Loader
Y a vos, ¿quién te cuidó?
10110
post-template-default,single,single-post,postid-10110,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Y a vos, ¿quién te cuidó?

Madre. Abuela. Tía. Hermana. Vecina. Niñera. Amiga. Sobrina. Nieta. Esas suelen ser las respuestas a la pregunta que da inicio a este informe, debido a que el cuidado no está contemplado como un derecho y está visto como una tarea que deben realizar las mujeres.

Equipa: Ludmila Ferrer, Guadalupe Sanchez Granel, Jorgelina Gauna, Julieta Gallart Monge, Daniela Garrido, Candelaria Hernandez Villarreal y Sofía Alamo. Mentora: Carla Nudel.

Este reportaje fue publicado en Revista Late y realizado durante la Mediatón #EnResistencia de Chicas Poderosas Argentina, donde 100 mujeres que trabajan en medios se reunieron para crear proyectos colaborativos multimedia, con el apoyo de Google News Initiative. Para ver los otros 12 proyectos creados en la Mediatón, visita este link

 

 

El cuidado de personas en situación de dependencia es fundamental para garantizar el sostén de toda sociedad. Sin embargo, en Argentina el sistema estatal que acompaña a las personas en la infancia, la vejez o ante la enfermedad es deficiente y, como consecuencia, hay una extendida feminización del cuidado: son las mujeres, en su mayoría, quienes se encargan de cuidar a sus seres queridos. Con el fin de visibilizar esta problemática, comunicadoras y periodistas de distintos medios y universidades  elaboraron el marco de la Mediatón #EnResistencia de Chicas Poderosas el informe audiovisual “Y a vos, ¿quién te cuidó?”, mostrando historias en primera persona, información estadística y testimonios de expertas en la materia. Pero, ¿qué es el cuidado y por qué es importante?

“El cuidado tiene que ver con todas las tareas que generalmente realizamos las mujeres al interior de nuestro hogar: el mantenimiento de las casas y también el cuidado de las personas”, explica Lucía Martelotte, Directora Ejecutiva Adjunta del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA). “Por eso decimos que es un derecho, porque tiene que ver justamente con el sostenimiento y la reproducción de la vida: todas esas tareas que son invisibles y que no son pagas son las que permiten que nosotros salgamos a trabajar y hagamos otro tipo de actividades”, agrega la especialista.

El costo de la feminización del cuidado

 

Según el INDEC, las mujeres argentinas dedican entre 2 y 3 veces más horas al día que los varones en trabajo no remunerado, como quehaceres domésticos, apoyo escolar y tareas de cuidados. Esta desigualdad no solo tiene un impacto físico y económico en las vidas de las mujeres, sino en la sociedad en general. 

Según las especialistas, el hecho de que cuidar sea visto como una tarea típicamente “femenina” disminuye la cantidad de tiempo disponible para realizar trabajos formales, lo cual reproduce aún más las desigualdades socioeconómicas. “Es un trabajo demandante y muy cansador que implica muchísimo desgaste, pero también hay un costo económico, porque eso las limita a poder desarrollar otras actividades que sí les pueden generar un ingreso actual o futuro”, afirma Corina Rodríguez Enríquez, economista feminista e investigadora del CONICET.

Es por esto que en Argentina, mientras la tasa de participación laboral masculina supera el 75%, la tasa de participación para las mujeres ronda un 50%, lo cual genera una brecha laboral cercana a un 30%

En esta misma línea, mientras que la tasa de actividad aumenta para los varones a medida que tienen más hijos, para las mujeres la tasa de actividad baja porque son ellas quienes suelen dedicarse a su cuidado. 

La razón principal por la que las mujeres abandonan la escuela es por tener que dedicarse a sus hijos o al trabajo doméstico mientras que, para los varones, el abandono escolar está más ligado a tener que trabajar. Como consecuencia, cerca del 55% de la inversión total en educación de las mujeres no se capitaliza en su participación en el mercado. En el caso de los varones, este porcentaje baja al 27%. Así, la UNESCO asegura que Argentina posee los porcentajes más grandes de la región, después de Costa Rica. 

Esto significa, según Corina Rodríguez Enríquez, que “hay una fuerza de trabajo importante de las mujeres que está siendo subutilizada”, ya que “hay una inversión individual de las mujeres que han destinado tiempo y recursos a formarse, pero también una inversión de la sociedad que ha destinado recursos a formar a estas personas y que luego no se ve recuperada”.

 

El cuidado como responsabilidad del Estado

 

En términos de legislación del cuidado, hay consenso entre las especialistas en que las políticas públicas actuales de nuestro país son deficientes a la hora de garantizar el acceso a este derecho. “Lo que vemos es una participación complementaria, subsidiaria, que se sustenta todavía en la noción de que el lugar preferido para el cuidado sigue siendo el hogar”, afirma Corina Rodríguez Enríquez.

Corina Rodríguez Enríquez, economista feminista e investigadora – Foto: Ludmila Ferrer.

Esto se ve concretamente en el caso de las licencias por maternidad. “Nuestro país está muy atrasado, estamos por debajo de los estándares de 98 días que recomienda la Organización Internacional del Trabajo (en nuestro caso tenemos sólo 90 días de licencia por maternidad) y en el caso de licencia por paternidad tenemos sólo 2 días”, detalla Lucía Martelotte.

Lucía Martelotte, Directora Ejecutiva Adjunta del ELA – Foto: Ludmila Ferrer.

“El rol del Estado es fundamental si hablamos de derechos y el Estado tiene que ser no solamente quien brinda servicios e infraestructura (por ejemplo, centros de cuidado infantil, hospitales, transporte público), sino también es importante el rol del Estado como regulador”, sostiene Lucía Martelotte.

“Tenemos construir un conjunto de políticas que garanticen las condiciones de posibilidad para que todas las personas podamos elegir cómo queremos organizar el cuidado, partiendo desde que podamos elegir qué responsabilidades de cuidador queremos tener”, concluye Corina Rodríguez Enríquez. 

 

En primera persona: cómo impacta en las mujeres ocuparse del cuidado

 

El video “Y a vos, ¿quién te cuidó?” muestra relatos de distintas mujeres que cuidaron de algún familiar (un menor de edad, una persona adulta o alguien con discapacidad) y los pone en contexto mediante las perspectivas de especialistas sobre la feminización del cuidado (Lucía Martelotte y Corina Rodríguez Enríquez), para abrir el debate sobre qué podría hacer el Estado para brindar una solución.

Días previos a la publicación del video, las comunicadoras utilizaron las redes sociales (Twitter e Instagram) como medio de viralización del proyecto y disparador del debate mediante el hashtag #HablemosDeCuidado y propusieron a los usuarios reflexionar sobre sus propias experiencias al responder a la pregunta: “¿A vos quién te cuidó?”.

Equipa

Ludmila Ferrer | TW @FerrerLudmila | IG @ludmilaferrer | Mail: ludmiferrer@gmail.com

Guadalupe Sanchez Granel | TW @Guada_SG | IG @guadasgranel | Mail: guadasgranel@gmail.com

Jorgelina Gauna | TW @jorgauna | IG @jorgauna | Mail: jorgelinagauna@gmail.com

Julieta Gallart Monge | TW @JulieGallart | IG @julie_gallart | Mail: jbgallartmonge@gmail.com

Daniela Garrido | IG @daniela.huilen | Mail: danielahgarrido@gmail.com

Candelaria Hernandez Villarreal | TW @candehernandezv | IG @candehernandezv | Mail: cande.hvill@gmail.com

Sofía Alamo | TW @sophiealamo |IG @sophiealamo| Mail: sophiealamo@gmail.com

-Mentora: Carla Nudel | TW @carlanudel |IG @carlanudel |Mail: carlanudel@gmail.com

Foto de portada: Alana Rodriguez

No Comments

Post A Comment