Loader
La Ciudad arrasada por un nuevo tarifazo | Revista Colibri
6820
post-template-default,single,single-post,postid-6820,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

La Ciudad arrasada por un nuevo tarifazo

Pasadas las celebraciones de las fiestas navideñas y el llegado año nuevo, toda la alegría se esfumó con una noticia no muy feliz que llegó a los oídos y los bolsillos de los trabajadores: el aumento, por demás ya como moneda corriente, de servicios. El protagonismo esta vez lo tuvo el subte con un valor tarifario de $10, según se estaría estimando.

Sólo han pasado dos meses desde que el boleto estipuló su valor en $7,50 cuando la nueva tarifa se hizo presente: el Boletín Oficial del 30 de diciembre traía la nueva mala. El nuevo tarifario fue ordenado por Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase), en base a una investigación que dicho organismo habría realizado.

Cabe destacar que el último aumento había sido frenado, desde la justicia, por impulso de Alejandro Bodart, legislador por el MST, y Facundo del Gaiso, representante opositor en la Auditoría General de la Ciudad.

Volviendo al presente, bajo firme exigencia de las Constitución Nacional el Gobierno porteño deberá hacer un llamamiento a una audiencia pública; sin embargo, su carácter no vinculante llevaría a un camino fácil para la implementación de esta nueva tarifa. Luz verde para ir, de nuevo, contra la economía de aquellos a los que todo les cuesta el doble.

A partir de la investigación realizada por la ya citada entidad Sbase, el precio del boleto podría ir desde acá a futuros meses en un fuerte aumento, todo a partir del aumento registrados de los costos. Cabe señalar que dichos datos nunca se han hecho públicos, como así tampoco monitoreados por organismos ajenos a la empresa para dar cuenta si son reales o no y si justifican o no, aumentos de esta magnitud. Un encubrimiento de datos que deja mucho que desear para la veracidad que se estaría necesitando.

La empresa estatal encargada de administrar el servicio emitió una resolución –publicada en el último Boletín Oficial de la Ciudad- donde elevó la nueva tarifa técnica sin subsidio a $15,80.

Dicha tarifa técnica -antes ubicada en $ 13,37- se obtiene luego de dividir los costos de funcionamiento ($4.726,60 millones) por la cantidad de pasajeros.
Tras esto, y como consecuencia, Sbase propone un aumento de tarifas para “actualizar” los ingresos y que no se vea afectada “la calidad y eficiencia del servicio”. Argumentan que los incrementos salariales del personal del subte son uno de los factores que más influyen en la estructura de costos.

La estructura propuesta sería que los primeros 20 viajes subirían de $7.50 a $10. A partir del viaje 21 -en el mismo mes- habrá un descuento del 20%, por lo que se pagarían $8. Del viaje 31 al 40, la quita será del 30%. A partir del 41, del 40%. Es decir de forma sucesiva, cuanto más se viaje con el servicio subterráneo menos se paga.
Por otro lado, el Premetro aumentaría de $ 2,50 a $ 3,30; el abono social de 10 viajes costará $40, y el Boleto Estudiantil continuará como hasta ahora. Los que se encontrarían sin verse afectados son jubilados y pensionados, con haber mínimo, y los discapacitados que tampoco pagarán.

No Comments

Post A Comment