Loader
“La revolución de las viejas", una agrupación nueva, aunque de larga trayectoria | Revista Colibri
10597
post-template-default,single,single-post,postid-10597,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

“La revolución de las viejas», una agrupación nueva, aunque de larga trayectoria

Por Malena Montes

Tienen más de 50 años y se autoperciben como «viejas», una etapa de la vida que, aseguran, está invisibilizada en la agenda feminista. Prometen proyectos de ley en una «etapa de la vida en la cual las mujeres solemos estar invisibilizadas».

Convocadas a través de la Diputada nacional Frente de Todes, Gabriela Cerruti, nació una nueva
agrupación autodenominada “La revolución de las viejas” -nombre que toman en referencia al
popularizado “revolución de las jóvenes”- y aseguran que «el feminismo no se diluye con los años«.

La agrupación participó por primera vez de una marcha feminista en el #19F, en torno a la novena presentación del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo de la  Campaña Nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

-¿Qué significa «viejas»?
Es una etapa de la vida en la cual generalmente las mujeres solemos estar invisibilizadas y queremos tener visibilidad. Queremos tener proyectos y participación porque lo cierto es que la vejez se ha extendido.

-¿Es la primera vez que vienen a una marcha?
Como agrupación, sí. Estamos felices y ya nos estamos reuniendo porque queremos presentar
proyectos de Ley.

-¿Se conocían antes entre ustedes?
Algunas sí, pero en general no nos conocíamos. Hace un mes empezó la convocatoria y ya somos 30
mil.

-¿Cuál es objetivo como agrupación?
Primero, visibilizar que el feminismo no se diluye con los años. Las viejas brujas tenemos historia. Queremos presentar proyectos de políticas públicas que tengan en cuenta esta etapa de la vida tan productiva como lo es la juventud.
Nuestro objetivo es concretar los sueños que tenemos en un momento biológico que se ha extendido porque estamos viviendo más y mejor. Una mujer de 60 años, hoy por hoy, no es una mujer «vieja» como eran nuestras abuelas. Hoy es una mujer muy vital, con mucha energía, con mucha experiencia, y queremos aportar desde ese lugar.
¿Sabes qué pasa? Vos vas a llegar a nuestra edad, no volvemos para atrás, vamos siempre para
adelante.

Queremos dejar el camino sembrado para las próximas generaciones que, indefectiblemente, van a llegar a esta etapa. Hay chicas más jóvenes que están con nosotras también, y cuando les preguntamos porque no están con «la revolución de las pibas», nos contestan que se sienten identificadas con nosotras.

Hay un hiato entre la ‘revolución de las pibas’ y la ‘revolución de las viejas’, hay un espacio para cubrir, tomar y visibilizarse. Sin embargo, hay puntos de coincidencia, el feminismo es uno de ellos; pero también coincidimos en el cambio climático, los derechos humanos, violencia de género, la ESI. Es decir, hay determinados cuatro o cinco ejes que todas comulgamos.

-¿Quién puede participar de su agrupación?
Estamos abiertas a todas las viejas que quieren participar.

-¿Hay muchas viejas feministas?
Buscamos puntos de unión. No todas son feministas, acá estamos las que sí lo somos. Este reclamo de aborto legal y gratuito y el feminismo no empezó con las jóvenes, empezó con nosotras hace muchos años. Buscamos estrategias para que se sumen todas las que quieran.

 

No Comments

Post A Comment