Loader
"No están solas" - Entrevista a Eleonora Ghioldi | Revista Colibri
10671
post-template-default,single,single-post,postid-10671,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

«No están solas» – Entrevista a Eleonora Ghioldi

Conectades, entrevistas de cuarentena
Segunda edición: Eleonora Ghioldi

Por Carla Peverelli  y Alana Rodriguez 

«Lo importante es hacerles saber que no están solas», dijo Eleonora Ghioldi, artista visual y fotógrafa feminista e invitada al segundo capítulo de «Conectades, entrevistas de cuarentena. «

En su muestra “Guerreras” , Eleonera se ocupó de documentar  testimonios de distintas mujeres que sufrieron violencia machista de todo tipo en EE.UU., México y Argentina, con el objetivo de que tuvieran un espacio de escucha en el cual dar testimonio y visibilizar sus experiencias.  La muestra consta de  fotografías, audios, entrevistas a académicas que trabajan en temática de la violencia de género y también instalaciones. 

«Muchos de los testimonios comenzaron en Los Angeles. Luego de recolectarlos los cuales hablaban de la violencia sexual que sufrían las mujeres en todos los ámbitos, había padres, abuelos, maestros. Existía un abanico muy grande de relaciones distintas. Ahi decido ir a Ciudad Juarez, porque no quería dejar afuera los testimonios de víctimas de feminicidios. Y me preguntaba, ¿cómo puedo hacer para que sus voces esten presentes si estas mujeres ya no están? Una posibilidad era entrevistar a las madres de víctimas de feminicidios. Luego fui a Salta y entrevisté a mujeres trans y a la mamá de Tiziana, quería incorporar testimonios de cuerpos feminizados, las personas trans también sufren la violencia machista. Mas adelante incorporé testimonios de familiares de víctimas de feminicidio de Argentina. Y más tarde terminé el trabajo con el tema del terrorismo de Estado; como en las guerras, en la última dictadura cívico militar se utilizó la violación no sólo como una herramienta disciplinadora sino también como una herramienta de tortura. Decidí entrevistar a les hijes de mujeres desaparecidas, para que dejen testimonios por sus madres.«

Su investigación comenzó en EE.UU., donde vivió algunos años y volvió a Argentina en el 2018 donde al poco tiempo comenzó a elaborar un proyecto sobre el Aborto en Argentina, y hoy en día, bajo esta coyuntura que nos atraviesa a todes está impulsando una campaña para visibilizar la violencia machista en cuarentena.

-¿Cómo estás viviendo la cuarentena?

Estoy con mis 4 hijes. En casa, acatándome a la cuarentena. Creo que para algunes es más fácil que para otres, siempre trato de entender las situaciones de otras personas. Lo que muestra esta cuarentena, con el Coronavirus, deja muy en claro lo que ya sabíamos….pone sobre la mesa el tema de las diferencias sociales.

–  Estás impulsando una campaña en redes sobre las situaciones de  violencia de género en cuarentena, sobre lo complicado que es encerrar a las mujeres con sus violadores, golpeadores, abusadores, ¿de dónde surge esta campaña? ¿Cómo se te ocurrió? ¿Te llegó un testimonio directo a partir de esto?

Después del discurso de Alberto cuando se declara la cuarentena oficial, inmediatamente, todas las personas que tenemos conocimiento de lo que es la violencia doméstica, lo difícil que es cuando convivís con la persona que te está violentando, todes sabíamos que el tema del aislamiento iba a ser un problema. Dar rienda suelta al violento que lo que quiere es aislarte. La idea es que si bien necesitamos quedarnos en casa, todes los que estamos cerca debemos estar presentes y colaborar de la manera posible para que estas situaciones violentas no sucedan. Yo, desde mi lugar, tratando de concientizar de que no estamos solas aunque estemos encerradas. Existe una red comunitaria de base, con la que podemos contar. Y no opera de arriba para abajo, siempre es de abajo para arriba. La primera vez que saqué una foto con el mensaje: «No estás sola», todavía no estaba el número 144, o por lo menos yo no lo había escuchado. Luego lo incorporé al mensaje. Esta es mi manera de colaborar.

-Esto se vincula directamente con el hecho de que vamos trece días de cuarentena y ya van doce feminicidios. Los femicidios no están en cuarentena. Sabiendo también que los femicidas son familiares directos y en el hogar de la víctima.

Hoy leí que hubo otro feminicidio. Por supuesto es lamentable. Ya veníamos antes de la cuarentena con un femicidio cada 23 horas. No van a disminuir, el encierro tiende a aumentar todo, la violencia, el consumo de alcohol, etc. Un gran número de los femicidas son personas que conviven con las víctimas. A mí lo que me hace mucho ruido es el tema de que la gente mire para otro lado. Cómo puede ser que cuando pasan estos casos de violencia extrema, no salgan los vecinos a ayudar? No puedo lograr entender porqué la gente no se involucra. Un caso de violencia doméstica y femicidio, no pasa desapercibido. Tenemos personas que denuncian a sus vecinos cuando tocen o si sacan al perro 3 o 4 veces al día, pero cuando escuchan peleas, insultos, etc no hay reacción. ¿Cómo puede ser? Si estamos todes en nuestras casas, es imposible que no escuchen los gritos.

-Y eso juega un poco por la naturalización que tenemos de la violencia hacia las mujeres. Está en el supuesto del «no me meto», «es algo familiar». También entra en juego el tratamiento que hacen los medios de la violencia hacia las mujeres. Y hay un femicidio por día y 27 muertos de coronavirus en total.

Se entiende que los medios estén enfocados en el coronavirus, porque estamos tratando de controlar la curva. También sabemos y sabíamos desde el principio es que los feminicidios no iban a bajar. Lo que necesitamos de los medios en cuanto a la violencia de género y a los femicidios es un abordaje más comprometido. Que no sea tan amarillista. Hay algunos medios que sí lo tratan de una manera muy conciente pero muchos no.

Esta campaña yo la empecé porque me quería sentir útil frente a el problema. Todes podemos participar. Cada une desde nuestro lugar. Lo importante es salir de ese lugar de crítica y de no hacer nada y tratar de ayudar como podamos. Hay un montón de redes que están establecidas.

-El ámbito de les fotógrafes no está exento a las violencias patriarcales, ¿estás en alguna red de fotógrafes feministas?

Estoy en contacto con una grupa feminista Beso y Querosen, ellas son de La Plata y algunas de las fotógrafas también son parte de Pandilla feminista. Con ellas hicimos una intervención cuando fue el encuentro en La Plata. Intervinimos las paredes del Normal 1 y del Liceo, con la historia feminista, memoria trans y también la muestra de guerreras. Los antiderechos  escracharon las tres intervenciones. Cuando fue el encuentro las compañeras intervinieron el escrache con stickers de Memoria Trans presente y Aborto Legal Ya. Nuestra propuesta como grupa fue volver a poner la muestra guerreras encima pero definimos que lo que queríamos era re-intervenir el escrache para que la gente se ponga a pensar «¿por qué escracharon la muestra? ¿Qué es lo que no quieren que digamos?»  

Y también hay otros grupos feministas que no necesariamente tienen que ver con la fotografía, que estamos organizades … y después muchisimos amigues.

-Tambiés vos habías contado que muches amigues de Estados Unidos te ayudaron para hacer la muestra en Argentina.

La muestra empezó con tres amigues. Todo está basado en redes, si yo dibujo y hago un mapeo, todas están conectadas de alguna manera. Mis amigues de EEUU me organizaron una exposición donde recaudaron fondos para que yo monte toda la muestra en Argentina.

-La importancia de generar redes y más en esta militancia, no?. Nos gustaría que nos cuentes sobre el proyecto del aborto que estás trabajando.

El proyecto del aborto empieza con un testimonio del proyecto de Guerreras de una amiga mía que fue violada por el médico cuando fue a hacerse un aborto. En California, donde yo vivía, el aborto es legal pero en EEUU ya se estaba viendo en esa epoca la intención de grupos de derecha de deslegalizar. Acá se vivía algo completamente diferente, era increíble ver esa movilización. Cuando escuché el testimonio de mi amiga empecé a pensar qué es lo que pasaba con todas esas mujeres cuando eran violentadas por sus médicos en una situación de clandestinidad. Yo trabajo mucho el tema de la violencia ….me interesaba investigar cómo esa misma clandestinidad no sólo nos niega el acceso al sistema de salud, sino también al sistema de justicia. El nuevo proyecto «Aborto Legal Ya» está compuesto por testimonios de audio, por mujeres y cuerpos gestantes que responden a la pregunta de por qué es necesaria la legalización. Entrevistas y también hay una instalación.

-¿Vamos a poder verlo?

Sí, hay que conseguir el espacio. Me interesa mucho presentarlo como arte callejero porque habla mucho de lo que fue la movida feminista y cómo también se movió mucho. Por eso cuando fue el 19F me dieron el espacio para que lo presente de una manera digital.

– Por último, ¿cómo ves este año el posible avance para el proyecto de ley para la legalización del aborto?

Cuando volvamos a sesiones en el Congreso, se tratará. Tengo una visión bastante positiva, tenemos un presidente que está completamente a favor. No es la única voz que importa pero ayuda y esperemos que pase el senado. Lo que estamos pidiendo es evidente, lo que falta es que las personas que nos representan voten como lo pide el pueblo.

«También quiero transmitirle a todas las mujeres que estan sufriendo violencia, que sepan que siempre va a haber alguien que las puede ayudar, que no están solas, que todas somos parte de lo mismo. Una de las mamás de víctimas de femicidio, Marcela Morera, dice en su testimonio que lo importante es no dejar a las mujeres solas. Lo más importante aunque la situación sea difícil es mostrarles que estamos ahí. Eso es importante recalcarlo y pensarlo. Si escuchamos ruidos o alguien que necesita ayuda, brindemosla«

No Comments

Post A Comment