Loader
Crisis y poder – «Foto de la semana»
9892
post-template-default,single,single-post,postid-9892,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Crisis y poder – «Foto de la semana»

Por Tamara Grinberg

Hoy en la #fotodelasemana presentamos la mirada de la fotógrafa argentina Tamara Grinberg sobre estas elecciones y el sistema representativo. La televisión arde y la incertidumbre reina. Compartimos su reflexión sobre la sobre crisis y poder.

La existencia de una estructura de relaciones capaz de explicar los sucesos que, en los medios son clasificados como “policiales” y en la gestión pública como “seguridad”, es una de las hipótesis que arroja la antropóloga feminista, Rita Segato, en su libro “La guerra contra las Mujeres”.
La estructura del modelo capitalista y neoliberal está solventada por negocios ilícitos que producen sumas masivas de capital no declarado. Contrabandos diversos, narcotráfico, armas, trata de niños y adultos. El tráfico de bienes de consumo legal: bebidas alcohólicas, drogas lícitas, aparatos electrónicos que luego se venden en mercados legales. Minerales estratégicos, piedras preciosas, maderas y animales exóticos. La explotación de la prostitución, trabajo sexual esclavo. Casas de juegos, casinos públicos y clandestinos, el pago de varias formas de protección mafiosa y de servicios de seguridad privada. La policía que usualmente, luego de su horario de servicio, cumple con el mismo trabajo, pero de forma ilegal.

 

El valor extraído no remunerado de cada vez más personas realizando trabajo esclavo, precario y no pago en forma de salario declarado, así como la diferencia de pagos declarados y no declarados, las coimas. El dinero producto de la vehiculización de influencias, compra de voluntades políticas y la corrupción que empapa cualquier obra de gran magnitud; los emprendimientos de las megacorporaciones, la evasión de impuestos. Todo esto forma parte de una segunda economía de porte y caudal inmenso.
La ONU en 1994 sobre el crimen Global Organizado dijo que solo el narcotráfico mueve más dinero que las transacciones globales de petróleo.


De esta superestructura participan banqueros, grandes empresarios y políticos, las “buenas familias” y los dueños de los imperios de comunicación. Lo que vemos en los noticieros no es más que el cordón, el vértice más pequeño. Son la primera línea de fuego, los peones. El papel del Estado es proteger la propiedad por encima de las personas. El pacto central es del Estado con el Capital. El estado cumple el papel de seguridad en términos de violencia legítima. Tenemos que percibir la sistematicidad de esta gigantesca estructura que vincula elementos aparentemente aislados y distantes y los eclipsa con la democracia representativa.


“El crimen y la acumulación de capital por medios ilegales dejó de ser excepcional para transformarse en estructural y estructurante de la política y economía”
Rita Segato en ‘La Guerra contra las Mujeres’.

No Comments

Post A Comment