Loader
Marlene Wayar por Pilar Cabrera – Foto de la semana
9652
post-template-default,single,single-post,postid-9652,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Marlene Wayar por Pilar Cabrera – Foto de la semana

Por Alana Rodriguez

En esta oportunidad, compartimos el fotoreportaje realizado por Pilar Cabrera, fotógrafa argentina, cuyo foco de su trabajo está puesto en Marlene Wayar, activista travesti por los derechos humanos y por las infancias libres, comunicadora social y autora del libro: “Travesti/una teoría lo suficientemente buena”.

Pilar y Marlene se conocieron en el 2006 en una charla organizada por Diana Sacayán: «La experiencia que gano compartiendo actividades con Marlene es deconstruir día a día mi propia heterosexualidad. Pensando a la heterosexualidad como un sistema político y social que nos obliga a vivir bajo los términos que impone el estado y las religiones. En definitiva, a la sociedad no le importa con quien haces el amor basta que te subordines a vivir de la manera que la sociedad llama ‘normal’«.

Actualmente ambas forman parte del grupo Cotorras, una experiencia multicultural donde, una vez al mes, realizan entrevistas a disidencias sexuales e identitarias, de una forma artística e interpelante.

 

¡Digan la verdad! Entre los ocho y los trece años las mariquitas quedamos en la calle,

Entre los ocho y los trece años no tenemos capacidad para elegir prostituirnos o no,

¡Digan la verdad! Digan que nos cogen, digan que abusan de nosotras, digan que nos coimean, digan que nos golpean, digan que nos encarcelan,

¡Digan la verdad! Están sus manos ensangrentadas, tienen todavía el cuchillo en la mano y esta el cadáver de mi amiga, ¡Decí la verdad! ¿Por qué la mataste?

Basta de cinismo, basta de negación

Digan la verdad de que son capaces

¿Hasta donde son capaces de llegar?

Marlene Wayar

 

No Comments

Post A Comment