Loader
Manifiesto de la primera línea colombiana
10465
post-template-default,single,single-post,postid-10465,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Manifiesto de la primera línea colombiana

Atrás de las máscaras de la primera línea en enfrenamiento con la policía en Colombia, hay estudiantes. 20 estudiantes de la universidad Nacional se organizaron para conformar la cara que confronta gases lacrimógenos, balas de goma y demás instrumentos del dolor de la policía. En protección de todes les que marchan por la justicia social en Colombia, en una nueva jornada del Paro Nacional, la Primera línea se autoconvoca a resistir por la memoria de Dylan Cruz, asesinado por el ESMAD. Aquí su manifiesto:

Somos la primera línea y estamos conformados por ustedes, colombianos. No tenemos banderas. Ni líderes, ni voceros. No tenemos colores. No tenemos representantes. No tenemos rostro ni identidad.

Respondemos al ataque indiscriminado a las manifestaciones pacíficas.

Existimos para defender al manifestante.

A Dylan. A Brandon.

Al Campesino y al Indígena que viene de lejos, al estudiante que entiende el pesado deber histórico que le adjudica la coyuntura, al obrero que no llega al trabajo y que sale a protestar, al artista que lleva la alegría a la marcha porque que sin baile no hay revolución, al publicista que se escapa de su agencia para salir a caminar y que pone al servicio de la gente su capacidad gráfica, al oficinista que entiende que no hay nada que perder. A las tías, a las mamás, a las abuelas que acompañan con sus cacerolas las marchas.

Defendemos a la gente porque el gobierno tiene al ESMAD para que defienda sus intereses.

Estamos compuestos por gente multicolor, sin estrato y sin protagonistas.

Apagamos y disolvemos los gases.

No provocamos.
Repelemos a la policía mientras protegemos la retirada del manifestante.
Auxiliamos al que se queda atrás.
Enarbolamos la legítima defensa.
Garantizamos que el ciudadano se pueda manifestar en paz, sin temor a ser asesinado.

Existimos sólo para dejar existir.

No Comments

Post A Comment