentro de los buscadores de su sistema.

Esto también empezó a generar cambios positivos en cuanto a la igualdad de género dentro del campo laboral. Gracias a estas nuevas tendencias de búsqueda sucede en la actualidad que dos de cada cinco guías turísticos son mujeres, un número que viene en ascenso en los últimos años, según TrekkSoft. Entonces, la necesidad de generar servicios proporcionados por personal femenino irían en aumento gracias a la decisión de brindar seguridad y confianza a las crecientes corrientes de viajeras.

“Nosotras tendemos a ser más detalladas, profundizamos mucho más y necesitamos sentirnos seguras”, declaró la mochilera ecuatoriana Gabriela Ayala, respondiendo a los resultados que arrojó el sitio de búsquedas de vuelos y destinos Skyscanner. Según sus estadísticas hay un gran número de mujeres planificando rutas, ya que sólo en esta plataforma un 75% de la investigación previa a viajar es ejecutada por usuarios femeninos. Ellas se están empoderando. Las mujeres que viajan solas están logrando que las empresas turísticas se enfoquen y trabajen para ayudarlas a conquistar su sueño de recorrer el mundo.

4 Comments
  • Analía
    Posted at 16:34h, 12 junio Responder

    ¡Hermoso!

  • Geraldine Moreno
    Posted at 23:21h, 12 junio Responder

    Amé la nota!!! Gracias x darnos estos espacios a las mujeres viajeras…y mil gracias por difundir la labor del club MVS…es una hermosa red de apoyo entre mujeres viajeras…son todas bienvenidas a sumarse y contribuir a empoderar a otras mujeres para que se animen a salir a la ruta 💜

  • Romi T
    Posted at 01:41h, 14 junio Responder

    Pertenezco a este maravilloso club y me alegra muchísimo que hayan publicado esta nota! Saludos desde Buenos Aires

  • Ale Miño
    Posted at 18:49h, 14 junio Responder

    Como todo primer viaje a otros países,sentí miedo y al conocer el Club VMS me sentí protegida y acompañada en todo mis trayectos ya los fantasmas se disiparon. Amo este club y los encuentros !!

Post A Comment