Loader
Rompo todo - Fotógrafe del mes | Revista Colibri
13873
post-template-default,single,single-post,postid-13873,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Rompo todo – Fotógrafe del mes

FOTÓGRAFE DEL MES – NORUCO, ROMPO TODO
EDICIÓN #88
POR ALANA RODRÍGUEZ

Noruco es una fotógrafa argentina conocida por su proyecto Rompo Todo, en donde desarma y reconfigura imágenes, creando nuevas construcciones visuales. Tiene una muestra permanente en Aérea Teatro en dónde todos los meses organiza el evento «Rompo todo Affair«, en donde participan artistas multidisciplinarios independientes.

– ¿Cómo empezaste en a hacer fotografía? Hay mucha presencia de edificios en tus fotos, ¿alguna vez estudiaste algo relacionado con la arquitectura?

Empecé con la fotografía hace más de 10 años, empecé haciendo cursos y ejercicios de fotografías, desde lo más convencional. Pero siempre me interesó el tema del paisaje urbano, por eso hay tanta presencia de edificios. El paisaje urbano es cómo vive la gente en sus casas, ¿no? Cuando entrás a una casa y todo lo que te transmite de la persona que la habita. Bueno, eso se fue expandiendo de lo más minucioso a lo más grande y terminé fotografiando ciudades, cosa que hoy me encanta.

Me encantan las ciudades pero sobre todo las construcciones. Y no, no estudié arquitectura, hice el ciclo básico común nada más, pero sí me interesa mucho la construcción. Es algo que heredé de mi viejo que daba clases en colegios de formación profesional y siempre laburó con estructuras y demás. Me encantaba ir al taller de él. Creo que también cuando se mueven estructuras que tienen que ver con las construcciones edilicias se mueven estructuras emocionales y eso me encanta.

– ¿Cómo fue el proceso de empezar a desarmar esas imágenes, a reconfigurarlas, a romperlas? ¿Fue una búsqueda específica de comunicar algo o fue algo que fuiste descifrando con el tiempo?

El proceso de desarmar las imágenes y romperlas se fue dando, fui descifrándolo con el tiempo. Al principio a las fotografías les hacía un tratamiento más plástico, las imprimía y arriba las bordaba, las pintaba y demás. Pero desde lo conceptual fui dándome cuenta qué era lo que me llamaba tanto de las ciudades y del paisaje urbano y era la contradicción que hay entre la belleza que tiene, por ejemplo, Buenos Aires o cualquier otra ciudad, en las construcciones, en la arquitectura, y el problema habitacional que tiene que ver con el negocio inmobiliario, con hacer todo para el turismo y la cantidad de gente que queda fuera. Ni hablar de la gente que no tiene dónde vivir, ni dormir. Así fue como empecé, dije: esto está todo mal, hay que romper todo.

– ¿Por qué romper todo? 

¿Por qué romper todo? ¿Por qué no? Si está todo mal, ¿por qué no? Y en lo posible construir algo nuevo. 

– ¿Hay alguno de los lugares de las fotos que tenga un significado más profundo para vos en tu historia personal?

Un lugar significativo en mi historia personal es el Tigre. No soy tan fanática del paisaje como mucha gente cree, pero sí están mis amores, mis amigues. Me hizo muy muy bien en la pandemia pero más que nada es por la gente que la habita, no tanto por la naturaleza. Además porque yo soy una rata de ciudad.

– Las fotografías de la ex-esma me parecen súper contundentes y significantes. ¿Por qué pensaste en hacer esa intervención y cómo fue el proceso?

Las fotografías de la ex-esma sí son contundentes. El proceso de romperlas no me costó mucho, al contrario, necesitaba hacerlo. Pero lo que sí me costó, es estar en el lugar. A pesar de que tiene el centro cultural, a pesar de que el lugar en ese momento estaba muy bien, había algo cuando te metías por los pasillos. Me acuerdo que entré como a un baño que estaba como abandonado, había algo en el clima, en la atmósfera, no sé si es la sugestión, el peso de la historia o qué. Eso se me hizo re-difícil, pero después romperlo… romper me hace la vida más liviana.

– ¿Experimentaste también con otras formas de intervenir fotografías?

Sí, al principio las imprimía y sobre esa foto impresa las bordaba, a veces las pintaba con acrílico, con óleo, con tinta china. Hubo veces en que las quemé, las lijé, les hice una serie de cosas. Ahora estoy volviendo a algo de eso, hay algo de lo plástico. Es que a mí no me alcanzaba con la foto sola y tampoco con el dibujo solo, yo insistía en que tenía que mezclar. Y acá estoy mezclando.

Conocé mas fotógrafes de la sección haciendo click aquí 
Sumate a la RED y apoyanos

No Comments

Post A Comment