Loader
Tres meses sin Tehuel | Revista Colibri
12700
post-template-default,single,single-post,postid-12700,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Tres meses sin Tehuel

Por Agustina Verdi

El 11 de mayo se cumplieron tres meses de la desaparición de Tehuel de la Torre, un joven trans de 22 años que salió de su casa en San Vicente hacia Alejandro Korn, provincia de Buenos Aires por un supuesto trabajo informal y nunca volvió.

Tehuel se dirigía a la casa de Luis Alberto Ramos, quien le había ofrecido trabajar en un evento de mozo y desde entonces no se supo más nada de él. Ramos está detenido junto con Alfredo Montes, un chatarrista lo acompañaba la última vez que se lo vio a Tehuel con vida. La causa está en manos de la fiscal Karina Guyot, quien ordenó cinco allanamientos, dos detenciones y varios rastrillajes.

En uno de los allanamientos se encontró una foto en el celular de Ramos donde estaban los tres (Ramos, Tehuel y Montes) confirmando el encuentro. Ambos están detenidos por encubrimiento y falso testimonio. De los rastrillajes hechos por la policía, no hubo novedades ni información de Tehuel, el último fue el 3 de junio en el CEAMSE ubicado en el cruce de las rutas provinciales 58 y 16, y en el Eco Punto de San Vicente.

Les autoconvocades por Tehuel organizaron convocatorias presenciales en la Municipalidad de San Vicente, Congreso de la Nación, la Casa de la Provincia, el Ministerio Nacional de Mujeres, Géneros y Diversidad. También se hicieron pegatinas en distintos puntos del país para visibilizar el caso que los medios de comunicación prácticamente no cubren.

A la par, se realizaron acciones virtuales como twitazos, mailazos, asambleas virtuales, trasmisiones en vivo por Youtube con artistas que se suman al reclamo porque aunque los rastrillajes se hagan en el CEAMSE y que el Ministro de Seguridad, Sergio Berni, declare en la televisión que se busca un cuerpo, la familia, les amigues y autoconvocades exigen la aparición con vida de Tehuel.

Por esto, se convocó el 11 de mayo a una concentración de antorchas en Plaza de Mayo y plazas de todo el país a las 17 hs para visibilizar el reclamo. Porque la búsqueda de Tehuel no es un caso aislado, sino que pone de relieve cuestiones estructurales como son la invisibilización de los varones trans y el transodio.

La invisibilización es algo que pasa particularmente con los varones trans, que incluso dentro del colectivo LGBTIQ+ son menos visibles que las mujeres trans. Esto es por el lugar que ocuparon en la visibilización. Sebastián Rojas, varon trans de 35 años, cuenta en conversación con Revista Colibrí que antes, al ser varones cis a simple vista, se desconocía su identidad y por eso él y sus compañeros no se agrupaban.

Recién con 25 años empezó a conocer a otros varones trans. “A la vista está la mujer trans, la que viene luchando hace un montón por derechos e igualdades y nosotros siempre al costado”, dijo. La falta de información sobre identidades trans hizo que Sebastián desconociera su género hasta ver en la pantalla de televisión un participante del reality Gran Hermano. «Por fin entendí que no era marimacho, lesbiana, yo era eso que veía en la tele”, agregó.

El transodio es lo que lleva a muchos a la condena del trabajo informal. Ir a una entrevista laboral puede no ser tan violento si se “disimula”, si se está hormonado y a simple vista no se nota .“Si se dan cuenta en la entrevista que sos trans, ya sabés que no te van a dar el puesto”, cuenta Sebastián.

Pero el peor trago es posterior a la entrevista, nadie quiere exponerse a un preocupacional, porque la medicina no está capacitada, pese a que hay una Ley de Identidad de Género hace nueve años que exige respetar la identidad de la persona y brindar un trato digno, más vale evitar esa situación. “De todos modos se sabe que cuando se enteren los posibles empleadores, van a desistir de contratarte”, suma Sebastián.

Para evitar esto, se va por el  trabajo informal, trabajos precarios, changas, donde se explota muchísimo al trabajador más allá de la formación, el estudio, el conocimiento y las capacidades de la persona.

El Cupo Laboral Trans decretado en 2020 no sortea estos inconvenientes, si bien es una posibilidad laboral frente a nada, la discriminación que se vive es la misma, porque no hay capacitacion hacia el resto del personal, hacia les compañeres de trabajo. “No se regula ni se controla que se cumpla y sufrimos la misma violencia”, afirma Sebastián.

El Estado falla en otras cuestiones también y ellos son los expuestos, por ejemplo, al hacer cualquier trámite donde las bases de datos no están actualizadas y los llaman por su nombre viejo.

En el caso de Tehuel, vemos un Estado que vulnera los derechos, una justicia que no hace mucho por defenderlos y los medios de comunicación en silencio. Hay solamente dos detenidos por encubrimiento y falso testimonio que no declaran. Lo que se avanzó fue gracias a la presión social, marchas, pegatinas y otras organizadas por el colectivo LGBTIQ+ y concentrades en la cuenta «Atoconocadxs por Tehuel».

El último rastrillaje fue el 3 de junio en el CEAMSE, mientras que el Ministro de Justicia, Sergio Berni, declaró a los medios que busca un cuerpo.  Van tres meses de desaparición y no fue tapa de un solo diario.

El transodio no es algo nuevo, mientras se busca visibilizar la búsqueda de Tehuel, es noticia que aparecieron los restos de Santiago Cancino, un joven salteño de 14 años desaparecido en 2017. Cuatro años después, en la localidad de Vaqueros, en un lugar que se había rastrillado en su momento, un trabajador y su hijo hallaron restos óseos y pertenencias del joven.

En este caso se exige el respeto de la identidad porque la justicia y los medios no lo hicieron. Actualmente, se incorpora la fiscala de la Unidad de Femicidios, Mónica Poma, para darle perspectiva de género al tratamiento del caso.

Es necesario un tratamiento integral de la inclusión social de las personas transgénero. Que sean estas voces las que dialoguen con el colectivo, generar una empatía real que acompañe y contenga. En primer lugar, hablar de lo trans desde la vivencia. “En la militancia también es necesario, yo milité, estuve organizado, pero me di cuenta que siempre los que deciden son varones cis y cansa”, cuenta Sebastián.

Muchos deciden abrirse de espacios de militancia de organizaciones por este motivo, construir herramientas de contención dentro de la comunidad más pequeñas y más contenedoras como es el caso del Recursero Trans, un proyecto colaborativo comunitario por y para personas trans que surge de un grupo de amigos.

También es necesario que se sancione con fuerza de ley el Proyecto de Cupo e Inclusión Laboral Travesti y Trans, ya que significaría una garantía y un paso clave para darle el marco legal necesario a este derecho para aquellas personas que forman parte del colectivo.

La ley busca ampliar el decreto 721/2020: incluye al sector privado en el cupo mínimo de contratación (1%), crea un Registro de Solicitantes de Empleo, busca garantizar la terminalidad educativa para enfrentar las dificultades de acceso al estudio que han sufrido y sufren personas travestis transexuales y transgenero y el respeto del género autopercibido, entre otras medidas de acción positiva orientadas a lograr su efectiva inclusión laboral. 

”No te puedo explicar cómo se siente la identidad para una persona, los únicos que entienden son los nietos de las abuelas de Plaza de Mayo”, afirma Sebastián.

Algo que se destaca a partir de la lucha por la aparición con vida de Tehuel, es ver cómo el colectivo LGBTIQ+ pudo sortear diferencias y discusiones internas para lograr la unidad.

Lo que pasó con Tehuel es parte de la problemática que tiene todo el colectivo, acceder al trabajo es difícil. “Hay que visualizarlo como ejemplo para que no le pase a mas chicos y chicas trans. Espero que lo sigan buscando, que aparezca con vida y que se tome como punto de partida”, concluye Sebastián.

No Comments

Post A Comment