Loader
Bosque Humeante – «Foto de la semana»
9917
post-template-default,single,single-post,postid-9917,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Bosque Humeante – «Foto de la semana»

Por Paula Colavitto

Esta semana presentamos obra de la fotógrafa mendocina Sofía Seguro, con pseudónimo «Bosque Humeante». Sus obras sin duda nos transportan, tanto a paisajes conocidos y cálidos como a espacios inexplorados y fantásticos. Conversamos con la artista, quién trabaja en la elaboración de imágenes desde el 2012. 

¿Cómo comenzaste a interesarte en la fotografía?

Mientras cursaba tercer año de la carrera de Arquitectura, encontré una cámara analógica que mis padres tenían muy olvidada y sin conocimiento alguno, comencé a manipularla. No tenía fotómetro, ni se podía modificar el diafragma, en cambio, tenía dibujos de pequeños muñecos con el tipo de plano a imitar. Le tomé cariño no sólo al hecho de disparar sino también al juego previo del disparo. La búsqueda del lugar, el encuentro con la escena y su luz, conectar con los olores y sonidos, el entrenamiento del ojo y la medición de la luz sin ningún tipo de dispositivo, se volvieron acciones reiteradas. 


¿Cómo se fue dando tu proceso de creación hasta llegar a las temáticas que abordas hoy en día? Como lo son el collage y el surrealismo…

A principios del 2012 decidí venir a vivir a capital federal y empezar la carrera de fotografía profesional en la Escuela Creativa de Andy Goldstein. En la escuela, la mayoría de las cátedras nos incentivaban a crear desde un abordaje poético y al mismo tiempo a entablar un vínculo bastante sensorial con el proceso de creación.  Fue en el 2015, último año de carrera, donde comenzaban a plasmarse ideas surrealistas en mis obras. Recuerdo que, en ese mismo año, tuve que dar una lección de la corriente dadaísta y quedé muy conmovida por la manera de crear de aquellxs artistas. Sin duda esto fue uno de los detonantes para, posteriormente, comenzar con los collages. En simultáneo, sentí una fuerte atracción por la naturaleza en su estado más puro y decidí emprender viaje en solitario a la Patagonia Argentina. Esto se repitió durante tres años consecutivos, por lo que gran parte de mi obra fotográfica consta de paisajes del sur de Santa Cruz, Ushuaia y la Patagonia Chilena.

El Chaltén

Noruega

Lo que en un principio captó mi atención del ejercicio fotográfico, me volvía a motivar: la experiencia de permanecer conectada con el presente a través de largas caminatas por bosques y montañas era por demás enriquecedora; casi en un estado de meditación, transformaba el momento del disparo en algo puramente anecdótico, ya que todo lo que englobaba mi experiencia de permanecer y habitar se convertía en la verdadera obra. 

Irlanda

¿Qué significa la presencia de la naturaleza en tus obras?

Considero a la naturaleza como mi mayor fuente de inspiración, vínculo que me permite crear imágenes y collages, los cuales proponen el extrañamiento como forma de filiación con el espacio y el observador; como método para producir distancia crítica y recepción analítica en el espectador.

¿Qué técnica usas para la producción de tus collages?

En el 2017 comencé con la creación de collages digitales, estos estaban construidos a partir de la combinación de autorretratos, paisajes patagónicos e imágenes vintage de archivo. Con el tiempo comencé a integrar retratos que les hacía a otras personas, texturas y más paisajes. Éstos están creados únicamente con el uso de photoshop, a través de la superposición de varias imágenes o ‘capas’. Actualmente, le doy gran importancia al autorretrato en mis collages, ya que simbolizan el constante diálogo con mi ego. Son obras por las que siento un fuerte sentimiento de pertenencia e identidad. Me interesa crear mundos fantásticos, abstractos, surrealistas; colecciono varias texturas que luego uso.  Por otra parte, a principio del año pasado, fui seleccionada para realizar una residencia de arte contemporáneo en Wexford, Irlanda. Esto me permitió seguir con el desarrollo de los collages y además, poder viajar a espacios naturales, como Islas Lofoten al norte de Noruega, o a los bosques de Killarney al oeste de Irlanda. En diciembre de este año, viajaré a Islandia para continuar con mis proyectos.



La selección de imágenes que aquí nos presenta son «la fusión entre retrato, paisaje y fantasía, inmersos en un mundo onírico y de revelación. Los autorretratos y retratos que en ellos aparecen simbolizan el ego, que es el exterior del cuerpo; mientras que en el interior, está  el espíritu. Comunico en el exterior lo que sucede en el espíritu.» nos cuenta Sofìa

Prepará tus sentidos para este viaje de introspección, color, texturas, símbolos, surrealismo, poética y naturaleza salvaje. Te invitamos a conocer su trabajo en la página de instagram @bosquehumeante. 

No Comments

Post A Comment