Loader
¿Por qué nos vamos? - Entrevista a Anita Pouchard Serra | Revista Colibri
12207
post-template-default,single,single-post,postid-12207,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

¿Por qué nos vamos? – Entrevista a Anita Pouchard Serra

Fotografe del mes
Anita Pouchard Serra
Por Alana Rodriguez

Anita Pouchard Serra es fotógrafa y narradora visual, franco-argentina. Transitó con su cámara de fotos explorando distintos territorios, conectándose con su propia historia y mirada. Es fotorreportera freelance hace cuatro años y sus fotografías fueron publicadas en medios reconocidos a nivel internacional. Actualmente lleva adelante cuatro proyectos: Welcome to Intipucá City realizado junto con Koral Carballo, fotógrafa mexicana y Jessica Avalos, reportera del Salvador, Reina & Abdelbaki, proyecto sobre la guerra de Argelia,  Sangre latina, sobre la vida de Ludmila Pagliero y El vals de las cabezas voladas.

– ¿Qué es lo que te motoriza al momento de zambullirte en un territorio o en una historia desconocida?

En realidad mi manera de trabajar es desde lo cercano, y lo cercano en el sentido de las experiencias de vida,  nace desde muy adentro, de algo con lo que tengo una conexión personal. Creo que el caso del trabajo en El Salvador es muy representativo porque claro es un territorio en el que no vivo, pero la historia que se empezó a dibujar ahí esta muy vinculada a un montón de cuestiones me atraviesan personalmente y que fueron para mi un poco el motor para  emprender ese trabajo.

Preguntas sobre el trasnacionalismo, sobre por qué nos vamos, sobre como es vivir dividido entre dos paises, son preguntas que tengo metidas muy adentro entonces es muy fácil conectar con esa comunidad, porque estamos compartiendo un mundo de emociones y preguntas. Mis trabajos fotográficos no me llevan a mundos desconocidos o no uso mis trabajos para descubrir cosas, siento que son exploraciones que están muy cerca de mi.

Lo mismo con temas de migración o de identidad o trabajos que tengan que ver con derechos y luchas de las mujeres, en donde obviamente me siento parte. Pero no me haría 10 mil kilómetros para hacer un trabajo que siento que no tengo conexión y que no me voy a sentir cómoda o con una experiencia previa que me permita entender algunas cosas. Si tengo ganas de entender, obviamente, pero entonces no iría como fotógrafa iría como ser humano, no para producir algo visual, para producir algo visual necesito que me pase primero por el cuerpo, la panza y el corazón.

Anita Pouchard Serra / Koral Carballo / Jessica Avalos © de copyright SULMA ESCOBAR, 30 años Su madre emigró cuando tenía cuatro años. No la ha visto desde entonces. «Cuando tu mamá se va a Estados Unidos, aquí te tratan muy mal, porque te conviertes en el compañero», dice Sulma, dueña de un salón de belleza en el centro de Intipucá. No aspira a vivir en otro país. Quiere quedarse y hacer crecer su negocio. «Quiero ir a Estados Unidos a encontrarme con mi mamá, pero no quedarme porque quiero generar más empleos aquí», dice. Los protagonistas del proyecto dibujaron su árbol genealógico. En azul, los nombres de sus familiares residentes en El Salvador. En rojo, los nombres de sus familiares que viven en Estados Unidos.

– En tu proyecto Welcome to Intipucá City, en donde registrás las historias de personas que migraron de Salvador a Estados Unidos, utilizás el recurso de conectar imágenes con árboles genealógicos, ¿qué fue lo que te atrajo de este material para decidir incluirlo en el proyecto?, ¿qué información le aporta?

El recurso de los arboles genealógicos apareció desde el principio del proyecto, hace tres años. Es algo que decidimos juntas. En mi caso lo de los arboles, el trabajo genealógico, fue como parte de mi infancia porque mi abuelo tenia ese hobbie de buscar a los antepasados, de buscar en los archivos municipales como para armar un árbol de la familia que de hecho estaba en la casa dibujado a mano. Yo creo que seguramente eso fue la influencia, pero también porque teníamos ganas de incluir elementos gráficos, hechos a mano, dibujados, para que también pudieran participar los protagonistas de nuestra historia.

Entonces, primero era una manera de incluir a estas personas y después el árbol genealógico era como una especie de mapeo mental, sensible, de como una familia o una persona esta dividida en dos países. En rojo aparecen las personas que viven en Estados Unidos y en azul las que viven en el Salvador. Entonces es también como un mapeo de esa división adentro tuyo de tu propia historia y como dos territorios se encuentran en tu historia personal. Fue el primer experimento grafico que hicimos en el marco de ese proyecto que, desde entonces, tiene un montón mas.

– Con tantos años de trabajo freelance, ¿cuáles son las dificultades de ser freelance y cuáles son los beneficios?

Hace cuatro años que estoy en esa modalidad y más allá de lo difícil, no volvería atrás. O si vuelvo a trabajar en relación de dependencia, será con un proyecto muy concreto por una oportunidad especifica. Disfruto mucho no tener patrón, manejar mis tiempos, poder organizar mis proyectos sin tener que liderar con la voluntad de otra persona, y siento que también estoy ganando experiencia en esa organización con los años, como para tratar de tener un poco mas de visibilidad. Y las dificultades son que es muy difícil tener visibilidad, se vuelve difícil hacer proyecciones, por ejemplo, a mi me cuesta tomarme vacaciones porque tengo miedo de perder trabajo, miedo de gastar plata para tomar vacaciones por miedo a que esa plata no se reintegre.

Y eso hace que estés buscando trabajo cada dos días, siempre estas atenta a todas esas oportunidades, que a veces es divertido y lo tomo como un juego y a veces la verdad que me gustaría quedarme en la cama pensando que solo tengo que  sacar fotos hacer lo mejor posible escribir un texto, que se publique y ya. Asi que esa dinámica puede ser agotadora pero haciendo el balance me quedo con esa igual.

Anita Pouchard Serra © de copyright. Ludmila Pagliero bailarina argentina, estrella de la opera de París. Fotografia perteneciente al proyecto «Sangre latina»

– En el momento en que decidís documentar un historia, llevar adelante un proyecto, ¿cuáles son las características que tiene que tener para que atraiga tu atención?

Tienen que tener un punto de entrada en mi ser, como persona, para que me sienta cómoda de contarla y también un poco como las actrices o los actores que cuentan que una película o un papel los envuelve totalmente y después les cuesta salir… bueno, a mí me gusta estar un poco en ese estado con los proyectos. Se vuelven parte de mi vida en muchos sentidos, entonces necesito que pase esto. Intenté hacer algo mas ajeno con historias que me interesaban pero que no me pasaban por el cuerpo y no lo pude sostener. Me di cuenta que no era para mí, que no tenía ganas de luchar en ese sentido y que era mejor empujar historias que sentía que podía contar en vez de forzarme a contar otras.

– ¿Qué representa en tu cotidiano la fotografía?

La foto es parte de mi vida, pero no soy para nada de llevar la cámara todo el tiempo conmigo. También el celular que ahora saca mejores fotos cambió un poco eso y si hay alguito que quiero sacar solo para mi memoria, lo saco con el celular. Entonces no saco fotos todos los días, no lo necesito, no lo siento como una necesidad profunda. Sí pienso en las imágenes todos los días y trabajo todos los días alrededor de eso. Me encanta pensarlas, imaginarlas, debatir sus usos del lado profesional o del lado de lo personal, del cotidiano, como personas. Pero yo no empecé la fotografía por la fotografía, empecé porque sentía -al final de algunas vueltas- que era la herramienta perfecta y mejor, con la que me sentía mas identificada para contar historias. La foto por la foto no me vuelve loca, casi me puede aburrir a veces, jaja. Entonces pienso en imágenes, pero no estoy todo el día sacando fotos.

Anita Pouchard Serra © de copyright. Un grupo de mujeres lee el programa del 33 ° Encuentro Nacional de Mujeres, para elegir las actividades de las que formarán parte durante su viaje en bus a Trelew.Trelew, Argentina – 12 de octubre de 2018.

– En estos años de trayectoria como fotoperiodista, seguro viste millones de fotografías, ¿pudiste observar un cambio en la forma de representar a las identidades feminizadas dentro del lenguaje fotográfico?

Siento que estamos en un momento hermoso, porque hay libertad de representaciones, hay muchas exploraciones, las fronteras entre fotoperiodismo duro y expresiones mas documentales o autoral se empiezan a entrecruzar y eso me parece buenísimo. Y empieza a haber oportunidades o posibilidades de empezar a conquistar espacios para mostrar estos trabajos. Obviamente, no en la cobertura día a día de algunos medios, más allá que hay aliadas adentro que la están peleando y luchando para mejorar. Pero siento que estoy fascinada por la diversidad de producción de representación, de cómo las imágenes nos cuestionan nuestras practicas.

– ¿Tenés algún proyecto en progreso actualmente?

Sí, soy de tener cuatro a la vez, jaja. Esa es mi forma de trabajo. Avanzo con varias cacerolas en el fuego, porque me gusta trabajar así, se van inspirando entre si. Y bueno, tengo ese proyecto Welcome to Intipucá City, que tuvimos todos los viajes cancelados este año pero esperamos retomar el año que viene, mientras tanto estamos haciendo la postproducción y trabajando en un podcast también.

Tengo otro que lo estoy haciendo ahora en estas semanas, sobre cómo la pandemia impactó a la comunidad del tango. Es un proyecto que estoy haciendo con el apoyo del Fondo de Emergencia National Geographic, que esta apoyando algunas historias, así que estas semanas estoy muy dedicada a eso. Y tengo otro proyecto que me ha acompañado mucho en la cuarentena, un proyecto a largo plazo que es sobre la memoria de la guerra de Argelia en mi madre, cuestiones de identidad y postmemoria de un conflicto un poco tabú entre Francia y Argelia. Estoy trabajando eso desde los archivos, estoy escribiendo mucho y voy produciendo un par de fotos cada tanto, es un proyecto muy lento.

Estoy también con un fanzine librito, que se llama El vals de las cabezas voladas, que estoy haciendo como maquetas sobre un encuentro en cuarentena. También sigo a Ludmila Pagliero que es una bailarina argentina, estrella de la opera de París, y estoy haciendo una historia sobre su vida, entre acá y allá, sus memorias, sus sueños. Que también se complicó con la pandemia pero bueno, seguimos pensando cosas y es un proyecto que voy a seguir hasta que se jubile.

Anita Pouchard Serra © de copyright. Fotografía perteneciente al proyecto «Reina & Abdelbaki».

 

Anita Pouchard Serra © de copyright. Fotografía perteneciente al proyecto «Reina & Abdelbaki».

– Por último, quiero pedirte si podes elegir una fotografía que hayas sacado, que tenga un valor especial para vos, que te resuene y contarnos por qué.

Ésta foto es de mi primer viaje a Colombia en 2017. Nunca imaginé que iba a poder viajar así, por otro continente a lugares remotos. Esa foto es en Tumaco al sur de Colombia, donde hice un pequeño proyecto porque tengo parte de mi familia francesa que se fue al final del siglo xix a Colombia y llegaron al puerto de Tumaco. Entonces era como una especie de búsqueda del tesoro, de memorias, de pequeños detalles que podían hablar de esta historia de ese momento, de la llegada de ese barco.

Transité la ciudad con Ubaldina que esta en la foto y en un momento nos fuimos a la playa a mirar el mar que era el único testigo de la llegada de ese barco y hablamos sobre el proceso de paz en Colombia, de hecho, la foto la llame «Paz». Me daba cuenta por su voz y  sus ojos que era mejor no hablar en público y fue muy fuerte para mí el contraste de el paraíso, el mar, la playa, las rocas, las palmeras y una situación muy latente muy tensa y  violenta. Entonces ese momento y esa foto tiene un lugar muy especial en mi memoria.

 

Anita Pouchard Serra © de copyright

Para conocer más sobre la fotógrafa ingresá a su pagina web o a sus redes sociales aquí.

guarda2

Conocé más sobre la sección «Fotografe del mes»

 

¿Querés ver más fotografías?  ¡Mirá las producciones de cuarentena!
No Comments

Post A Comment