Loader
Preservativo para Vulvas - Entrevista a Jesi Hernandez | Revista Colibri
11466
post-template-default,single,single-post,postid-11466,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Preservativo para Vulvas – Entrevista a Jesi Hernandez

Conectades, entrevistas de cuarentena

Edición #11 Jesi Hernández 

Por Alma González

 

Jesi Hernández es lesbiana feminista y activista LGBTIQ+, también es modelo y comunicadora de temáticas que son invisibilizadas por la hegemonía heteropatriarcal. Le interesa darle voz a las comunidades más silenciadas hablando de antirracismo, educación sexual integral, identidades diversas, discriminación, mujeres indígenas, etc. 

Participa del Proyecto Preservativo para Vulvas, que se formó a partir de una necesidad urgente y colectiva: la implementación de nuevas políticas públicas de salud sexual. Este proyecto se consolidó en 2019, a partir de la difusión en redes sociales, organizades de manera autoconvocada, independiente, horizontal y apartidaria. Las identidades que lo conforman son diversas: mujeres cis, varones trans y personas no binarias, lesbianas, bisexuales y heterosexuales. Sostienen una postura transfeminista e interseccional.

Contanos cómo se fue armando este proyecto, quienes lo integran y cómo se organizaron para llevarlo a cabo.

El proyecto lo integran personas con vulva autoconvocadas y, básicamente, lo primero que nos unió fue la indignación de que no se tenga en cuenta una práctica sexual tan conocida como es el tijereteo. Nos convoca la necesidad de saber sobre nuestros cuerpos, la necesidad de que haya información a nivel educativo que contemple esta práctica sexual y fomentar el cuidado entre personas con vulva. No hay información al respecto y yo pienso, en lo personal, que lo que no se nombra no existe y nosotres existimos, por lo tanto lo que busca el proyecto es encontrar un preservativo que contemple todas las prácticas sexuales y en especial las relaciones entre personas con vulvas.

El proyecto surge de dos personas que estaban en su cama y dijeron ‘¿cómo hacemos para cuidarnos si queremos abrir la relacion?’ Y encontré un grupo de personas increíble con las cuales se puede compartir espacio y debatir, darse cuenta de que es algo que no se menciona mucho y donde esta bueno compartir experiencias entre nosotres para exigir este preservativo. Vemos que en el mundo peneano hay de todos los colores, de todos los gustos, de todas las texturas, bueno, dame UNO para vulvas, ¡parece absurdo!

-¿Cuáles son los métodos de protección para personas con vulva que ya existen y  qué prácticas sexuales no contemplan esos métodos? 

El proyecto tiene varios ejes, el principal es concretar este preservativo para vulvas, que sea distribuído de manera gratuita, que tenga acceso público y que haya información. Y otro de los ejes, justamente, es instruir sobre métodos que ya existen en otros lugares y queremos que sean traídos a Argentina y distribuidos de manera gratuita.

En Argentina, la opción que tenemos es hacer un campo de látex generado a través de un preservativo (busca entre sus cosas y muestra el paquete de un preservativo). Justo tengo un preservativo y es de mojito, ¡es impresionante! 

-¡El tiempo que tuvieron para hacer ese preservativo de mojito, lo podrían haber usado para hacer uno para personas con vulva! 

¡Totalmente!

Bueno lo que hice yo fue cortar la puntita con la tijera previamente desinfectada, corto solo la puntita, meto la tijera, lo corto al medio y me va a quedar esta tirita. Lo que yo voy a hacer es abrirlo, obvio que antes de hacer esto me voy a lavar las manos y le pido a mi compañere o a mis compañeres que están presentes en la práctica sexual, que también lo hagan porque es importante tener las manos limpias. Me queda este campo de látex, ¿que puedo hacer yo con este campo de látex? primero, ser muy ingeniosa, jaja, porque es bastante chiquito, lo puedo aplicar en mi boca o en la vulva o en el ano; lo que hay que tener en cuenta en este momento es que si lo apoyo en la vulva y beso ahi, por asi decirlo, si bajo al ano, no está bien, porque si lo uso para la vulva lo tengo que tirar y usar otro para el ano, nunca mezclo los fluídos de un lado al otro porque eso trae infecciones, así que tengámoslo en cuenta, un sólo uso, uno por persona, se utiliza y se descarta. Recordemos que también incluye el ano del hombre, porque hablamos de estos métodos y sólo imaginamos al colectivo LGBTIQ+, pero no, no sólo el colectivo lo usa. No invisibilicemos el sexo oral en las relaciones heterosexuales.

Esto es para el sexo oral y nos va a prevenir de enfermedades de transmisión sexual, en caso de que hubiese. 

Otro que no es tan conocido se llama DENTAL DAM. Son laminas de latex que usan los odontólogos para hacer cirugías, viene de 36 unidades y se consiguen en los locales que distribuyen cosas para les odontologues, hay muchos por facultad de medicina y en Mercado Libre. El problema es que son muy caros, los 36 salen 2.500 pesos, lo cual me parece un privilegio para la persona que pueden acceder. Lo que tiene a diferencia del método que mostré anteriormente es que éste es un poco más grande, es el doble del otro y eso está bueno porque me va a permitir a mí jugar mas, voy a tener más espacio, no se va a salir ningun fluido, porque también lo que tiene el forro cortado es que se pueden escapar los fluídos. Este es un poco más gruesito.

Otro método que traigo es genial pero se consigue únicamente en el exterior. Son como unas láminas, las trajo una compañera de Canadá para mostrarlas, y lo que tiene este método que está buenísimo es que es finito y transparente. A simple vista notamos que es el doble de grande que el anterior. Y si bien estas láminas fueron pensadas para sexo oral, se han utilizado para tribadismo o tijereteo y van bien, está buenisimo. Estos son los métodos que existen y hay otros, como por ejemplo en Colombia unas mascarillas, como un barbijo pero todo latex, para hacer sexo oral. 

-Yo había visto uno que tiene un anillo…

En realidad lo que vos me estas mencionando es conocido como preservativo interno, mal llamado preservativo femenino. Muchas veces que hablamos de preservativos para vulvas, la gente se confunde con estos, que son vaginales porque si observamos bien, no queda la vulva completa cubierta, ósea que si hay otra persona haciendo fricción ahí no cubre, es muy chiquitito así que es mejor utilizarlo para dildo o penes. Además, se distribuye en Brasil de manera gratuita y nosotres queremos que venga al país porque está buenísimo, te da una autonomía al momento de coger y esta muy piola eso, el poder decidir si yo me quiero poner un método profilaxis o no, está copado, no siempre todo contemplando al pene, sino pensando también en nuestra vulva/vagina.

-Por lo que pudimos observar, hubo una repercusión masiva al hacer visible este reclamo, lo que nos hace reflexionar que es una necesidad que reúne a muchas identidades, ¿cómo vivieron esa repercusión y qué decisiones tomaron a partir de eso? 

En un primer momento se subió un flyer a las redes sociales y la página comenzó a tener una lluvia de seguidores. Cada vez que la gente entraba al proyecto y se enteraba de esto, creo que tomaba conciencia. Y se empezó a generar algo increíble que fue el pensarnos como personas a las cuales siempre se nos tiene invisibilizadas. Al ver que nuestras voces no se escuchan y nuestras prácticas tampoco, lo cual nos parece raro porque en un país que tiene matrimonio igualitario, osea que las personas del mismo sexo se pueden casar, que no exista un método de barrera para prevenir enfermedades de transmisión sexual al momento de tener relaciones sexuales es como que decis ‘¿que onda?’. Algo está pasando acá y es que vivimos en un sistema patriarcal machista.

Por eso, es momento de que todas las personas que están del otro lado y les copa el proyecto sepan que pueden venir y participar de muchísimas maneras. Justamente, eso necesitamos, que tomes conciencia, tanto vos como yo, lo hablemos con una amiga, con quien sea y realmente empezas a concientizar al resto de las personas que tenes a tu alrededor. Empezas a decir, ‘che está bueno que nos pongamos esta bandera, que compartamos una publicación, que leamos’, ‘está bueno conocer nuestro cuerpo’, saber de lo que estamos hablando. Y lo interesante del proyecto de preservativos para vulvas es justamente esto, que tiene un montón de información en el Instagram que habla sobre nuestros cuerpos, sobre identidades trans. Tenemos compañeres trans y está bueno aclarar que si sos trans y queres formar parte del proyecto podés hacerlo, podés contactarte con cualquier compañere y participar. 

-Ustedes dos lo pensaron, lo subieron al Instagram, pero es algo que engloba otras cuestiones. No es sólo que queremos un preservativo sino que queremos un reconocimiento como colectivo, como personas que existen, hay mucho más allá aparte del reclamo en sí…

Horizontalidad, que estamos todes en la misma, ¡sumense! 

Hacemos asambleas, votamos, por sí o por no, somos re apartidaries, horizontales, no lo duden, es el proyecto más noble que conocí en este último tiempo, así que están más que invitades a hacer una consulta, escriban al Instagram, pregunten.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-En su página publicaron información sobre la presentación de un proyecto de ley denominado “Salud sexual y reproductiva con perspectiva de géneros y diversidad: preservativos para vulvas”, al cual no fueron convocades ni recibieron ningún tipo de consulta. ¿Cuales fueron las falencias que encontraron en este proyecto de ley?, ¿hubo algún avance con respecto a esto? 

Si, la verdad que es re triste que personas heterosexuales blancas cis, que no ejercen este tipo de práctica sexual, no hablen con nosotras. Nosotres tenemos voz y fue raro, porque al no consultarnos hubo falencias. El proyecto tiene nuestro nombre pero estos diputades están hablando de un preservativo que fue muy conocido en los 70′, el preservativo interno del que hablamos antes y eso ya existe y se distribuye en Brasil gratuito, ¡queremos que venga al país, obvio! Pero el proyecto se llama preservativo para vulvas y no están hablando de vulvas, sino de vaginas, y no es lo mismo. Así que lamentamos un montón que no se nos haya tenido en cuenta para llevar un proyecto de ley copado y piola, lo lamentamos un montón.

Y la verdad es que creo que no va a tener ningún avance, veo que del tema no entienden y fue más movida política, no sé como llamarlo. Vos fijate que en el nombre de la ley dice “reproductivo”, hasta donde yo sé dos personas con vulva no podemos reproducir nada, si me quieren contar cómo se hace genial porque me ahorro un montón en hacerme la inseminación, jaja.

-Además de la creación del preservativo de vulvas, hay otros ejes que ustedes remarcan, como la importancia de la implementación de Educación Sexual Integral (ESI), que incluye hablar de identidades diversas, ¿qué acciones estuvieron implementando para difundir información antes de la pandemia y de qué manera lo están desarrollando en este contexto de aislamiento? 

Sí, es real que uno de los ejes es el cumplimiento de la ley de ESI, que ya existe y es una ley hermosa; proponemos el cumplimiento de esta ley y pedimos que nos garanticen un protocolo ginecológico con perspectiva de género que tenga en cuenta nuestra identidades y nuestras prácticas sexuales. Entre nosotres hablamos mucho de nuestras experiencias al momento de ir a un consultorio ginecológico, donde hay momentos re feos por no tener información. Primero que siempre dan por sentado que sos una persona hetero y que tenes relaciones con un pene y no te lo consultan, ¡hay que preguntarlo, hay que decirlo! es como, avancemos, delen, pongámonos las pilas. 

Incluso muchos ginecologues al momento de decir que tenemos relaciones con otras personas que tienen vulva nos dicen como “bueno no vas a quedar embarazada”. No tienen información, lo cual está mal, pero entendemos que estamos transversalmente atravesades por un sistema patriarcal y machista; aunque estaría buenísimo que les ginecologues sepan que decirnos, que sepan de qué manera nos podemos cuidar, hablar de prácticas que se invisibilizan como el famoso “dedeo”, metida de dedos, ¿que pasa si tengo un pellejito en mi uña? ¿que pasa si tengo alguna lastimadura? ¿debo usar guantes? ¿debo lavarme las manos? ¿debo cuidarme en mis prácticas sexuales? sí,  todo eso, sí. 

Hay distintas identidades, está buenísimo y queremos que vengan más identidades todavía, queremos que se acerquen, son más que bienvenides al proyecto. De hecho pueden ayudar desde lo más mínimo que es compartiendo una publicación, vos compartis algo y si una persona o dos lo ven, genial, es información que empieza a rodar. Información en estos espacios libres de hablar de cosas que no se hablan, romper con el tabú, hablemos de prácticas sexuales entre personas con vulva, hablemos de todo.

Ahora en pandemia estamos super contentes, porque hace poquito tuvimos una reunión con el Ministerio de Género y Diversidad, pero antes de la pandemia tuvimos una reunión con el Ministerio de Salud y, ¡fue genial! Estamos re contentes y sorprendides de la repercusión, tanto en las caras de las personas cada vez que entregamos un folleto y se interpelan, es espectacular, yo no me pasé toda la vida sabiendo lo que sé, todo esto lo aprendí y desconocía un montón de cosas que mostré y lo digo porque, yo al menos me crié sin ESI y esto no me lo muestra nadie y si googleo no lo encuentro, entonces empecemos a difundir esta info que es de la buena.

-¿Nos podes dar mas detalles de las reuniones que tuvieron?

La verdad que la reacción del Ministerio de Salud, fue hermosa, más de la que esperábamos de hecho. Este preservativo que circula en Brasil, ya lo tenían en agenda y fue una charla realmente hermosa. La reunión con el Ministerio de Género y Diversidad no dejó de asombrarme tampoco, hablamos con Valeria Pavan que es fundadora de Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y súper interesada en este protocolo ginecológico. Realmente, mis oídos escucharon más de lo que querían escuchar y veo que la gente empieza a tomar conciencia, empieza a hablarlo, a cuestionarse y no a retarse o cagarse a pedos por haber hecho “todo mal”. Es nuestro cuerpo, está bueno explorarlo, esta bueno experimentar con quiénes deseen pero también está bueno saber que formas tenemos para prevenir ETS. Hablemos de la vulva… ¡sacame el obelisco poneme una vulva! Jaja.

-¡Me encantó la noticia del Ministerio de Género y de Salud! Para no enfocarnos sólo en los riesgos que conlleva la inexistencia de este preservativo, ¿que aspectos sobre el placer y el goce se nos están negando por la invisibilización en la salud y la educación?

No pienso que sea casual que no haya un preservativo para vulvas, pienso que es una deuda con el colectivo LGBTIQ+. Con respecto al placer y del goce, olvidate, imaginate que no sabemos la diferencia entre vulva y vagina… no es que seamos unas personas burras por no saberlo, no, sinceramente nunca se nos explicó. Así de sencillo. Siempre se nos invisibilizó, incluso la ESI sigue siendo re heteronormada, te hablan de pene y de vagina y no te hablan de ninguna otra práctica, ni siquiera anal ¡Basta! Es una deuda histórica con la comunidad LGBTIQ+ y con sus prácticas sexuales, basta de invisibilizar nuestra existencia, años de estigmatización. 

Generalmente, con el proyecto no queremos mencionar la palabra riesgo porque es justamente algo por lo que se nos ha temido tanto, por el riesgo de contagio, HIV… y es como ¡no! existe la posibilidad y con que ya exista, ya existe la idea de que sepas cuales son los métodos que están al alcance. Suena bastante raro pero me lo comentan un montón ‘yo no voy a chupar un pedazo de forro’, a lo que yo respondo ¡eroticemos el cuidado! justamente es la única forma en la que nos vamos a poder acercar a hacerlo, cuidarse es hermoso, cuidar al otre, darle placer también. Justamente que me hablabas del goce, podemos tener goce y placer y todo puede ir de la mano de una manera hermosa, cuidada, eso también es placentero. Si a mí me cuidas, yo me muero de placer…

-Es el mensaje que habría que dar desde educación, que el cuidado tiene que ver con el placer, ¿ustedes estuvieron pensando un diseño específico para el preservativo?

En realidad, hay varios prototipos en mente: uno sería como una lamina de latex con un adherente a su alrededor que se apoye, también se pensó en algo que se extienda hacia el ano, ese sería el prototipo 1; el prototipo 2 sería exactamente lo mismo con la forma del preservativo interno, en caso de que haya un pene o un dildo de por medio.

Esos son los dos prototipos, pero la realidad es que debemos consultar muchísimo más, porque entendemos que hay personas que no tienen piernas y muchas veces se habla de ligas, de bombachas. Hay todo un proceso detrás, en donde está bueno tener estos prototipos en mente, pero que también pueden ir variando porque hay muchas corporalidades al momento del diseño, la idea es que abarque cualquier práctica sexual.

-¿Pudieron encontrar apoyo en otros colectivos, compañeres o proyectos?

La respuesta es sí, de hecho estamos trabajando actualmente con CASA FUSA, que recomiendo, es hermoso, trabajamos en conjunto, se encontró ese respeto a escuchar nuestras voces, gente grosa que se dio cuenta que tenían cosas para aprender que no sabían, cosas que deconstruir o algo de lo que faltaba información. Pienso en el camino y hubo un montón de gente muy piola, muy copada, y sí, la verdad que hubo mucho apoyo, más de lo que imaginaba.

También tuvimos el apoyo de “Ciclo Positivo” , de “Gineco inclusiva”, capaz que me olvido de alguien, espero que no,  y de un montón de personas que abren su Instagram para difundir el mensaje, como este espacio.
Yo realmente agradezco y estoy feliz, será que soy de otra generación pero no estoy acostumbrada a espacios tan piolas, asi que aguante estos lugares, en los cuales se puede difundir info, se puede hablar sin miedo a ser juzgades, me parece genial, celebremos estos espacios.

Y lo último que me queda por decirles es pasarles el arroba del proyecto @proyecto.preservativovulvas. Si sos abogade, si queres sumarte al proyecto, si sos diseñadore industrial, si te surge algo en la cabeza y queres compartirlo con nosotres podes hacerlo y escribirnos directamente al mail, porque los mensajes que llegan al instagram a veces se pierden, el mail es proyecto.preservativoparavulvas@gmail.com y si tienen alguna duda, lo que sea, pueden consultarnos, estamos para construir juntes.

No Comments

Post A Comment