Loader
Nuestra canción, fuego de puro amor
10361
post-template-default,single,single-post,postid-10361,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Nuestra canción, fuego de puro amor

Por Diego Gutierrez pavón

Fotografía por Migrar Photo

Victor Jara y Violeta Parra reviven en las manifestaciones de Chile. Sus canciones renacen como símbolo en las calles rebeldes. Cientos de artistes repudian la represión y participan activamente de las protestas. La música como arma.

            Son las ocho de la noche en cualquier  lugar de Chile. En todo el país las fuerzas militares matan. Han salido desbocadas a las calles, a la noche, al día, con la venia del presidente Sebastián Piñera, recibido de dictador al apañar la tortura, los fusilamientos, las persecuciones y sobre todo la muerte. Los carabineros actúan con el nivel de violencia de quien ha juntado venganza durante años; y han encontrado en este clima político el oasis para repartir su sadismo, su terrorismo, su represión; y han chocado con un pueblo de pie que aguanta con creatividad y valentía las balas del gobierno. A estas horas se canta en  las calles, suena entre voces de desconocidos, hermanados en la rebelión, una canción de Víctor Jara.  Tanto él como Violeta Parra revuelan en las barricadas, en las protestas, en la necesidad de cantarle de alguna forma a un pueblo que ha dicho: No estamos en guerra. Basta de represión.

Les artistes de Chile se han mantenido a la vanguardia de las protestas callejeras.  Muches han aprovechado sus redes sociales, que llegan a miles como efectivos medios de contrainformación. Relata Nano Stern para revista Colibri: “Les hablo desde el centro de Santiago de Chile. A pocas cuadras de donde estoy se está realizando una de las manifestaciones más masivas de la historia de Chile en repudio a  las medidas más cagonas y ratas de Sebastián Piñera. Hoy día, se han hecho denuncias por violaciones a los derechos humanos. Esto viene pasando, se está poniendo feo. Hay mucha violencia, hay denuncias de violaciones a mujeres jóvenes, entre otros delitos.

También hay esperanza y hay un pueblo unido peleando sin tregua, llevando adelante un proceso de cambio, de transformación profundo que es lo que se necesita en Chile para terminar con la desigualdad. En eso estamos, con miedo, con angustia por los muertos y desaparecidos, pero también con fuerza y la esperanza y la garra necesaria para tener mañana un país más justo”.

Otra de las artistas que está agitando la resistencia cultural y artística es La Chinganera Fabiola Gonzalez. Entre otres, ha firmado una carta dirigida al presidente que reclama: “Detener de inmediato el lenguaje bélico. En Chile no estamos en guerra, no puede haber enemigos, basta de odios. Sacar a las fuerzas armadas de las calles, y en caso de ser estrictamente necesario, abocarlas a estar de punto fijo en lugares específicos. Duele el alma ver a un chileno de uniforme, con armas de guerra destinadas a otros fines muy distintos, detener a otros chilenos en la vía pública y abusar de ellos. Para varios de nosotros que somos mayores, esto nos retrotrae a una época de horror que lamentablemente hemos revivido en nuestros corazones, y que nos estremece y conmueve”.

            Camila Moreno, Ana Tijoux, Pascuala Ilabaca, suman a otros cientos de artistes el repudio a la represión.  Las figuras de Victor Jara y Violeta Parra se reavivan cuando las calles se llenan de protesta. “Es maravilloso saber que Violeta y Víctor son artistas transversales, actuales, contemporáneos y potentes. Están vigentes y son los dos cantores mayores que han representado nuestra cultura popular, que han llevado el arte campesino y urbano al mundo. Ha sido maravilloso retomar la canción  movilizadora transformadora de elles en estos momentos.  Estamos ocupando el himno “el derecho de vivir en paz”, lo ponemos a las 8. Se canta en la marcha, en las reuniones. Es fundamental mantener el acto de la palabra cantada, de la poesía en la frecuencia y en la órbita de una sociedad que necesita una transformación”, sostiene La Chinganera.

            Pedro Villagra es un músico multi instrumentista, cantante y compositor chileno que ha integrado los grupos Santiago del Nuevo Extremo e Inti-Illimani y actualmente La Pedroband,  entre otros ensambles destacados,  expresa su apreciación sobre los históricos y actuales cantores chilenos: Violeta y Víctor son omnipresentes en la cultura de Chile. Tanto es así que tampoco la cultura oficial puede evitar su influencia y durante décadas han sido utilizados en contextos que son totalmente ajenos a su esencia, deviniendo íconos de una cultura pop que no los entiende ni los estudia. Es el precio que los genios tienen que pagar porque se trata de figuras polifacéticas que han permeado su mensaje en muchos ámbitos: en el arte, en la política y en una estética basada en su propia coherencia. Violeta y Víctor son artistas subversivos y las manifestaciones son sin lugar a duda su hábitat natural”.

Mon Laferte, Banda Conmoción, Quilapayun, Weichafe, Chinoy, entre otres han repudiado las políticas represivas de Piñera.

Araceli Cantora, otras de las artistas chilenas que expresan lo que sucede en la calle, dice: “Las figuras de Victor Jara y Violeta Parra han reaparecido como símbolo dentro del discurso de la música, eso me parece positivo y bonito. Reafirma que la creación de estos dos referentes musicales está más vigente que nunca.  También es preocupante, porque pertenecen a otro tiempo, y ver su demanda es un poco frustrante. Pero también es positivo que la gente y el pueblo reconozca y les siga usando dentro de sus manifestaciones”, y agrega: “Los gobiernos de derecha y la dictadura creyeron implementar un sistema que en realidad no lo pudieron imponer del todo y entonces el miedo es momentáneo, ha quedado demostrado. Eso que quisieron cortar sigue más vivo que nunca”.

 

El derecho de vivir

poeta Ho Chi Minh,

que golpea de Vietnam

a toda la humanidad.

Ningún cañón borrará

el surco de tu arrozal.

El derecho de vivir en paz.

Indochina es el lugar

más allá del ancho mar,

donde revientan la flor

con genocidio y napalm.

La luna es una explosión

que funde todo el clamor.

El derecho de vivir en paz.

 

Tío Ho, nuestra canción

es fuego de puro amor,

es palomo palomar

olivo de olivar.

Es el canto universal

cadena que hará triunfar,

el derecho de vivir en paz.

 

No Comments

Post A Comment