Loader
¿Por qué la poesía? – Vuelos de Emergencia
10150
post-template-default,single,single-post,postid-10150,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

¿Por qué la poesía? – Vuelos de Emergencia

Hoy 21 de septiembre, dedicamos esta sección a la Revista Cultural Sur Americana «El Viento» de Juana Koslay, San Luis, Argentina, que cumple 20 años de «andar al son del viento» ,  difundiendo y distribuyendo contenido poético sudamericano.

Poema por Luis Vilchez


¿Por qué la poesía?

Porque la poesía sana.
Revive.
Hace catarsis.
Recicla la energía.
Sueña.
Enamora.
Juega.
Canta.
Estimula.
Es música.
La joya más preciada del poeta.
Buscadora.
Inmortal.
Es llama de la memoria.
Contempladora.
No es estúpida, ni tímida, ni ingenua.
Es lealtad.
No soporta a los impíos politiqueros de turno.
Es fraternal con los que vuelan.
Es lubricadora de palabras.
No guarda los sentimientos (los saca afuera, para ser lucha cotidiana)
Es revolucionaria.
Alumbradora de masas de esperanza.
No divide, une.
No deshace, hace.
No mata, honra la vida.
Denuncia la ignominia cotidiana
y convida amorosamente nuevas formas de hacer política.
Hace eterno al amor, la lucha diaria.
Cree, cuida, mima, acaricia laa manos de poetas populares.
¡Ay de ti amadaamor!
No es vengativa (más bien veneradora)
Ama a los amigos y amigas (les da de beber camaradería)
Compañera de la música.
Erótica.
Diosa del amor.
Fraternal.
Inmemorial.
Señora de los niños y niñas de este mundo.
Nido de amor de las amantes metáforas.
Calienta hogar.
Estufa calentitas de los tristes con frío.
Abrazo de la vida.
Río inmenso de metáforas del alma.
Mar de palabras.
Jadeo de la Madre Tierra.
Mate y café de la escritora ansiosa.
Bolero tierno.
Tango de barrio, copla o rocanrol.
Locura.
Vibradora poesía.
Luz.
Paseo etéreo de palabras mágicas.
Vida en tus ojos.
Gloria en nuestras manos.
Osadía.
Voz de los pueblos oprimidos.
Látigo de la impunidad.
Música en las manos de las ramas,
palabra imprescindible que nace del grito que susurra
del puño de mujeres.
Grito manso, la poesía.
Danza de fuego en un cuerpo que vuela
como el más grande suspiro de las diosas del sol y de la luna,
ese sol que alumbra a la memoria y cobija el lecho de las utopías.
Río de palabras andantes en la voz del poeta Eduardo Galeano.
Nostálgica garúa, nostálgica voz de la Varela.
Amanecer abrazado a la osadía.
Hacer posible todo lo inalcansable
tejiendo en redes de metáforas del alma
el necesario derecho a la desobediencia.
Deshacer lo impuesto.
Mares y olas de esperanzas.
Flor, en el jardín de los re cuerdos.
Lirios que dejé junto a tu almohada.
El centenar de besos que te debo «amada-amor».
La boda de amor que noche a noche nos amamos y nos festejamos.
El sentido de la vida (ese despertar de deseos y demás)
La noche que hicimos el amor en el mismo instante que nació una flor
y nacimos nuestras hijas.
Mano caliente que abraza a la birome
…Y más…
Entonces ¿Para qué la poesía?
-le pregunté a esa luz que brilla en los ojos de mi compañera.
-«Mientras exista la poesía
sabremos que siempre habrá un nuevo amanecer para soñar.
La poesía es para caminar burlando al tiempo.
Mientras la poesía discuta este mundo
y las almitas de la calle
encontraremos el abrazo que discute la rabia.
Haremos de la vida un gran poema.
un monte inmenso de poesías que canten,
una revolución de besos y de versos,
una marcha que pida por pan y por trabajo,
por la bendita Pacha que se contamina,
por los enamorados de la vida,
para las abanderadas del amor »
Desde esa noche miré en su mirada a la poesía.
-digamos, rimó un poquito más mi canto enamorado-
y volando en un infinito mar de palabras y palabrotas
que vibran con el canto del amor amando…
Nacieron estas Manos que Hablan, Lavándonos las Nanas.
Esas Nanas profundas que tenemos desde niños.
Volando al más acá, para llegarnos…
Naciendo vientos, cada vez más vientos.

BIO: Luis Vilchez nació en la ciudad de San Luis, Capital, Argentina, un 31 de enero de 1964. Reside desde el año 1998 en la ciudad de Juana Koslay, abrazada a las sierras de San Luis. Realizó trabajos en sectores de educación popular y formal. Realizó talleres de investigación-acción en torno a la cultura popular y sus manifestaciones artísticas. Actualmente trabaja de escritor, músico, editor y gestor cultural, distribuye sus libros trashumando de lugar en lugar, caminando el país, donde brota el poema. Y tiene como objetivo difundir la oralidad en la poesía. Entre otros proyectos y publicaciones, desde 1999 que Luis forma parte del proyecto de Revista Cultural Latinoamericana (Guturalmente Hablando) “El Viento» (idea y dirección), publicación que tiene como objetivo difundir la obra de artistas inéditos y éditos, la cual hoy cumple 20 años en acción.
No Comments

Post A Comment