Loader
El cine no se toca | Revista Colibri
1909
post-template-default,single,single-post,postid-1909,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

El cine no se toca

#yodefiendoalcineargentino

Por Colibrí Revista

«No se toca, el cine no se tocá», y por si no había quedado claro se repitió una y otra vez con la fuerza de las gargantas, el día de ayer en el histórico Cine Gaumont, donde una vez más la comunidad audiovisual salió a defender el cine nacional.  Se concentró en la puerta del cine,  al mismo momento en que se daba la apertura del  BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente).

La masiva convocatoria se llevó a cabo  con el fin de continuar la lucha y la defensa de  la Ley de Cine y el Fondo de Fomento Cinematográfico, que se trata de un recurso que utiliza el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) para financiar películas, series de televisión y actividades culturales en todo el país. El mismo se sustenta mediante el 10% del dinero por cada entrada de cine que se vende en el país, como lo establece la Ley 17741, y con el 25% de los impuestos que pagan las empresas de radiodifusión por operar en nuestro país. El riesgo es que, a través de la nueva Ley de Convergencia, cambie el status de los canales de cable a compañías de telecomunicaciones quedando sin efecto dicho impuesto y reduciendo en un 60% los fondos del Instituto de cine.

Entre otros cantos, se escuchaba también, ya escondido el sol, el grito de «Fuera Avelluto», exigiendo así la renuncia de actual ministerio de Cultura, ya que sus acciones van en contra de la defensa del Cine Nacional, rechazando así mismo el anuncio de los despidos y la reestructuración integral del INCAA sin ningún diálogo previo, atentando con la autarquía del Instituto.

Para recordar: el conflicto comenzó hace ya una semana,  el pasado 12 de abril, cuando el Ministro de Cultura, Avelluto,  pidió la renuncia al presidente del INCAA, Alejandro Cacetta, en base a unas denuncias sobre supuesta corrupción presentadas al aire, en el programa de televisión, “Animales Sueltos”.  El resultado: renuncia forzada de Cacetta y una serie de despidos. El resultado en la comunidad audiovisual: lucha y organización.

No Comments

Post A Comment